cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
Cita
Drama |
07.03.18
  • 0
  • 0
  • 229
Sinopsis

Francis es un chico relleno, no popular, sin amigos y una presa fácil para los matones. Está enamorado de la chica más guapa de la escuela y cree que es imposible llegar a algo con ella hasta un día...

Francis no pertenecía para nada en el grupo de los populares de la escuela, incluso no llegaba ni a los conocidos, que era nada más y nada menos que un nivel más bajo que los "popus". Se trataba de un chico rubio, bajito, relleno y con una cara que servía de hogar para sus grandes granos. Francis cursaba su último año en la escuela y a diferencia de sus compañeros sacaba las mejores notas de la clase, cosa que provocaba envidia en algunos de sus compañeros  y compañeras. Muchos de estos compañeros eran capaces de llegar al contacto físico con el chico par así liberarse de la rabia adolescente, era un objetivo bastante fácil, ya que era indefenso y encima no tenía amigos. En casa las cosas tampoco iban tan bien, su madre falleció hace un año dejando el chico en manos de su padre, quien después de la muerte de su esposa cayó al borde de la depresión. Entre las pocas cosas que motivaban a Francis para ir a la escuela era la clase de Filosofía y Elizabeth... la querida Elizabeth, el joven estaba completamente enamorado de ella. Nunca olvidará el día que habló por primera vez con ella, aunque fue solo, porque ella le preguntó por la hora, para el significaba mucho.

"Me encantaría que sea mía... Es simplemente preciosa. Quiero ver su cuerpo desnudo, quiero tocar sus caderas estrechas, quiero besar su cuerpo atlético, quiero chupar sus labios gruesos... La veo venir, me mira para dedicarme una sonrisa... se acerca a mí... Me coge de la cara y me da un beso introduciendo su lengua... Yo la cojo del trasero y..."

- ¡Granitooo! ¿Estás enamorado del suelo? ¿Qué miras? - interrumpió Mario al soñador.
Mario era el más popular de la escuela, era un chico demasiado alto para su edad, con buena forma física, mala educación y muy poca higiene personal. Francis era su presa favorita para las torturas tanto físicas como psicológicas, así que nada más verlo se alegraba.
Francis no le contestó e hizo un intento para levantarse, pero su trasero gordo y el fuerte empujón de Mario le hicieron caer al suelo. Mario estaba acompañado por dos matones más, quienes eran sus sirvientes, dos hermanos gemelos. De inmediato rodearon a Francis y empezaron a sacar las cosas de su mochila para posteriormente tirarlas por todo el pasillo. Entre una de estas cosas saltó una pequeña hoja coloreada que llamó la atención de Mario. Se trataba de un poema, un poema de amor y lo peor... dedicado a Elizabeth. El matón hizo el esfuerzo de leerlo en voz alta para así dar paso a las horribles risas de los alumnos que paseaban por el pasillo, entre estos estaba Elizabeth.  Al escuchar su nombre, la bella chica se acercó con una pequeña sonrisa en la cara que pronto desapareció al ver el autor del poema y sus matones.

- ¡Dame esto, maldito idiota! - gritó Francis con lágrimas entre sus ojos.
En este momento, la expresión de Mario cambió. Había sido insultado por esta "maldita criatura gorda", había sido insultado enfrente de sus amigos... Se sintió humillado y cuando estaba a punto de rematar a Francis con una patada, intervino el profesor Collins para sacarlo del pasillo.

- ¡Verás! ¡Granito! ¡Verás! - chilló furioso Mario mientras fue empujado por el señor Collins.

-¿Estás bien? - se escuchó una voz dulce. Francis levantó la mirada y sus ojos se iluminaron. Vio a la chica más guapa del mundo, era Elizabeth...

-S-ssí... - contestó él.

- No les hagas caso a estos gilipollas. Algún día recibirán su merecido. Por cierto, me gustó tu poema, es... es bonito.
Al escuchar esto, su cara se volvió roja haciendo desaparecer algunos granos, su corazón aumentó de ritmo y sus manos temblaron, pero se mantuvo en silencio.

- ¿Haces algo después de las clases? - preguntó la chica.

- No. - contestó sorprendido Francis.

- Perfecto. ¿Qué te parece quedar un rato conmigo?
- A..a... V-vvale...
- ¿Sabes el pequeño parque al lado del colegio?
- Si, sé cuál es.
- Pues allí te veo Francis.
- Vale Elizabeth...
En estos momentos Francis era el chico más feliz del mundo, el gordo más feliz del mundo, el "granito" más feliz del mundo... Nunca se había sentido así, era una sensación muy extraña, sensación que no pudo describir. Pasó las siguientes dos horas de clase pensando en Elizabeth, en su cita y en su amor por ella, para nada prestaba atención al maestro Collins. Terminaron las clases y el joven salió "disparado" del colegio para así poder pasarse por la floristería de su tía y sorprender a Elizabeth con una rosa.

- Después me la presentas, eh Francis... - se despidió su tía cuando el chico salió corriendo de vuelta.

Llegó al pequeño parque y se sentó en el viejo banco de madera escondiendo la rosa detrás de su espalda. El parque se caracterizaba por las pocas visitas que recibía, ya que era un parque, dónde se solían juntar drogadictos y alcohólicos, pero esto a Francis no le importaba.
De repente, de lejos apareció el rostro de Elizabeth, pero se quedó quieto observando a Francis con la mirada. Francis la vio y de inmediato se levantó aguantando la rosa con sus pequeñas manos, sonriendo y moviendo la pierna con nerviosismo. A los pocos segundos, Elizabeth se dio la vuelta y desapareció entre los árboles. Francis se quedó mirando como la figura elegante de la chica se alejaba, hasta que vio algo que hizo caer la rosa de sus manos...

Mario y sus matones venían corriendo calentando sus muñecas...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Historia sacada del diario de Butch, un hombre ya mayor que lleva prácticamente casi toda su vida en un hospital mental. Este suceso, el del 30 de Junio de 1952 es la razón por su locura y lo vais a leer ahora.

    Luis se topa con un artículo aterrador de la Deep Web, un artículo que en un principio el joven se lo toma como una mentira, pero más tarde se dará cuenta que ha estado equivocado... demasiado tarde

    Hay algo que me da más asco que cualquier cosa...

    Caso de Bullying ficticio, pero muy cerca a la realidad...

    La pequeña Nancy escucha un fuerte ruido dentro de la casa. A pesar de estar muerta de miedo, sale a investigar para encontrarse con el origen del ruido. No le asusta para nada, de hecho le alegra, pero a cualquier otro le traumatizaría...

    "29 de marzo de 2007"

    Una pareja muy inusual decide irse a pasar el día en una cabaña alejada de la ciudad. Cuando están a punto de cumplir una fantasía sexual, alguien les corta el rollo. Alguien quien les observa con ganas. ¿Pervertido o algo más?

    Finales de los años 20, el crack del 29 se ha apoderado del mundo dejando a miles de personas en la miseria. Sam un amante de las muñecas de madera es obligado a vender las suyas para poder conseguir de comer. Más tarde ve una muñeca que le da mil vueltas a la suyas, para él es muy diferente a todas las demás. No se puede hacer ni la más mínima idea de lo diferente que es...

    Francis es un chico relleno, no popular, sin amigos y una presa fácil para los matones. Está enamorado de la chica más guapa de la escuela y cree que es imposible llegar a algo con ella hasta un día...

    Un hombre cansado del trabajo se despierta de un ruido muy inusual proveniente de su baño, pero no le hace caso. Posteriormente su tranquilidad es invadida por unos gritos aterradores, gritos que el consigue explicar o eso se cree...

  • 43
  • 4.51
  • 369

De Bulgaria. Mi existencia tiene 21 años.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta