cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
DE OTRA Y EL ESPACIO PARA MIRARLA
Varios |
25.05.19
  • 4
  • 2
  • 183
Sinopsis

Historias de Duque y Martín

“Una mujer he visto cuatro veces

con los ojos comunes de nosotros

cuatromil con los otros

con los de padecer horas inmensas

horas inmensas.”

 

Silvio Rodríguez

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

     Otra me recuerda a mí cuando caminaba por la cuerda floja probando porros y siluetas de sueños insanos o remotos. Otra es cultora de la muerte, devota irreverente del suicidio, gata de jade ansiosa de balas, cuerdas, navajas, o pastillas. Lo peligroso en Otra es que no habla de ello, lo intenta en diversas posturas y hábitos metodológicos. Inesperada y de culo en el piso de su cuarto, la soga se reventó al patear la silla. Flor pálida sobre la camilla que la sube a la ambulancia, la bañera sucia de sangre y hojillas. Fuera de juego con una voladora de tryptanol y whisky, devuelta por un vómito azul paramédico sorpresivo, equilibrista inverosímil entre la vida y la guadaña, licenciada en sustos al amante y asombros de impúdica malicia.

     Otra es como la manzana de Newton: cae justo en el momento preciso, cuando pretendes obviarla te golpea la cabeza con todo el peso esporádico de la gravedad multiplicado por millones de vírgenes y putas y morfina (sugiero una manzana del tamaño de Central Park) y se detiene a tu lado con la devoción de un intelecto altanero que lame tu cara y muerde tu mano: ¿dónde ir después de semejante jugadora impávida? ¿Dónde sostenerse para no caer envuelto en el laberinto de su sombra: cara de muchas caras que albergan amores y colmillos?

     Hola dice Otra / Hola (se ríe con todas las risas, su lengua en mi boca es un vértigo de ojos y caballos) / Mírame / Lo hago (mira con todos los ojos, sus párpados de pájaro se duermen en mis cejas / No me mires / Ya no / Me arde todo / Genial (prende llamas en la piel, su silencio es la voz de la presencia) / Ok, mírame, pero solo eso / Estás un poquito bobo / No lo entenderías / Dímelo / Never / Dímelo ahora / ¿Now? / Please / Inglés básico / No te escapes / Pídete un trago  / Pídelo tú / ¿Brandy? / Ajá / Cara la niña / ¿No me vas a decir? / No soy idiota / Lo eres pero con pausas / Yo escribí eso / En un poema / Un poema sobre mí / Todo es sobre ti / Más o menos / Habla de una vez / Sorry (¿decirte que me quedo ciego si tú cierras los ojos?, claro, seguro que sí) / Vale, igual te amo / Me to / ¿Me qué? / To / ¿Yo? / Sí, tú / Ah / ¿Ah qué? / Ni idea, tu eres el socrático / El mayéutico / El Stradivarius / El medievalista / el pupú de perro / algo así.

     Otra se hace la tonta y cambia de tema. Agarra mi mano y se lleva el dorso a los labios. La besa y sonríe. Uno de sus juegos favoritos consiste en asumir la cortesía galante de los antiguos caballeros: me cede el paso, me aparta la silla, me abre la puerta del taxi o de la pieza, me protege de algo que solo ella puede ver, se enfada si alguna hembra me mira: esa puta, tiene su macho al lado y se te queda viendo.

     / Déjala, no pasa nada / Si pasa, es una bicha / Todas son bichas / ¿Yo también? / Tú también / Y los hombres mierda / ¿Me incluyo? / Al 100% / Es bueno congeniar  / Totalmente / ¿Hotel? / Cruzando la calle.

     Otra se desnuda suavecito: cero dramatismo, cero postura de estoy buenota, agradece, no te lo pierdas, soy la mejor hembra que habitará tus manos, salta de alegría chulito vago, etc. Cuando la ropa cae descubres un cuerpo riesgo-batalla-flor-ave que atardece: pálida silueta abierta en una calle de pétalos incontables.

     / A tu órdenes papi (saludo militar y firme) / Que vaina con tu pubis (baja la cabeza y se mira) / Yo lo veo bien / es muy / ¿Muy qué? / Así como tan / ¿Tan? / Demasiado / ¿Me sobra? / No / ¿Entonces? / Demasiado bello / Bobito / Mucho con demasiado.

     Subirse a Otra es compartir el cuerpo de un ángel en el exilio. Ponerla como quiera es ponerme como quiera: Otra manda obedeciendo. Cuando Otra llega se le enciende la cara en gestos de piel que late, en significados que burlan y evaden las palabras.

     /Que cigarro tan rico / Postcoital made in Germany / Full romántico tu / No pretendo serlo.

     Otra me abraza y me descuelga una mirada que dice: al diablo el acorazado Potemkin, yo los cañones me los paso por ahí, los rajo con la raja, los pulverizo al son de vértigos y caderas.

     / Miras bonito / No me jodas / Eres linda / Deja la pose / ¿Qué pose? / Apreciativa, de tipo duro / Y ese ombliguito / Saca el dedo / Okey / Abre las orejas / Oídos / Mierda y como sea / Listo / No demuestres, disfruta / ¿Y cómo hago? / Chupa tetica y se feliz.

     Otra te hace sentir la vida como un gato que se lame antes de salir a cazar: ojos redondos, orejas en punta, dientes como enigmas que te habitan con su brillo.  

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Un oldman alto, hosco, y feo; hastiado de cigarros, bares, y noches sin término (hembras que llegan y se van, botellas de Whisky, la vieja escuela, el último dinosaurio, y así de pendejadas una detrás de la otra) Me aburre el sexo sin caras ni compromisos (ya tuve suficiente de esas pajas modernistas) Hoy día no me gustan los bares: parecen agujeros para heridos de guerra. Me gustan las personas y los perros (“Esa misteriosa devoción de los perros”, decía Borges) Amo a mi hija y a mi nieta: mis únicas dos rosas, mis últimas palabras. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta