cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Del diario de Jara: SIGUE LA FIESTA
Amor |
15.05.19
  • 4
  • 1
  • 66
Sinopsis

Ocasiones no faltan si hay valentía

Algo respuesta del sofoco tras un par de largos, emano de las aguas y me apoyo en el borde de la piscina mirando al grupo. Comparo el deslucido culo de mi cuñada con el orondo y acogedor trasero de Annie que, contra toda lógica, no tiene un solo rastro de celulitis. Debe ser genético porque a una servidora le ocurre lo mismo, y no es por falsa modestia, pero culos como el mío no son nada corrientes. Volviendo a las comparaciones pongo mi atención esta vez con Dorian, la hermana de mi cuñado Raul, y objeto ocasional de las atenciones de Annie. Esa sí tiene un buen polvo y tengo que llegar si es preciso a la tortura para que algún día me lo cuente con pelos y señales.

 

En esas divagaciones mentales estoy cuando me doy cuenta que he perdido de vista a Annie.

 

Un minuto después sé donde está.

 

Tengo que agarrarme a la piedra blanca. La braga de mi bikini está en mis tobillos, y una lengua conocida explora entre mis nalgas. Cierro los ojos y respiro hondo. Unos dedos atacan mi rajita y se deslizan por mi botón mágico. Annie... Esa lengua me está matando. Abro los muslos con cuidado pero... cae la braguita. Ay... por favor. 

 

Todo cesa.

 

Al otro extremo Annie aflora. Lo sé por el ruido del agua. Me giro y ya no está. Otra vez. Me pilla con la espalda apoyada al borde. Annie... no, ahí no... 

 

La braga vuelve a su lugar. Ella vuelve a la superficie tras su buena acción y me mira pícaramente. Se abraza a mi y noto su calor. Nos sumergimos. Solo bajo el agua podemos besarnos.

 

Al salir al unísono veo a Dorian al lado, mirando. Se ha puesto también el bikini y se tira en bomba. No sé lo que ha visto o dejado de ver, pero no me importa.

 

— está buena, eh?

 

— tú me lo dirás que la has probado.

 

Me agarra por detrás y su mano se hunde bajo el elástico de la braga penetrando en mi sexo. Está lanzada.

 

— Annie, por favor— susurro.

 

— es mi cumple, no?

 

Y siguió manoseando, y yo derritiéndome durante... 

 

Ellos siguen con la paella.

 

.../...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Juntaletras de literatura erotica. Disfruto con las situaciones más que con las descripciones. También hago cómics y pelis de animación.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta