cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
COMENTARIO DE SINTIENDO EL SOL – SERENDIPITY 2018.
Reflexiones |
18.08.19
  • 5
  • 4
  • 239
Sinopsis

Hoy he aprendido, que los comentarios tienen cierta capacidad y mi comentario no cabe en su medida.

~~La viajera del tiempo.


Empujado por el viento solar, el asteroide helado vio su destino, estrellándose en el mar de llamas, se disolvió, su frío apagó parte del fuego, el nuevo planeta precisaría de un especial fuego, sin llamas, sin muerte, algo especial nacería del calor, diferente llamado pasión.
En los abismos del océano, en sus frías profundas aguas, el ser se fue creando. Gran cantidad de elementos se fueron fusionando, y formaron un nuevo cuerpo.

El tiempo transcurría sin prisas, tenían todo el tiempo del mundo, la naturaleza del universo creaba un ser especial, hermoso, y le dotó de una clase de existencia diferente a las especies marinas, y para su defensa, le creo don dos sexos, se reproduciría por sí misma, escogería todo de su cuerpo para el nuevo ser, marino y el tiempo favoreció la evolución de esos nuevos seres de los abismos marinos.


Nuevos seres cambiaron la apariencia, muchos morían nada más nacer, la evolución es cruel por naturaleza, pero ese ser abismal comprendió que el espacio natural les mataba, algo fallaba y probaron en la superficie, continuas veces eran devorados por los depredadores, gigantes de grandes aletas, asesinos sin piedad, ellas eran muy vulnerables, el abismo ya no era seguro y dieron un salto estelar, salieron del mar.


La muerte se cebó en el cambio, la transformación era pausada, lenta, muy lenta y morían por doquier, se ahogaban, el entorno les quemaba, y su alimento faltaba, su cuerpo no admitía cambios y descender al abismo en busca de alimento, era un tormento.


El techo era azul, como ellos, sus ojos perdieron el escudo salado, su mente se transformó debido al aire, sus branquias dejaron sitio a bolsas de aire, donde su cabeza recuperaba el aliento de la vida terrenal, ese ser de nuevo empezó nueva mutación, su naturaleza fue sabia, había comprendido, mutación o muerte, la naturaleza decidió la mutación y esa hembra desechó al primer ser que había mutado, ese ser era diferente a ella, reconoció la mutación, miró hacia el espacio, ese azul intenso, buscando su origen, pero no descubrió nada, hasta que una noche, en la playa miraba al oscuro espacio, miles de puntos luminosos, su mente busco su origen, el brilló en sus ojos delató su alegría, era capaz de adentrarse en la noche del universo, hasta que detectó a uno de los suyos, diferente, su olfato detectó cambios, este se acercaba con cautela, ella gimió en forma de quejido, señal de alarma.


El desconocido que se arrastraba, detuvo su movimiento de acercamiento, adivinó que ella no recibía la señal adecuada, se supo enemigo. Su aleta empujó una ola en su dirección, la salpicadura de miles de gotas impregnadas de su efusión le llegó, no era como ella, su cuerpo recibió el mensaje, empezaba la época de la reproducción, y aunque temerosa, de nuevo envió ese gemido sin quejido, y la sombra se acercó lentamente, y pasó la aleta cerca de su cabeza, ella absorbió su transpiración, que ella respondió, sus cabezas se rozaron, de sus bocas escaparon efluvios naturales, estos se transformaban en uno, que ellos bebieron, y sus cuerpos se entrelazaron, ella mostro su hendedura y el macho entro con su ensambladura.


Juntos quedaron, el paso del tiempo no existía, fue era lento, se gozaba de los secretos que su naturaleza les otorgaba y largo tiempo después, ella en la playa arrojó una envoltura marina, parte de su piel, y con sus dientes desgarró la envoltura, descubrió un pequeño rostro que la miraba, tuvo cierto temor, sin embargo su naturaleza el habló, y después de lavarle, ese ser buscó alimento, ella le dejó explorar su cuerpo y descubrió que todo había cambiado, miró al mar con tristeza, había cambios en su cabeza y escuchó como un berrido, mezclado con un gemido, sonrió, era su macho, supo de forma natural del nuevo ser, una mezcla de ambos, ese ser tenía cambios y el macho salió del mar, empujado por las olas, de nuevo juntos, el no paraba de pasar sus aletas por el nuevo ser, supo que era parte de el y su instinto le dijo que debía de protegerles, sabía de depredadores del mar y de la tierra, ya asomaban entre los vegetales, donde se escondían, y el macho gimió mirando a su hembra, ella asintió, el macho le avisaba que iba a cazar, nueva comida y aquel día entre sus fauces, donde la sangre terrenal iba dejando su rastro, colgaba su presa.

 

Le evolución empezaba en lo que mal llamamos TIERRA, primero fue FUEGO, y una vez apagado parcialmente, debería llamarse OCEANOS.


Nota/ Aseguro y afirmo que el ser humano, nada tiene que ver con los primates, ni con ningún animal terrenal.

Mirar nuestras manos y pies, disponemos de membranas, somos anfibios. Nuestras orejas y nuestros pulmones, hay inmersiones en las profundidades abismales, llenando la escafandra con agua del mar mezclado con un tipo de oxigeno diferente.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Nunca creí en esa especie submarina, y como dice Francesc Miralles, los marinos de todo el mundo las mencionan. Tengo muchos libros de la armada inglesa, de todas sus batallas incluso noveladas, y en algunos de ellos, pasan de puntillas por este misterio. Hay otro detalle muy significativo de las profundidades marinas, la regeneración, y el agua del mar cura muchas partes de nuestro cuerpo, ese detalle quizá sea el más importante.
    Una hipótesis en la que existe algo de verdad en el sentido de que la vida empezó en el mar, y tenemos un origen anfibio. Las sirenas son unos animales marinos cuya imaginación de los navegantes les confireron una naturaleza mítica.
    No es una inspiración, es lo que pienso del ser humano, nosotros somos de origen anfibio, por tanto la mujer de la playa, tu sirena, era el texto adecuado para ese largo comentario, tengo la certeza de que las sirenas fueron nuestros ancestros, seguramente millones de años, ya que el carbono 14 no dispone del poder de fechar.
    Curioso comentario... : ) Me alegro de que mi relato te haya inspirado para crear esta bella historia. Un saludo, Rinthus.
  • De nuevo la costumbre ancestral, anticuada, familia conoce a familia, el problema en mi interior se agrandaba. Ya no solo por la diferencia de clases, el problema yo veía desde un lado muy diferente al de ellos. Lyria me venía muy grande, yo era un torpe analfabeto a su lado, seguro que mi coeficiente no pasaba de 4 comparado con el suyo. Hielo en su mirada.

    Todo ha cambiado, hace pocos minutos, revisaba una caja codificada como secretos de la niñez. Mi estado estaba invadido por la nostalgia, y todo se debió a una vieja peli sobre la segunda guerra mundial, el bombardeo de la cuenca del Rhur, donde diferentes presas producían energía para la industria armamentística Alemana. El escuadrón 617 fue el encargado de llevar a cabo la misión, el Avro 464 Lancaster “Dambuster”, este llevaba una bomba cilíndrica llamada de rebote, y entre el 16 y 17 de mayo de 1943, con bastante éxito y pagando un precio alto en la moneda más cara, la vida de 60 hombres, entre pilotos y tripulaciones.

    INTRODUCCIÓN DE LA RECTIFICACIÓN DEL ORDEN. MI OPINIÓN. Reconversión de los capítulos: ANTERIOR AL DIARIO DE UNA JOVEN. 3 Podía ser 5 y 4 es 3, pero 3 es 2 ya que 1 no es principio de su diario. Esto me dice de su estado alterado. He empezado de nuevo, reconozco que me había saltado muchos días, y hasta ahora no me había dado cuenta de su importancia, de cómo empezó a preparar su escapada, la huida de su familia, sin embargo estaba equivocada en muchas cosas, ya que ignoraba lo que era su vida y obedeció a su familia en todo, primero ellas y si queda algo, para EL, y si no, que se joda. Cuando se lo contó, cayó en saco roto aunque fingió otra cosa, su mente tenía un final, escapar y para ello hizo lo vulgar, pero ya llegaremos, e hizo lo más fácil para ella, fue señalar al culpable de todo, EL. Y me atrevo a asegurar que ella. Propició ese odio familiar hacia EL, pobre chica de pueblo, engañada por un tipo de la capital.

    Aquí no se pueden ilustrar los relatos con fotografías y he pensado hacer una prueba. Utilizar la foto del perfil, es suficiente, suelo apañarme con lo que tengo.

    Su sombra era proyectada por la cimbreante llama de la vela, perfumada por lejanas flores. La alargada figura movía las caderas de forma insinuante, avanzaba desnuda y de su mano colgaba un largo fular blanco, y sus pasos estaban pensados, como si anduviera por una imaginaria línea recta, sonreí al descubrir a la mujer del desierto, sus ancestros renacían en ella.

    Los domingos por la mañana, rastreo el rastro, busco fotos y sobre todo agendas, libros y busco, siempre encuentro. Uno de ellos llamó mi atención y rebusqué en ese montón, no había más con la misma letra, pregunté si había más de ese piso, dentro, me dijo el hombre de sucio aspecto. Dentro, un montón de libros apilados entre dos paredes, y tuve suerte, además le coloqué los libros, el tipo mostró perplejidad ante el aspecto cambiado, pero ojo, no soy tonto, le pedí rebaja por el orden, y lo hizo, le dije que volvería y volví. Esto que escribo, tiene partes de la vida de una mujer. Como ejemplo el segundo es de una HEMBRA, el tercero es….

    Hoy he aprendido, que los comentarios tienen cierta capacidad y mi comentario no cabe en su medida.

    Soy un ser mecánico, construido con residuos de metal informático, mezclado con esa pelusa que se adentra, en los lugares más recónditos de nuestro ordenador, portátil o móvil, de ese fino polvo no se escapa lugar alguno, de todo lo que construye el humano.

    Otra noche ha pasado, el amanecer llega como siempre, mi vida es así, los médicos cuando era pequeño, decían que cenaba mucho, que era un glotón, y me hicieron pasar hambre, pero las pesadillas continuaban, no saben nada de la mente y aunque parezca extraño, tengo cierto interés en saber que ocurrirá en mi muerte ¿saldré de dudas?

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta