cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Cuestión de expectativas-viernes.
Reflexiones |
17.04.17
  • 0
  • 0
  • 943
Sinopsis

Quisiera parar el reloj, que el día fuera mucho más largo, que todo quedara paralizado por un rato menos yo y mi computadora...pero no eso no es posible, parece.

 

 

Cada día se transforma en el siguiente en un santiamén, no dejando que

 

Yo   pueda por fin finiquitar algún objetivo que me haya planteado.

 

Es domingo, terminó la semana y hoy, en este momento, corro el riesgo de que

 

¡Aparezca el lunes y no me deje disfrutar del ahora sin hacer nada!

 

Para crear necesito tiempo sin apuro, tirarme en el sillón blanco de dos cuerpos de la sala y mientras escucho en una posición muy cómoda algo de música. Pero los minutos me atropellan, y  mi mirada perdida a través de la ventana que tengo en frente sigue viajando hasta una verde y elegante enredadera que dispara en mi interior esa sensación de bienestar que me genera una y otra vez, esté donde esté los verdes de los árboles o cualquier arbusto o planta que pueda crecer bastante salvaje sin tanto arreglo.

 

Cuando mi pensamiento vuelve a mi,  ahora ya, el reloj a mis espaldas cual

 

Un ladrón de minutos, se posicionó en un trecho más allá, más cerca de mañana y

 

Más pobre de hoy…

 

Es como estar de novio por un tiempo límite…“vamos  a estar juntos hasta el 14 del mes que viene” supe escuchar de alguna amiga que habría aceptado ese compromiso con plazo de su supuesto amor en una corta cuota…(continúa más tarde o el lunes)

 

 


Ni es más tarde ni lunes, solo otro día en la semana.
Hoy es un día de pocos colores, matices de grises y reflejos brillantes por la constante llovizna
que hace que me quede en casa escribiendo y cada tanto mi mirada abandone la pantalla de la
computadora para vagar sin apuro por el afuera.
No hay pájaros ni abejorros, tampoco los indeseables mosquitos están por aquí, pero se
impone un silencio, denso, profundo. Tal vez está la gente durmiendo la siesta? Adonde se
fueron todos?
Siempre me gustó el silencio, los días silenciosos y las noches lo más mudas posibles, sobre
todo sin los ruidos  generados por máquinas de cortar el césped, o música que viene de alguna casa cuyos dueños están festejando un cumpleaños o no naturales... para dejar paso, a la naturaleza en toda su majestuosidad, grillos demandando a su pareja, algún ladrido por allí, mezclado con los aromas de los pastos mojados como ahora. Este panorama me transporta
a un estado de una armonía muy valorada por mi. (continúa más tarde o el miércoles).

Quiero pensar, pero para eso necesito tiempo, minutos, horas, algo, un poco al menos pero
el teléfono suena implacablemente y los minutos se escurren entre mis dedos que febrilmente
intentan escribir algo casi coherente sobre lo que me aqueja.
Quisiera parar el reloj, que el día fuera mucho más largo, que todo quedara paralizado por un
rato menos yo y mi computadora...pero no eso no es posible, parece.

Hoy es viernes, un día fascinante para mí, lo equiparo a cosas que me gustan , como al ocho, a restaurantes, a bienestar. Y yo ni en restaurantes ni sacándome un ocho, solo intentando pensar como resolver el que no se me escurra como el agua entre los dedos de una mano abierta, el inexorable paso del tiempo.

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Los croatas no somos vikingos, pero él sin faltar ningún día a su ritual, me veía aparecer, camino del colegio, y cuando yo pasaba por su vereda escuchaba ¡hola vikinga!

    Le dijo su primer marido cuando ella le pidió el divorcio, “claro, no quieres depender de mi, Pero en un tiempito nomás, vas a depender del abogado, contador, amigos, mecánico etc”

    Bueno, ya hecho el plan, de alivianarme un poco la mochila de mi espalda sigo con esa sensación de algo que va a ocurrir, inminente no muy agradable.

    La zona de la costanera me encanta porque invariablemente sus puentes me hacen acordar al Sena, parece un paisaje Parisino. Mi imaginación, más la suave música que escucho en el auto hace a éste momento sublime.

    y me llevas contigo a la profundidad azul azul de los mares

    El día en que transcurrió mi historia era frío, la llovizna de a ratos mojaba la ropa y la cara pero aun así, preferí el medio de locomoción más interesante para mí en ese momento.

    Quisiera parar el reloj, que el día fuera mucho más largo, que todo quedara paralizado por un rato menos yo y mi computadora...pero no eso no es posible, parece.

    Creo que muchas cosas y situaciones estaban prohibidas, por ejemplo llorar, decir que se tiene miedo, llegar tarde, reírse fuerte, es decir a las carcajadas.Y sobre todo no hablar de las cosas privadas familiares. Hoy quiero y tengo algo para decir...

    La imagen de Dirk, bajando la escalera…con una nena rubia sentada en los hombros, sonriendo a la mañana,escuchando los parloteos de su voz cantarina, sentada en la mesa de la cocina color verde Nilo, la estufa a leña a sus espaldas,..

    El amor en la pareja, un tema que a mí, me atrae, me lleva a investigar, y me gusta escuchar

  • 26
  • 4.56
  • 141

Me gusta escribir sobre las relaciones y vínculos humanos.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta