cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

10 min
Delirios
Suspense |
12.04.16
  • 4
  • 1
  • 728
Sinopsis

Una humana, descubre la realidad de su triste mundo y que nunca estara sola. bueno si es que ella lo desea.

En el escenario se encuentran dos jóvenes (Sofía, ladrón)

Sofía (pelea con el ladrón gritando): ladrón, ladrón 

 (El ladrón la apuñala abdomen y ella cae al suelo y mira su mano ensangrentada).

Primera transición

Sofía: (Despierta  donde la había apuñalado el ladrón pero no tenía sangre ni en su camisa y ni en su mano) (agitada) ¡que paso!

Ángel: (La mira extrañado) ¿Sofía, que haces aquí tirada en el suelo?

Sofía: (mirando a todos lados) ¿Qué fue eso fue un sueño, me desmalle?

Ángel: (extrañado) ¿estás bien?

Sofía: (viendo su cuerpo) si, si todo está bien Ángel.

Ángel: ¿Qué te paso te desmayaste?

Sofía: (insegura) si, si solo que fue un extraño sueño.

Ángel: ¿no quieres ir a un doctor?

Sofía: no, no estoy bien solo quiero ir a casa.

(Sofía mira a lo lejos un hombre con un traje de murciélago viéndola a ella)

Sofía: (apuntando) ¡mira, mira eso!

Ángel: (volteando) ¿qué cosa?

Sofía: (desesperada) ¡no lo miras!

Ángel: ¿a quién?

Sofía: (se frota los ojos y el hombre sale de escena)  ¡¿pero donde se fue?!

Ángel: ¿Sofía segura que estas bien? No me digas que as bebido.

Sofía: no, pero lo vi, ¿enserio no lo viste? ¿No viste al hombre extraño con traje de murciélago?

Ángel: (tomándole la temperatura) no tienes fiebre.

Sofía: (respirando profundo) No, no tengo fiebre solo que; hoy a sido un día extraño para mí.

Ángel: mira Sofía voy a dejarte a tu casa y descansa mañana hablamos ok.

Sofía: si, creo que lo que necesito es descansar.

Segunda Transición.

(Sofía se encuentra sentada en un sillón hablándose a si misma)

Sofía: dios que día más extraño y ese sueño parecía tan real.

(Entra en escena el hombre murciélago)

Exegenor: sabes no es saludable que hables sola.

Sofía: (volteando a ver y saltando de susto) ¡quién eres tú!

Exegenor: bueno, bueno Tranquilízate mujer, y escucha (quitándose el casco de murciélago) mi nombre es Exegenor y desde ahora tu serás la única que puede verme.

Sofía: (irritada) ¡no sé ¿quién eres? o que tonterías hablas pero si no te vas voy a llamar a la policía!

Exegenor: hazlo si gustas la que terminara como una loca eres tú.

Sofía: (tomando su teléfono y llamando) ¡policía hay un hombre extraño en mi sala pueden mandar a alguien mi casa está en 235 de la avenida Morazán! (colgando el teléfono) ya viene la patrulla y ellos están a unas pocas cuadras mejor vete loco.

Exegenor: No, los voy a esperar en este sillón (sentándose)

(Entran en escena dos policías) señora ¿dónde está el hombre?

Sofía: ¡NO lo mira esta en el sillón!

Policía 1: ¿no hay nadie ahí?

Policía 2: (tocando el sillón y el brazo de Exegenor) Aquí no hay nada.

Exegenor: te dije tu eres la única que puede verme.

Sofía: (asombrada y después desesperada) ¡enserio no lo miran ¡ ¿está enfrente de ustedes?

Policia1: ahí no hay nadie señora, ¿se siente bien?

Policía2: vamos a revisar los alrededores si miramos a alguien.

(Policías salen de la escena momentáneamente)

Sofía: ¿Cómo, que está pasando, me estoy volviendo loca?

Exegenor: si, si lo estas pero no tanto; mira soy el guardián del plano astral, subconsciente y todo lo demás; después de ese extraño sueño que tuviste te dio la habilidad de verme de forma física. Por eso estas algo loca

Sofía: ¿guardián?

Exegenor: no solos puedes ver con tus ojos mortal, si tu mente se abre podrás ver más allá de lo evidente.

(Entran los policías)

Exegenor: solo diles que has estado en demasiado estrés y miras cosas.

Sofía: (nerviosa) señores policías, perdóneme e estado demasiado cansada y creo que estoy viendo cosas muchas gracias.

Policía1: bueno señora para servirle.

Policía2: descanse y siempre a la orden.

Sofía: muchas gracias.

(Policías salen de la escena)

Sofía: si me estoy volviendo loca, haciéndole caso a mi amigo imaginario.

Exegenor: (alegre)  me han llamado de muchas formas pero esa es nueva.

Sofía: y ¿porque puedo verte?

Exegenor: ese sueño que tuviste tuvo que ver pero es extraño,  y no estoy seguro porque pero dejando el cómo conseguiste tu visión debo advertirte; la gente normal no puede ver seres como por una razón  y no es natural; tienes que cuidarte si otros espíritus como yo  se dan cuenta que los miras algunos intentaran atacarte.

Sofía: ¿Qué espera? Me dices que hay mas como tu.

Exegenor: tranquila yo voy a cuidarte ese es mi deber (sonriendo maliciosa mente) (poniéndose el casco de murciélago sale de escena)

Sofía: (gritando) ¡espera! (sentándose en el sillón) mañana va a ser un día real mente largo.

 

Tercera transición.

(Sofía esperando en una mesa a Ángel)

(Entra Exegenor)

Exegenor: hola Sofía que tal dormiste ayer.

Sofía: (intentando ignorarlo) no dormí nada ayer pensando que alguien me estaría viendo.

Exegenor: (sonriendo) ja, ja ustedes los humanos.

(Entra Ángel)

Ángel: (alegre) hola Sofía, ¿Cómo estás?

Exegenor: no la miras que está cansada idiota.

Sofía: (enojada) ¡OYE!

Ángel: ¿Qué paso, que dije?

Sofía: perdón Ángel, no pude dormir muy bien ayer.

Ángel: ¿y eso porque?

Sofía: me dieron una noticia muy extraña.

Ángel: bueno Sofía te miro en el turno de medio día voy a cubrir a Carlos hoy.

Sofía: ya te alcanzo solo voy a terminarme este café.

(Ángel sale de la escena)

Exegenor: ese tipo no encuentra las palabras para  invitarte a salir.

Sofía: definitiva mente soy la única que puede verte.

Exegenor: y vise versa.

Sofía: tú puedes tocarme.

Exegenor: ahora que me puedes ver, Si.

(Entra en escena un hombre con un traje de jaguar caminando errante)

Sofía: (sorprendida) y él ¿quién es?

Exegenor: el es  un Callita, el reguarda la realidad, no lo mires a los ojos.

Sofía: (agachando la mirada hacia su tasa de café)

(El callita se acerca a ellos Exegenor se levanta y rodea al callita este lo observa extrañado y de repente el Callita levanta la mesa tirando la tasa y a Sofía al suelo)

Sofía: (asustada) ¡¿pero no lo mire a los ojos?!

Callita: (enojado) ¡humano tu no perteneces aquí debes regresar donde perteneces!

Exegenor: (empujando la Callita lejos de Sofía) Vamos Callita no le quites la diversión.

Callita: ella no debe estar aquí tengo que matarla.

Exegenor: ja, ja eso no va a pasar si yo estoy aquí tonto.

(Exegenor forcejea con el Callita hasta que le causa una herida que hace que este se valla)

Sofía: (temblorosa) ¿Por qué quiere matarme?

Exegenor: sabe que lo puedes ver y el reguarda tu realidad humana y la espiritual, los humanos no pueden estar en los dos planos, para ellos es prohibido.

Sofía: (preocupada) no puede ser ahora un hombre jaguar quiere matarme.

Exegenor: (en vos baja) voy a proteger el sueño.

Sofía: (viendo el cuchillo) ¡¿oye yo e visto ese cuchillo antes?! Se parece al de mi sueñ….

Exegenor: (interrumpiéndola)  debemos estar alerta, va a regresar.            

Sofía: (nerviosa) y que vas hacer.

Exegenor: (riendo) tranquila, yo  debo protegerte.

Sofía: ¿y cuando desapareces?

Exegenor: por desgracia eres mi responsabilidad, (serio) ¡ yo soy el guardián  de este plano)

Sofía: (suspirando hondo) ¿Por qué a mí?

 

 

 

 

 

Cuarta transición.

(Sofía en su casa descansando en el sillón)

Sofía: (seria) Exegenor, ¿Dónde estás? necesito hablar contigo.

Exegenor: (entra en escena) mi dama en que puedo ayudarte.

Sofía: (desafiante) ¡quiero  respuestas!

Exegenor: (riendo) curiosidad humana tan extraña; realmente quieres escuchar la verdad.

Sofía: si, si quiero.

Exegenor: los humanos viven en una isla de ignorancia, creen que su realidad solo se limita a una sin saber que hay millones, solo el hecho de tener un vistazo a otra dimensión los volvería locos.

Sofía: ¿hay otros mundos?  Pero porque yo puedo verlo.

Exegenor: todos los seres vivos estamos conectados de alguna manera, y cada ser vivo es un mundo y este en su mundo crea otras dimensiones, y de alguna forma se vuelve dios en su propio mundo.

Sofía: espera ¿qué? No entiendo,  eso es imposible.

Exegenor: ver me a mi es imposible para los humano y míranos aquí conversando.

Sofía: pero no soy la primera persona en tener sueños.

Exegenor: nosotros somos criaturas más o menos superiores.

Sofía: no entiendo ¿por qué mas o menos?

Exegenor: siempre depende de la realidad en que estemos, en una dimensión puedo ser un ser tan poderoso y en otras más débil que el humano más patético.

Sofía: y al poder verlos en que me convierte a mi.

Exegenor: bueno, los humanos son ratas y tu serias una rata con alas.

Sofía: oye, (enojada) no digas eso, tal vez no sepamos de otros mundos pero nuestra vida es dura, nosotros no duramos para siempre.

(Aparece en escena Callita)

Callita: en eso tienes razón humana.

Exegenor: (poniéndose enfrente de Sofía) atrás de mi.

Sofía: (asustada) no, no puede ser.

Exegenor: (sacando un cuchillo de su túnica) vamos callita ya me as molestado demasiado.

Sofía: (mirando extrañada el cuchillo) ese cuchillo es igual al que me…

(Exegenor y callita se enfrenta uno contra el otro hasta que los dos quedan heridos, caen uno a la izquierda y el otro a la derecha)

Exegenor: (vos alta) vamos Sofía toma el cuchillo y se lo clavas al callita el no te volverá a atacar nunca.

Sofía: (en medio de los dos recogiendo el cuchillo y viéndolo con cuidado) ¿este cuchillo es igual al que me?

Exegenor: (gritando) ¡vamos mátalo!

Sofía: (acercándose al callita temblorosa) tengo, tengo que hacerlo.

Callita: humanos nunca miran más allá.

Sofía: tú quieres matarme, lo siento pero no puedo vivir pensando que alguien me atacara.

Callita: jamás serás libre si me matas.

Sofía: ¿libre?

Callita: no te lo ha dicho verdad.

Sofía: decirme que, (vos alta) ¡él es mi protector mi guardián!

Callita: ¿guardián de qué?

Sofía: (viéndolo extrañada)

Callita: El es el guardián del sueño; tu estas en el plano astral y el té a mantenido en el limbo de lo real y lo subconsciente.

Sofía: ¿me estás diciendo que todo esto es un sueño una mentira? Como creerte.

Callita: (apuntándole) pide algo y en este mundo lo tendrás.

Sofía: (pensando un poco)  Ángel lo quiero ver.

(Aparece Ángel pero con la mirada al frente sin emoción ni reaccion)

Sofía: ¿Ángel? me escuchas, ¿Por qué no reaccionas?

Callita: el no existe; tú lo creaste; (enojado) ¡todo esto es un sueño!

Sofía: (incrédula)  no; no puede ser todo este tiempo solo era un sueño.

Callita: destruye a Exegenor y podrás salir del sueño.

(Sofía voltea a ver a Exegenor)

Exegenor: piénsalo bien humano; todo lo que te dice Callita es verdad, pero no olvides tu verdad yo pude controlar a un mortal y la puñalada que recibiste es tan real como nosotros dos, (enojado) mátame y sal del sueño (sonriendo) regresa a tu mundo real y recuerda que puedes estar muerta y despertar en un cuerpo que no se moverá.

Sofía: (enojada) ¡mentiras! Tú me metiste en este mundo,  todas son mentiras.

Exegenor: no lo son y Callita sabe eso también.

(Sofía voltea a ver a Callita y este solo agacha la cabeza en signo de aprobación)

Callita: escoge la libertad y vive tu vida.

Exegenor: o no aceptes tu muerte y vive como un dios en este mundo, solo es que tu lo imagines y lo tendrás. Vivirías para siempre.

Callita: (vos alta) ¡en una mentira imaginaria!

(Sofía mira el cuchillo y voltea a ver a los dos espíritus)

Exegenor: ¿Cuál va a ser tu decisión Sofía?

El final.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 20
  • 4.52
  • 305

Soy una persona, en busca de convertirce en un mejor escritor.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta