cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
Del viento.
Varios |
11.03.16
  • 5
  • 1
  • 679
Sinopsis

Dicotomia entre lo real y lo ficticio, amenanzandose mutuamente con cruzar la linea del contrario.

Los ruidos se elevan velozmente desde la tierra, impulsados hasta donde su combustible les permite llegar, como si fueran cohetes invisibles, mas no imaginarios; junto a las veloces y dinámicas fuerzas del viento: una suerte de multitud de pequeños soplidos, siempre decididos a actuar en manada.

Ambas energías comparten un mismo domo, esforzándose por llenarlo, por acapararlo, por adoptar su forma y descansar allí, complacidos y egoístas, al igual que la sonrisa de un niño pequeño. En medio de aquella cúpula celeste, se  erige un muro de numerosas torres,  estas guardan  suficiente espacio entre sí para dejar cruzar  a los danzantes ondas. Una protección aparentemente inútil, pero imprescindible y multifacética para quien atisba algunos de sus secretos, como pueden el ruido y el viento.

En la cima de las torres se desarrolla poco menos que un conflicto, una secuencia de retos y alardes, una infantil guerra fría. Los ruidos explotan en un lugar, expandiendo su translucido estruendo para dentro de unos instantes hacer lo mismo en otro sitio del más superficial cielo, se comportan como terroristas, sembrando intranquilidad en su adversario. El viento es una bandada de aves: que vuelan y giran sobre y entre cada una de las puntas de las torres, abrazándolas en el camino, como si tratase de un robusto gigante empapado por la infancia deteniendo a su pequeña madre, mujer que dichosa recibe la envoltura de su manto,  convenciéndolo de su fortaleza, pero colocándole también de manera estratégica  tras de sí para poder conservar su inocencia.

Las torres seguirán allí mientras puedan, liberando al espacio su ocasionales cantos, juntándolos con los de su hijo, vulnerables pese a su dureza y envergadura, ansiando cada una morir de vieja, como se ve que le ha ocurrido a algunas de sus hermanas, las cuales se erigen frente a ellas, extendiendo sus brazos para aun en la inexistencia sentir cercana a su sangre, luciendo trágicamente hermosas, amenazado a quien aman con su caída a cada instante, consoladas solo por las carias de la bandada.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 27
  • 4.64
  • 216

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta