cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
cuando naci
Reflexiones |
15.01.21
  • 5
  • 2
  • 236
Sinopsis

reflexiones un tanto erráticas

 

Cuando nací, lloré, pataleé y grité como un hijo de puta. Yo no lo recuerdo por supuesto, pero lo intuyo, ya que todos los bebes hacen lo mismo. Uno nació ¿y qué carajo va hacer? Ya es tarde para todo. Hay que respirar, chupar la teta, eructar cagar y mear, esa es la puta vida que comenzamos. Si tenemos suerte es posible que nuestra mamá nos quiera y nos atienda. Día a día vamos creciendo, recibiendo estímulos a veces placenteros otros no. Aun no somos consciente de que estamos en un mundo lleno de hijos de puta, lleno de peligros, en fin; un mundo de mierda, un mundo del que habría que huir sin dudar; pero claro somos tan ignorantes en ese momento, que nos empecinamos en vivir…; bueno en estar,  en respirar y llorar por alimento, por calor, por sentir que nos limpian el culo y nos abrazan, nos besan y nos hablan dulcemente ; eso con suerte, porque hay tantos bebés, maltratados, golpeados, abandonados… que desde sus primeros minutos en la tierra ya pueden reconocer la tragedia de la existencia.

Uno va creciendo y el entorno le va mostrando lo que significa estar vivo o existir o simplemente estar. Siendo pequeño uno va aceptando lo que el mundo le impone, cierto es que si uno tiene suerte hay una especie de vacaciones hasta los seis o siete años. Por supuesto hay algunos que su calvario empieza cuando nacen y jamás para.

Mis padres fueron amorosos, es decir me querían y se esforzaban por tratarme bien. Mi mamá una vez  me pegó algunas cachetadas, pero más que nada era por su neurosis, no fue por maldad. No recuerdo que mi papá lo haya hecho nunca, si recuerdo que una vez me dijo que no me metiera en política —ya era tarde—, eran los setenta. El me lo dijo solo para protegerme, no era su intención prohibirme nada, pero sabía los peligros que presentaban esos momentos. Luego anduve aterrorizado un tiempo cuando unos salvajes tomaron el poder y se dedicaron a masacrar a quien fuera, sin discriminación, por falta de tiempo y por su propia ineptitud, la masacre tuvo un límite, pero el resultado es terrorífico.

Napoleón estuvo condenado a muerte, pero fortuitamente la orden se traspapeló y lo perdonaron.  Yo jamás podré entender que cuestión fortuita, o que coincidencia operó para no seguir la suerte de muchos otros.

Se sostiene que los seres humanos tenemos la capacidad de pensar y eso nos hace superiores; ay entonces aparecen los terraplanistas o los anti vacuna, uh cuantas neuronas desperdiciadas. En verdad yo no los desprecio, pero me preocupa que haya personas que desisten de utilizar sus neuronas y sean capaces de vomitar sus ideas delirantes, sin autoreprimirse; no creo que haya que prohibirlos, creo que deberían ser desestimados por el resto de los humanos, porque son maléficos.

“pienso luego existo” es una famosa frase de Descartes; un filósofo que tuvo la genialidad de instaurar la idea del sujeto, es decir el que piensa es un sujeto, o sea alguien. Más allá de las críticas que se le pudieran hacer, lo admiré. Siempre me gustó hacer un chiste con el “pienso”, ya que el pienso es un alimento para caballos o animales en general; el chiste bastante estúpido es: “—pienso luego existo—. Dijo un caballo” dando por sentado que el alimento le da vida. Es muy tonto, pero ¿quién dijo que yo soy inteligente?

Pensar es difícil o raro. Claro pensar en boludeces es habitual. Igual yo prefiero alguien que piense sea lo que sea, a otro que solo es pasivo ante el mundo.

Hay una película creo que de Spike Lee, se titula en castellano “haz lo correcto”, un peliculón; hay una escena donde cuatro negros están al pedo sentados en la vereda  y uno de los negros dice una gansada fenomenal, otro le reprocha y le dice eso es una boludez, y el primer negro le dice “pero eso lo dijeron en la televisión “dando por cierto todo sin dudar. Esa actitud pasiva es actualmente una cosa generalizada.  Esa pasividad, es mortal y tendemos a repetir lo que escuchamos en los medios como la palabra indiscutible.

Hay personas que se enojan cuando  en el aula un docente declara su pensamiento, y dice estar a favor de la ley del aborto o del matrimonio igualitario, etc.  Pero no se molestan cuando en una escuela pública, ponen cruces o muestran su simpatía por la religión católica. (Sin ofender). En argentina había que ser católico para ser presidente hasta 1994, ¿acaso no  era más ofensivo? No estoy en contra de ninguna religión, pero creo que debe ser una elección libre; entonces adelante, pero no la impongas a los demás.

Yo no soy quien para definir quien piensa boludeces o cosas trascendentes, porque mi nivel de inteligencia es muy pobre, solo logro discernir que pensar es difícil, es trabajoso, se necesita mucha energía. Esa misma energía que tenemos cuando recién nacemos y gritamos y lloramos a todo pulmón, ahí  no hay explicaciones que valgan, no hay mediaciones. Nacemos y gritamos, solo nos calma la teta, si no hay teta los gritos no paran, nadie puede decirle al bebé, —espera un minuto, tu mamá está en el baño—. ¿Qué me importa? ¡Tengo hambre hijos de puta!!!!

Cuando crecemos y tenemos hambre hay más prejuicios o más obstáculos, si le robamos un sándwich a otro, nos exponemos a un castigo. Es decir ya no vale gritar por hambre, solo vale aguantarse. Ese es el mundo que empezamos a transitar, somos exigentes sin límites al principio y más tarde somos adaptados; sobre todo porque si no las consecuencias serían muy duras.

Uno nace y es un bebé, solo quiere atención, desconoce todo del mundo. No es un sujeto, es solo un objeto, luego crece y allí ya se convierte en un sujeto, es decir cree en ciertas cosas, elige, mira el mundo desde sí. Un bebé se convierte en sujeto con todo lo que ello implica en fin nace objeto y muere sujeto. Un perro nace perro y muere perro, siendo más terminante es posible que ni siquiera sepa que es un perro, nosotros arbitrariamente le decimos perro y encima decimos es fiel, es esto o lo otro, es bueno o malo con categorías nuestras. Por suerte al perro le importa muy poco lo que pensemos  de su “perrunidad” o “perrez “no tengo un término exacto.  Nosotros nos convertimos, cambiamos y sabemos que nos vamos a morir, no creo que un perro tenga ese conocimiento, no tiene que preocuparse por eso, nosotros lo sabemos pero hacemos como los perros.

Viendo la televisión creo que me gustaría ser perro o gato en esos momentos. Uf, es inaguantable. Lo más triste es que les pagan y creo que bien. De cualquier manera el único y legítimo remedio es apagar el aparato.

Nacemos, tenemos un interregno y luego morimos, creo que los gritos y llantos del principio, son una premonición de lo que se nos viene.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Soy psicólogo social y docente en actividad. Me jubilé en una empresa de energía, después de 42 años tengo 68 años

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta