cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
DENDROASPIS POLYPEPSIS
Amor |
05.02.08
  • 4
  • 3
  • 1708
Sinopsis

La mamba negra es la serpiente más venenosa de África, la más peligrosa del mundo según parece. Rápida, astuta, PELIGROSA. Su piel, entre verde y amarillenta se funde con un gris metálico. Territorial. Dicen que cuando caza, primero muerde y luego espera paciente a que su veneno paralice a su presa. SIN DUDA PARALIZA.

Si. Paraliza. Yo mismo fui mordido por una.

Esta mamba de la que hablo es diferente, única, una mutación de la especie. Quizá más peligrosa aun. De piel blanca, tersa y suave como ninguna he podido acariciar, casi virginal se refleja el sol en su dermis si la acaricia la mañana. A diferencia de la original sus ojos no son de negro carbón si no mucho mas caóticos y seductores. Son de un verde mar que cambia con la luz. Pequeños fragmentos de color ocre rodean sus pupilas extendiéndose como relámpagos que se funden con el iris variable. Te pierdes, lo aseguro. Te pierdes en ese mar profundo, casi hipnótico.

Larga y fina melena adorna sus facciones. Se atusa el pelo con los dedos rizando pequeños tirabuzones que ella misma genera seduciendo con su movimiento lento al observador.

De estilizada y atractiva figura es consciente de su poder. Su cuerpo sutil se nutre de armas de mujer en su justa medida. Su pecho liviano y cintura estrecha descienden hasta una cadera en perfecta proporción a lo anterior. Su imagen es pura elegancia.

Si no pasaste por alto sus detalles, ya eres presa dispuesta.

Demasiado silenciosa a veces, solo habla si tiene algo que apuntar y si tiene algo interior que decir, calla. Forma parte de su mecanismo de defensa. Es misteriosa. A veces un enigma. Para colmo de la presa, su reserva despierta aun más el interés por ella. Algo o alguien la hizo así, es posible que todo un cumulo de circunstancias, quizás la vida misma, tal vez sea que en ningún momento la conocí libre, pues ella es presa de su pasado y su presente, y aun llegando más lejos a su interior que la mayoría, nunca logré que concediera abiertamente su alma a mi persona.

Dos ataques recibí de este maravilloso reptil.

El primero apenas un rasguño que tan solo me ofuscaba. En la lucha ella se abalanzaba sibilando, combatía confiada de su superioridad. Aquella fue una pelea entre depredadores ambos muy seguros de sí mismos en ese momento. Uno atacaba, otro se defendía. Con mayor radio de acción y libertad de movimientos para la serpiente que es dominadora en su territorio, casi fui eliminado de la sabana que compartíamos en aquel entonces.

Con el tiempo la liza quedó en el olvido. Tan en el olvido que de una forma inexplicable y que nadie podría imaginar la relación entre ambos depredadores se tornó más adelante cordial, poco a poco amistosa, se convirtió cómplice, y de ahí, derivó a lo que fue y ES una atracción irresistible e irremediable.

Y se presentó su segundo ataque.

Este a diferencia del primero sin intención de dañar. Y sin embargo parecía sacado de la mejor de las venganzas cual película de Hitchcock por haberte librado del anterior asalto. Querido amigo, saliste indemne de un ataque de la más dura de las mambas negras para encima llevarla a tus brazos más tarde, fue tuya aun sin llegar a poseerla. Pero sin duda, fue tuya. Y ahora, debes pagar. Nadie sale impune de semejante atrevimiento. Soy consciente de que nunca quiso dañarme en este su segundo ataque, pero de nuevo, hay amigo, con quien creías que jugabas. Su nombre y fama no son en vano.

Los días eran de una comunicación e imaginación compartida digna de los amantes más sinceros y dedicados.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Amo a las mujeres. El hecho de describirlas como un superior me fascina. La comparación con la mamba negra ha sido muy acertada. ¡Bien por ti!
    YA SABES LO Q PIENSO, NO SOLO CON ESTE, LO SIENTO NO SOY IMPARCIAL!!!
    bueno, sera una muerte deliciosa.
  • A mi hija

    Lo he colgado de nuevo por que con el cambio de la página (supongo) se había quedado incompleto. Esta vez lo divido en partes. La primera parte esta en mi usuario (MPR).. Espero os guste, para mi es mi favorito sin duda.

    Lo he colgado de nuevo por que con el cambio de la página (supongo) se había quedado incompleto. Esta vez lo divido en partes ya que es un poco largo. La primera parte esta en mi usuario (MPR). Espero os guste, para mi es mi favorito sin duda.

    Posiblemente nadie lo entenderá.

    Lo he colgado de nuevo por que con el cambio de la página (supongo) se había quedado incompleto. Esta vez lo divido en partes. Espero os guste, para mi es mi favorito sin duda.

  • 13
  • 3.92
  • -

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta