cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Cuando me vengan a buscar
Reflexiones |
21.10.13
  • 4
  • 6
  • 2395
Sinopsis

Nada que decir, las conclusiones que puedan sacarse son libres.

Cuando me vengan a buscar, hijo mío, no sientas pena ni vergüenza. No sientas vergüenza aunque me arrastren entre sus uniformes color de miedo, que apestan a injusticia, que rezuman el peligroso conformismo de cobardes armados, no te avergüences por mi. Yo no cometí delito alguno, porque no es delito pensar de otra manera, ni creer en una patra y una bandera más justas, más nobles, más limpias.

Creí en todo ello, creí que tenían razón quienes hablaban de un mañana mejor, más justo, para mí y para ti, para todos.

Cuando me vengan a buscar me querrán llevar lejos, me querrán llevar fuera, y dejarte sólo y avergonzado en medio de la calle, la calle llena de vacío donde casi nadie lucha ya ni protesta, donde la gran mayoría malviven atenazados por la parálisis de los cobardes desarmados. La única vergüenza es el habernos rendido, hijo mío.

El único delito es el de aquellos que se han apropiado de nuestras banderas, nuestra libertad y nuestras vidas. No hay justicia que resista a la ley, si no hay pueblo que la reclame.

Cuando me vengan a buscar creerán que pueden cogerme, que pueden elegir el final de mi historia, pero yo subiré a lo alto del tejado, donde tantas veces he subido contigo para regalarte todas las estrellas que conozco.

Volaré una sola vez, hijo mío, porque soy libre para hacerlo, para no dejarme arrastrar por el miedo que paraliza enteras a estas Españas que nos ha tocado vivir, la que nos pisa y en la que somos pisados, todo legalmente, todo en nombre de quien gobierna sin discusión.

Me despido, pues, con todo mi amor. Antes de que me vengan a buscar, antes de que nos desahucien, robándonos esta casa, este sueño, esta forma de vida, como nos robaron la justicia, la sanidad, el trabajo y la esperanza.

No seré como tantos otros. No dejaré de volar cuando me vengan a buscar. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tratando de hacerlo, e incluso, de hacerlo bien. Algún día. Tres novelas publicadas en plataformas digitales, "TIEMPO EN RUINAS", "VIVIR EN EL INTENTO" y "DE ILUSIÓN TAMBIÉN SE MUERE"

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta