cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Cuando los ciclomotores actúen
Reflexiones |
11.04.13
  • 5
  • 2
  • 2737
Sinopsis

Sobre la necesidad de actuar

El ciclomotor echó a volar cual gaviota que de pronto decide ir a pie por el monte. Desplegó sus alas y alzó el vuelo... Ni la espesura de la noche, ni el frío del invierno, amansaron sus ansias... Las estrellas eran como luces restregadas por una especie de criatura mitológica. Sonaban las campanas, sus tañidos golpeaban contra la calma inmersa en los arrabales... Y él lo veía, observaba, desde la altura, a sus viejos compañeros, todavía a aquellos pequeños ciclomotores que no habían aprendido a volar. Se apiadaba del servilismo del que él antes también pecaba, de la soledad que padecían sus camaradas, ahí, abandonados en la calle, tal vez ajenos a la realidad que forzosamente les constreñía. Y desde la tierra, cualquiera que mirase al cielo, vería un cuerpo "desmundado", una cosa apartada... Un misterio desterrado que lograba pertenecer desde la nada. Como quien muere en vida, pero al revés. A cada instante, quedaba fascinado y sonreía. Parecía que ocultase un dolor inmenso. Recordaba, remotamente, las carreteras, igual que un eco muy lejano y apenas perceptible. El asfalto era distinto. Los callejones, que tantas veces había recorrido hasta ayer, eran diferentes, como aparecidos por arte de magia tras inspirarse un brujo en su imprecisa  memoria; lugares extraños y destartalados. Míseros retazos de una verdad reinventada. Después quiso recorrer la luna y los demás planetas, orbitar por la galaxia como una nave sin rumbo en medio del infinito... Posiblemente fue un suicidio premeditado; y aun y así no le importó. Dejó una examine estela. Un vago recuerdo unido para siempre a una noche inconcebible. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 145
  • 4.44
  • 428

Puedes visitar mi blog: http://puntoomuerto.blogspot.com.es/

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta