cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Con esposo y sin primaveras
Poesía |
17.01.20
  • 4
  • 5
  • 409
Sinopsis

Código Safe Creative: #1702172……

 

Vas por la rivera del río que se cruza con tu llanto vaginal escondido,

mujer rota por la pobreza de un hombre que nada sin sentido sobre ti.

Llamas congeladas sobre cama de nubes dando saltos sin complacencia,

aún esperas por el hombre escondido entre las hogueras de tu cuerpo.

 

Bajo la sombra de ese árbol, un libro te conversa de amores prohibidos

y sobre letras abstraes la ausencia de aquel varón  con enarbolado faro.

El blanco de tus muslos trituran los pliegues de unos calambres extraños

cuando dormida en la hierba sacias el tibio paladar con placeres humildes.

 

Abrevada el agua que quedaba, despiertas de un deseo perdido en lejanía,

con el espejo derretido correteando la soledad como una ardilla asustadiza.

Años de matrimonio sin recuerdos, de la dicha impúdica en tu rostro de mujer,

corres hacia las aguas del tibio río con el ánimo de lavar tu mente de sospechas.

 

Pero al llegar a la cascada del bosque, la figura de un hombre desnudo y sin cruz,

empaqueta el desbocado corazón de tus carnes flácidas de pasión por lo ajeno.

El sentido inequívoco de la felicidad dormida, despierta su dormitorio del deseo,

atenuando el  rumor de las hojas  y el canto pajarillo, a la fugaz muerte en ahogos.

 

Besos con sabor a aguas de río recorre la mantilla de ese tu cuerpo al descubierto,

mientras el sexo late tu vientre y los dedos salivaban los tejidos blandos de tu ostra.

Tus pezones endulzan la saliva y los cuerpos se preñan de olores y sabores salobres,

es cuando el Espíritu Santo vuela su paloma ante el mundo, como Dios de los milagros.

 

Ya nada importa si fue real tu sueño embarazado, si de nuevo amaneces con esposo y sin primaveras  

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta