cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Demonio
Terror |
18.01.20
  • 4
  • 8
  • 355
Sinopsis

Sigo sin ser creyente. Atribuyo más los hechos a razones psicológicas que esotéricas, pero lo vivido fue real...

¿Abro los ojos? Todo está oscuro. No se ve ninguna luz. Nada que ilumine lo más mínimo para poder distinguir si tengo los pies separados o juntos. No puedo distinguir si estoy de pie o tumbado, solo sé que estoy descansando. ¿Acaso estoy dormido?

No sabía dónde estaba. Me encontraba en un mar de incertidumbre. De repente, algo choca en mi espalda, no puedo girarme, no puedo mover la cabeza y mirar para mis pies...qué digo, no puedo moverme.

¿Abro los ojos?- No puedo, niego con la cabeza para responderme. Me mira. No sé quién es, o mejor dicho, no sé qué es. Lo noto sonreír. ¿De qué se ríe?
Esto va a peor, ni siquiera sé dónde me encuentro aún y ya noto algo que no para de mirarme y sonreír por ello.

Lo noto caminar hacia donde estoy yo. Quiero girar la cabeza y descubrir qué se acerca aunque en realidad tengo miedo. Puedo sentirlo cerca, muy cerca. Me suspira en el oído sin saber qué dice, sin saber cuál es el tono de su voz...

Me ha tocado. Me acaba de tocar la cabeza y un escalofrío acaba de recorrerme la espalda. Es una sensación de calor lo que siento, pero se me pone la piel como si estuviera soplando viento del norte.

¿Qué fue aquello que chocó contra mi espalda? He olvidado por un momento que algo me dio, pero he podido bajar la cabeza y mirarme los pies, aunque, no los veo aún. Intenta hablarme, pero no puede. No se lo permito. Solamente quiero que me señale la salida y me deje salir de aquí, no puedo aguantarlo más.

Me agarra de ambos brazos, se propone girarme el cuerpo para mirarme a los ojos. Me está girando. Noto como me clava sus uñas. Están afiladas. Noto un líquido caer por mi codo ¿Es sangre? Ha terminado de girarme y me está intentando levantar la cabeza para que lo mire. Lo consigue.

Y los abrí. Me duelen los brazos. No había nada. Solo estaba yo mirando el techo, sudando, con los ojos con ganas de brindar y derramar sus lágrimas. Mi habitación vacía con un rastro que grita que alguien ha entrado. Pero...la cama está empapada, creo que no he sudado tanto. No está empapada, está manchada, pues, era sangre lo que noté cayendo por mis codos. Miro al frente y...me está mirando.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Si sigues escribiendo así voy a tener que cambiar mi escritor favorito jajaja
    Me ha encantado cómo has mantenido la tensión hasta el final y, sobre todo, cómo ha acabado el relato.
    Muchas gracias por sus comentarios
    El terror siempre es enfrentarse a lo desconocido. No hace falta ser creyente para que a uno le pasen cosas insólitas. Pero ese tipo de experiencias suceden a mucha gente sensible, ya que lo material tiene un trasfondo energético, fantasmagórico que se puede manifestar. La palabra esotérico quiere decir realidad oculta, y exoterismo es lo que está en la superficie de las cosas.
    Muy bueno, bien redactado, mantiene la tensión y la incertidumbre de principio a fin. Un saludo
    Alucinante. Me tiene en tensión desde el principio. Espero que sigas escribiendo relatos de este tipo. Me he registrado aquí para leerte jajaja. Muchas gracias
    Buen relato y bien escrito. No sé por qué me imaginé al monstruo de Death Note.
    Buena aportación. Y si es real, me imagino que habrá más material igual de interesante. Saludos.
  • Una cálida voz me despierta e intento buscarla...hasta que la encuentro....

    Consigo levantarme y salir de esa habitación. Todo lo que hago, es en vano....

    Es difícil distinguir cuando estoy dormido o despierto. Intento aclararme a medida que avanzo...

    Aquella entidad me seguía a todas partes. Podía notar sus movimientos, sus miradas, su aliento...

    Sigo sin ser creyente. Atribuyo más los hechos a razones psicológicas que esotéricas, pero lo vivido fue real...

  • 5
  • 4.79
  • -

Me encanta leer desde pequeño. Casi aprendo antes a leer que a caminar. Desde hace unos años siento el gusanillo de escribir todo aquello que sueño dormido y despierto.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta