cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Con la luna en testigo...
Reflexiones |
24.10.19
  • 4
  • 2
  • 801
Sinopsis

La impotencia que nos lleva a la tristeza. Aprovecho para agradecer a todos los comentarios a mis publicaciones. Saludos!!!!

No te afanes…

Al igual que aquel cocinero, que perdió su toque especial por consecuencia de años trabajados sin avanzar.

Cocinero contratado por patrones íntegros, que poniendo su situación  en una balanza,  han podido apreciar que este hombre ha sido de gran valor en un pasado, y por ese motivo  lo conservan sin dudar.

Ya no dispuestos a perder clientes a la competencia, contratan a un joven  ayudante, con el propósito de que el mismo aporte el toque especial que el chef local ha perdido.

El restaurante vuelve a triunfar…

El joven ya cansado y aprisionado por la impotencia, de que cada día lo cocine el, y el cocinero sin brillo, brille en su gloria llevando los méritos  inmerecidos. Se entristece…

Mira al cielo, creyendo que de ahí caerá  sobre él, una lluvia de justicia y lanza una pregunta:

¿Hasta cuándo, comeré este bocado amargo de nombre impotencia?

 Su  fe  era tan fuerte, que de una forma audible pasado por un timbre de voz anciana, el escucha:

- No te afanes…

Aunque la tristeza se asome por la noche, con la luna en testigo,

la alegría siempre volverá por las mañanas.

Juguetona  y traviesa alegría, que jugando en inocencia,

se esconde para contar 1, 2, 3 y antes del 10, vuelve al alma.

Alegría dulce, que como morada de luciérnagas,

destapa la triste oscuridad, revistiéndola en luz.

Y  en la luz de la verdad, no habrá quien apague tu brillo.

Todo se arreglara, descansa…

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 131
  • 4.57
  • 24

Me toco ser SAL y no AZÚCAR, aunque sea un fabricante de ilusiones pasado por letras. Guardo mi Fe Todo depende de mi corazón: Cuando alegre compongo e canto, pero cuando me entra la tristeza o nostalgia, solo se desahogarme a través de las letras. Y aunque me falte mucho por aprender, dando tumbos me levanto y aprendo. Gracias a cada uno de vosotros, por la visita y comentario. Para mí la única estrella que tiene valor, son las que iluminan en los cielos.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta