cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Cuando Volvamos a Vernos
Amor |
08.09.18
  • 4
  • 2
  • 498
Sinopsis

Capítulo piloto de un proyecto a largo plazo. Se agradece valoración y comentario.

Cuando Ane levantó la mirada, vio que se encontraba en una estancia oscura, rodeada de una penumbra que la inquietaba e intrigaba a partes iguales. Sus ojos no estaban acostumbrados a la falta de luz, y la angustia crecía en su estómago, creando la sensación de falta de oxígeno en su tráquea.

Súbitamente, los halógenos del techo iluminaron un lugar diáfano que a Ane le resultó extrañamente familiar.

Bajó la mirada, y se dio cuenta de que la habían desnudado. Sus manos estaban sujetas a una superficie rugosa mediante lo que parecían ser bridas de nylon, y notaba el agrio sabor de la sangre humedeciendo sus papilas gustativas lentamente, a medida que movía la cabeza de un lado a otro. Bajó la vista y divisó los extraños dibujos pintados por todo su cuerpo, centenares de dibujos entre los cuales pudo distinguir algunos símbolos neopaganos.

-¿Hola? ¿Hay alguien ahí?- preguntó. Una zona de la estancia todavía permanecía en la más absoluta oscuridad.

Podía verle ahí, al acecho, mirándola.

Un breve pero tenso período de tiempo se le hizo eterno en aquel angosto lugar.

-No estás sola, Ane. Nunca has estado sola.

El miedo recorrió su espina dorsal como una descarga eléctrica. Nunca había estado tan asustada.

-Me dijiste que ibas a ser buena conmigo. Me dijiste que me querías. Y aquí estamos. De nuevo.

El misterioso hombre dio un paso adelante, y Ane emitió un sonoro alarido que resonó por las cuatro paredes del lugar.

-Juguemos- le susurró él al oído, mientras notaba la fría hoja de una navaja clavándose en su esternón.

 
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 25
  • 4.26
  • 603

Si te gusta leer cosas interesantes, bienvenid@ a mi pequeño pedacito de la fantasía.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta