cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Corazon de Hielo
Drama |
25.11.12
  • 4
  • 8
  • 4299
Sinopsis

El corazón es un cazador solitario, a veces puede congelarse pero también se rompe...

Mi corazón se ha vuelto de hielo, mi espíritu el de un luchador noqueado. No soy capaz de sentir. Tras recorrer miles de quilómetros me encuentro en un poblado sin nombre; cercado entre belleza devastadora y aislada. Camarada de millones de entes, trato de ganar una batalla de antemano perdida; lucho contra los insectos. La pasada noche dormí con tres ventiladores conectados. Me preocupa la presencia de los mosquitos, me sobrevuelan. No quiero pensar qué pasará cuando las baterías se agoten. Siento escalofríos, sudoración y dolor de cabeza, ¿síntomas de malaria incipiente, o es el cansancio? Lo sé. Es sólo el menor de mis problemas, la indudable inquietud me acecha en el exterior.

  Curioseo entre las esteras del ventanuco y descubro sus miradas. Los indígenas de este lugar no son los que encontré. Eran diferentes. Los presumía inocentes y sociables. En cambio después de lo sucedido, y tras presenciar como unos seres en cierto modo parecidos a ellos, descendían de las nubes, salían del estómago de un extraño insecto y equipados con asombrosos artilugios, los agasajaban, me hago cargo de su impresión inicial y asimismo, la nuestra. Sin presentirlo nos convertimos en dioses, y también en el germen de la marea mortal que se abatió sobre ellos. Bastó con que, como criaturas radiantes, compartieran con nosotros su tesoro espiritual: sus brillantes piedras mágicas...

  No tardaron en florecer los garimpeiros. Algunos de piel pálida y aspecto jovial como el nuestro. Nada más. Con ellos también llegaron los problemas. Raptaron, violaron y  asesinaron a algunas de sus mujeres. En lo que a cuestiones humanas se refiere, no fue necesario el transcurso de siglos o milenios, de la noche a la mañana los pusimos al día y se han transformado en seres falaces, en verdaderos salvajes. Está claro. Antes de conocernos y sin estar al tanto sobre el significado de términos como: escasez, necesidad o miseria, eran infinitamente prósperos y dichosos. Ahora en cambio, se encuentran pobres como ratas y ansían más. Los encauzamos dentro del sistema cuando no disponen de un céntimo, ni la posibilidad de obtenerlo. Las multinacionales y el Estado ocuparon sus tierras, saquearon sus reservas de brillantes o mejor dicho, diamantes; designándolas propiedad privada o estatal. Las chabolas que empezamos a construir, una vez derrumbamos sus chozas, con los armazones inacabados, están a medio erigir. Mientras, lo único que tienen a mano, los machetes que les proporcionamos, destellan impregnados en la sangre de mis compañeros. Y sus miradas adustas, de profundos ojos negros, atraviesan el muro de ladrillos de adobe y desgarran mi carne con odio.    Forman una partida de hienas al acecho...   Mantengo a Kapúa, la hija del cacique, amarrada a la cama. Si no me han tocado es gracias a ella. Sin disimular mi mirada arrebatada, la observo. Es morena, sugestiva y terriblemente perturbadora. Doy un trago a la botella de ron. Mi mano, temblorosa, acaricia sus cabellos negros dispuestos como finas hebras de seda. La beso. Me obsequia con un doloroso mordisco. Los labios me sangran sin dolor; claro, no siento. ¿Estoy borracho? ¡Qué importa! Frenético, coloco el revólver sobre su sien y lo amartillo, mi dedo se congela en el gatillo. Lo miro; tiembla como el de un enclenque trasnochado ¿puedo sentir? Sí... Lo mismo que mi corazón enardecido derrite su hielo. Con una mezcolanza entre frustración y ansiedad, me doy cuenta. ¡La amo! Ahora, cuando sé que en horas estaré muerto estoy realmente enamorado...   Exhausto me apoyo a su lado, sobre el somier de la cama. Miro dentro de sus ojos, deseo comprenderla y hacer que comprenda. No entiende, tampoco importa demasiado. Mientras amanece, tendré tiempo de contárselo. Como era mi vida antes de ella y como ha cambiado ahora mismo, desde que la he conocido.   José Fernández del Vallado. Josef. Noviembre 2012.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Escribe tus comentarios...Buen relato. Cariños.
    No está nada mal. Tienes ecos de Lowry y de Conrad. Un pequeño problema de estructura: introducir a la mujer secuestrada al final. Debería ir al proncipio, para empezar por el motivo esencial. El final termina en bajo. Habría que subir la intensidad.
    Escribe tus comentarios..."mi espíritu el de un luchador noqueado". Interesante lo que a continuación sigue.
    Estremecedor
    Escribe tus comentarios...Magnífico relato el que hoy nos trajiste, lo disfruté mucho.
    La historia es muy buena. Creo, nada más, que en algunas partes la narración se vuelve confusa. Quizás faltó un poquito más de desarrollo. Un saludo
    Estupendo
    Me ha gustado. Mucho. No creo que haga falta decir nada más. Cinco estrellas hablan por sí solas.
  • Un hombre regresa a una isla del Caribe. Estuvo antes allí, hace unos veinte años. Vuelve cargado de recuerdos y con un propósito incierto, el cual, poco a poco, acabará por meterlo de lleno, en la peor pesadilla que jamás imaginó soñar...

    Trata sobre la vida de dos gemelos. Sus vicisitudes y amores y ante todo desencuentros y aventuras, les llevarán lejos. Más lejos quizá de los que ninguno de ellos pueda nunca imaginar....

    Nada más jubilarse, el maestro Camilo Saelices se retira a vivir en su pueblo: La Asunción. Ocioso y sin saber exactamente qué hacer, los primeros días decidirá escribir su autobiografía, pero algo extraño le sucederá...

    Hace años me encantaba la ciencia ficción, deseaba alcanzar el futuro. Y ahora, hoy mismo, resulta que ya estamos en él. Más que un mundo se trata de un medio, con redes perfectamente desarrolladas y falaces, como las que el gran Orwell imaginó y predijo en su libro: 1984. Organizado mediante una gigantesca Base de Datos compilados a velocidades astronómicas por la vasta red de microprocesadores de silicio —al fin y al cabo máquinas— el «Gran Hermano» patrulla, asalta y saquea sin descanso al conjunto más débil y mal retribuido: la clase media y obrera...

    En la jungla de Papúa hay misterios que pueden resultar tan letales como en determinados momentos resulta el hechizo del amor....

    Os dejo un relato fuerte, duro, real, suave, ardoroso, ficticio. ¿Y por qué no... real?

    Lo encontré en uno de mis éxodos. ¿Estaba al norte o al sur o al oeste? Todo lo que sé es que mis afanes estaban centrados en eludir el opresor imperio de la realidad. Y aquel paraje...

    La descubrí enroscada sobre sí, en la charca de una calle angosta y lúgubre de una ciudad arrasada. Sus ojos de ámbar brillaban con abatimiento sometido, era palpable advertirlo; estaba débil y rendida. Me dio grima y cierta aprensión...

    Por las noches, sin apenas molestarse en recordar en qué deber o compromiso malgastaba las horas del día, se acostaba, dejaba en blanco su mente y soñaba. Unas veces las ceñudas figuras de Hitler y Churchill, saludándose con frialdad acudían a su mente; otras, con quien se topaba era su idolatrada Nastassia Kinski...

    Se llamaba Vera. Era morena y esbelta. Sus ojos negros preservaban una timidez joven y ensombrecida. Sus facciones eran delicadas, sus pómulos suaves. Sus cabellos castaños, suspendidos a ambos lados de su rostro, envolvían unos hombros lineales. Llevaba un chaquetón gris perla, con flecos negros; lo lucía con estilo. Calzaba botas negras de caucho...

  • 136
  • 4.29
  • 578

escribir

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta