cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Cuento protoposmoderno
Humor |
07.10.10
  • 3
  • 11
  • 9182
Sinopsis

Este es mío solo. También se perdió. Tenía sentido entonces, pero ahora no se lo veo: las terribles consecuencias del paso del tiempo.

— Para llegar a dominar el difícil arte del velocipedismo se requiere una práctica constante y continuada donde las excusas no tienen cabida — dijo don Gustavo, severo profesor de la materia.

— No hace falta salir a pedalear todos los días, haga buen o mal tiempo, basta con no hacer nada que os distraiga de vuestros objetivos — murmuró por lo bajinis el adjunto de cátedra Raimundo, famoso por su arraigado afán de controversia.

Pero los alevines de la Academia no podían evitar, los días de lluvia, encender las gameboys y pasarse largas horas jugando a los adoquines volantes o a las casitas de muñecas, muy de moda por entonces.

Un año, llovió tanto, que el Comité Olímpico tuvo que suspender todas las pruebas debido a la flojera de los participantes.

— Ya lo decía yo — tronó don Gustavo.

— Lo que yo decía — musitó Raimundo.

Al año siguiente, los alevines ya eran cadetes, pero esa categoría estaba por inventar.

Doña Emilia, la conserje, que en su juventud había sido campeona de fondo en carretera, se los encontró llorando.

— ¿Qué os pasa, muchachos? —

— La docencia es la dispepsia, doña Emi — le contestaron entre hipidos.

— Ya, hijos, ya — concedió la muy tunanta.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 134
  • 4.1
  • 691

Soy casi como la sombra gris. Me he acicalado un poco. Domar la guedeja canalla llevará más tiempo.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta