cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
De cómo Peter Pan y Ellis Grey me contaron demasiado
Reflexiones |
18.06.15
  • 5
  • 4
  • 1605
Sinopsis

"[...] Peter Pan era un hijo de puta aunque caiga tan bien y nadie lo diga. Ya lo digo yo [...]".

De cómo Peter Pan me quitó demasiado escribía sabiamente Siracusa Bravo. Peter Pan era un hijo de puta aunque caiga tan bien y nadie lo diga. Ya lo digo yo. No deja que crezcas, te mantiene en un estado permanente (lo que en la vida significa “artificial”) de inmadurez, ya tengas 20 o 100. Te tiene esclavo. Y eso no es bonito.

Tú ahí parado, clavado en un bar pero sin bar mientras el tiovivo sigue. Va a ser verdad que la nefasta madre Ellis Grey tenía razón, y eso que la tía era una bruja. No puedes bajarte de los caballitos que giran aunque quieras, porque ahí está el instinto de conservación que te tira de la coleta y te mantiene sentadita en la montura, te marees o no.

It’s a choice, it’s a choice I’m making to move forward, to move past this” reflexionaba la señora en la temporada 11 (me he comido seasons haciéndome autospoilers), aunque ése era su discurso desde la one. Se le veía el florón. ”I can do that, I can do that. All I have to do is begin” (más autospoilers a la saca) afirmaba su hijita Grey, que siempre tuvo más huevos y bondad que su ascendente, la Senior.

Pues eso, que la vida sigue antes y después de un trabajo, antes y después de una ilusión; antes y después de nosotros. Dar valor a las cosas que lo tienen, sacar todo el jugo, toa la sustancia. Vidas que aligeran con el tiempo, que se libran de cargas, que viajan al centro justo de la tierra, la de uno mismo. Finales que son principios y principios que son continuaciones de mantras. El mío: be happy. Y, de cuando serlo pasa por mirar las estrellas sin ansia; por partirte de risa en silencio (sí, se puede; un día os contaré) leyendo citas ilustres en espacios callados; por perderte entre las calles y encontrarte entre en los desconocidos. Serlo (feliz), para mí, pasa por comprender que compartir lo malo es ladrillo vacío que construye humos, pero que las motivaciones, lo bonico y la alegría, en cambio, edifican largo.

Que un Into the Wild (MÁS SPOILERS) todos nos podemos montar: vivir y morir solos, y para eso no hace falta estarlo de facto. Basta con no dejar; con alejar. Esto es recrear un Into the Wild particular (YA SIN SPOILERS) basado en vivir como esclavos, o sea con miedo, como decía el bueno de Roy, before del “like tears in rain”. O sea, vivir centrado en lo que no tienes y no tanto en lo que quieres. Estar con personas por necesidad, porque completen partes de ti que solo tú puedes llenar o, si acaso, tapiar. Esto en vez de encargarte de rellenarte by your side y, “simplemente” (ahí es na) compartirte con los demás. Verdades buscar. Como Yoda yo hablar.

Yo no veo naves más allá de Orión, solo quiero coger lo que me importa y lo que me vale, echar mano de escuadra y cartabón, y tirar unas líneas que formen una bonica constelación. Así rollo Osa Mayor. O un isósceles, da igual.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 👍
    Está cañera la señora :) Me gusta que tires líneas para hacer tus osas mayores :)
    Está cañera la señora :) Me gusta que tires líneas para hacer tus osas mayores :)
    Está cañera la señora :) Me gusta que tires líneas para hacer tus osas mayores :)
  • "[...] La necesidad de mi cuerpo de tener otro pegado que corte el aire, que pare los golpes. Un cuerpo que me abrace toda, que se funda con el mío haciendo uno, piel con piel [...]".

    "Cuando mi imagen se pierde en las sombras, persigo fantasmas de ilusiones vagas [...]".

    "No fue el primero. Posiblemente sí el segundo, pero no sé bien por qué la memoria lo ha empujado hasta salir. Pum [...]".

    "[...] Aquella onomástica noche del 26 de julio fue especial por lo que volvió a rescatar de las profundidades: mi capacidad de amar. Capacidad por la que, lo confieso, nunca di un duro. Bueno, medio, más bien. Una capacidad que afloró sin saber de dónde aquella noche, y que contribuyó a parar el mundo a nuestro alrededor [...]".

    "[...] Tú eres el destinatario de los goces de este cuerpo, de cómo se estremece y respira [...]".

    "[...] A veces la naturaleza tiene más cardos que otra cosa. Otras, simplemente, te aparece un labrador negro de detrás de unos matorrales para abalanzarse sobre ti y comerse el trozo-gofre que te quedaba en la mano. Forcejeamos, Darwinismo feroz. Colmillacos guapos ¡Dámelo que es mío, cabrón! [...]".

    "[...] La búsqueda de la identidad es una lucha contra fieras que te desgarran la carne si no les pegas un tiro o les clavas un cuchillo para que se desangren y paren. Pura cuestión de supervivencia, no hay más [...]".

    "[...] La mañana se hizo noche y perdimos el rumbo. Entre brandies y cervezas apuramos vidas ajenas, cantamos ausencias, compramos billetes solo de ida. Nos besamos en cada portal que encontramos vacío. Mezclamos nuestras ansias para inventarnos un nuevo nervio; un nuevo escalofrío con el que sentirnos vivos [...]".

    "[...] Fomentar un país de mediocres y no de capaces lo empobrece, y hace de sus ciudadanos seres dependientes de los únicos capacitados para decidir por ellos, para vivir la vida que les deciden deben llevar. Para no provocar la envidia de unos políticos que se saben mediocres para gobernar bien y, lo que es peor, incapaces de poder hacerlo. Una filosofía destructiva en vez de constructiva [...]".

    "[...] Una costalada en plena baldosa como la caída en el Parque de San Francisco en esa mítica auto-foto (ni selfie ni mandangas) conjunta, años ha. Una imagen que desborda felicidad y un hostión de los que hacen afición, dos ingredientes también presentes en los caminos difíciles que algunos andamos por circunstancias, por cosas de la life [...]".

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta