cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Cuernos y Babas
Reales |
13.02.18
  • 3
  • 2
  • 828
Sinopsis

Y para terminar, una singular jornada de caza, muy menor...

                  CAPÍTULO  XX  :  CARACOLES

De tarde en tarde, solía aparecer algún que otro intruso a la busca y captura de caracoles por el campo bravío y el huerto cultivado situados delante de la Escuela Hogar bajo la fachada que miraba hacia el Peñamar.

Para terminar con estas incursiones, principalmente, y también para erradicar la plaga de molestos moluscos que arrasaban con las berzas y los geranios, un buen día, por la tarde, nos pusieron a recolectar los simpáticos animalitos.

Durante un par de horas trabajamos a conciencia y llevamos a cabo una auténtica labor de exterminio. Al finalizar la jornada laboral teníamos varios cubos llenos a rebosar de una masa informe, burbujeante y espumosa. Calculo que no menos de 20 kilos de infortunados caracoles fueron apresados y confinados a lo largo de aquella memorable tarde.

Supongo que en aquella época no debía resultar un manjar muy apetecido y que su cotización se hallaría muy devaluada en el mercado alimenticio. Sólo así se explica que en lugar de intentar vendérselos al restaurante Peñamar, los arrojáramos a las aguas de la ría, allí dónde arranca el paseo del muelle, a unos 50 m. del renombrado establecimiento gastronómico.

Ahora mismo, mientras escribo, me parece estar contemplando la surrealista escena. Nítida permanece en mi recuerdo la visión de los enjambres de conchas y cuernos babeantes, volcados por encima del muro cubierto de verdín y algas, como una singular manada de lémmings suicidas precipitándose en las frías aguas del Cantábrico entre rumores estridentes de pegajoso cascabeleo.

Imagino que, al día siguiente, con la bajamar, las bandadas de gaviotas, siempre al acecho, se darían un auténtico festín, una vez repuestas del asombro causado por la súbita aparición del insólito y delicioso manjar.

Si esa noche apenas logré dormir, no fue por temor a que hordas de monstruosos caracoles mutantes regresaran de entre las frías aguas, ascendieran por la huerta y se colaran por las ventanas para asfixiarnos con su abrazo viscoso, y tampoco porque me remordiera la conciencia por mi participación en el salvaje gasteropodicidio; no, si casi no pegué ojo hasta que el alba comenzó a clarear tras las contras de madera, fue debido al penoso tormento, la espantosa tortura que sufrí por culpa de la terrible irritación de mis manos y antebrazos, provocada por las malditas matas de ortigas tras las cuales se cobijaban los dichosos moluscos de los demonios.

Y reflexionando sobre el asunto llego a la siguiente e irrefutable conclusión: al final, los caracoles se vengaron de alguna manera y tanto ellos como yo pasamos una de las peores noches de nuestras cortas vidas. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Las historias dpn buenas o malas según se cuentan,..., como siempre ésta está bien narrada. Un abrazo Paco.. :)
    Drama y tristeza para los caracoles, alegría para las gaviotas, tormento para los "exterminadores". Cada uno con su cruz. Buen relato, como siempre.
  • Porque en estas fechas, cualquier cosa puede suceder... FELIZ NAVIDAD A TODOS

    Mi nombre es John McKane y ésta es mi historia. En pleno uso de mis facultades mentales, paso a relatarles los inquietantes acontecimientos que me tocó vivir la última Noche de Difuntos, hace hoy exactamente un año.

    Ahora que ya pasó todo o, al menos, eso quiero creer, me dispongo a poner por escrito los singulares acontecimientos que me tocó vivir el pasado 27 de noviembre, hace hoy exactamente dos semana...

    Siempre es importante tener unos vecinos de confianza, especialmente en un lugar solitario, cuando no hay nadie más en varios kilómetros a la redonda...

    Tommy y su madre contemplaban a través del ventanal las hojas arrancadas por la fuerza del vendaval aterrizando sobre la superficie de la piscina...

    Grabados a fuego, con hierro candente. Así permanecerán en la memoria de los ciudadanos de este país, los extraordinarios acontecimientos que tuvieron lugar en aquella memorable jornada del 14 de octubre de 2018...

    Dicen que las palabras se las lleva el viento, pero a veces esas mismas palabras pueden generar un auténtico vendaval....

    Era su primera jornada de caza...

    No existe en el planeta Tierra, ni aun en la inmensidad del Universo, fuerza alguna con la que se pueda comparar.

    Feliz Día de San Valentín.

  • 109
  • 4.63
  • 16

Desde niño, he tenido en los libros a mis mejores amigos y "quién tiene un amigo, tiene un tesoro " ; al día de hoy, sigo buscando cofres enterrados y disfrutando del botín. Os invito a conocer mi blog: castroargul3.blogspot.com.es

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta