cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
De los de lanza en astillero. Memorias de un niño que creíase hidalgo (IV)
Varios |
10.08.17
  • 0
  • 0
  • 109
Sinopsis

Capítulo IV. De más derrotas y nuevas palizas.

A fe mía que a estas alturas del relato mi cuerpo no presentaba menos llagas que el de Cristo yacente, ni mi ánimo superaba en mucho al suyo, pues si yo no soportaba los pecados del mundo, mis cicatrices daban fe de las bellaquerías de unos cuantos.

Así, pateado, abofeteado, mordido, descalabrado, rechazado y vejado de mil y un modos recobré el sentido por tercera vez. Y más me valía no haberlo hecho porque allí, como reunidos por la fatalidad, se hallaban todos los que, cada uno en su medida, habían contribuido a derramar mi sangre, esto es, el posadero, su esposa, Dorotea, el tal Manolito y su cuasi perro, que guardaba aún entre sus dientes tiras de mi pellejo. 

-¿Sabes dónde estás? ¿Te acuerdas de mí? 

Quien me hablaba no era ninguno de los arriba mencionados así que mi respuesta a ambas preguntas sólo pudo ser negativa. 

-Soy la directora del colegio y ésta es la enfermera.

Dijo "ésta" como también pudo haber dicho "ésto" porque la enfermera eran ciento cincuenta arrobas de cerdo ibérico con bata blanca. Fue ella la que se dirigió al posadero. 

-No se preocupe, está un poco atontado pero es del golpe. 

Lo dijo así, en singular, como si no llevara recibiendo mandobles desde hacía dos días, como si no pasara más tiempo convaleciente que despabilado. Y se lo dijo a él, al posadero, como si no fuera uno de los causantes de mis males, como si no fuera falsa la cara de pena que sostenía en ese instante. Hasta tal punto alcanzaba su cinismo. 

En ésto entretenía mis pensamientos cuando vi a la enfermera enfermera acercarse a mí, a mi augusta nalga para ser exactos, jeringuilla en mano y los ojos de gorrino como platos, dispuesta a hundir la aguja en tan preciado músculo. "Tranquilo, ésto te calmará", decía, como si se pudiera estar tranquilo ante semejante panorama. 

Por supuesto no me quedó otra que quitarle la jeringa de las pezuñas, orondas y torpes como toda ella, e introducírsela por uno de sus orificios nasales. "Oink, oink", gemía, pero yo ya le había saltado a la cara y la habría mordido si el posadero no me hubiera sujetado. La enfermera se arrancó entonces la jeringuilla de las napias y asió una escupidera metálica con la que ya empezaba a darme derechazos. Cuando se le cansó la diestra continuó con la zurda y cuando se le cansó ésta también, volvió a la derecha. "Este niño no escarmienta", decía la posadera mientras sustituía a la marrana para que descansase, y entre golpe y golpe mencionaba algo sobre la inconveniencia de los castigos físicos pero que el gilipollas del niño no entendía de otra forma, que hay que ver los disgustos que le daba y que cuando llegase a casa me iba a enterar (¿?), y le cedía el puesto otra vez a la enfermera, que volvía a atizarme con más fruición si cabe, que ya se sabe que los cerdos en cuanto ven un poco de sangre se vuelven locos. 

Fue entonces cuando pensé, con la lucidez de la duermevela ya tristemente habitual, que a ella no la había calmado mucho la inyección. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta