cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Desarrollo Fílico - Acto Primero
Amor |
11.06.18
  • 4
  • 1
  • 113
Sinopsis

Literatura cruda; Literatura erótica; Literatura psicodélica

Estúpida niña mágica; ya no baila a gusto sin Trovador debajo de su falda.

(La batalla librada entre el amor y el odio que traes guardados en tus bolsillos cohíbe mi literatura y yo me dejo).

Por alguna razón a la que no me atrevo a darle vueltas ya no logro ser capaz de escribir prosa cruda, cuentos de esos con los que me gusta dar las buenas noches después de una mamada larga y algún que otro verso guardado para dar los buenos días junto con la colilla que dejamos en el cenicero la noche anterior porque íbamos demasiado ciegos.

Ya ni siquiera tiro de estímulos; digamos que ni ellos me sacian a mí ni yo les sacio a ellos. Aún suena Chopin dentro de mi cabeza y mi piel no quiere dormir porque el ambiente es demasiado eléctrico. 

El tiempo y el cansancio cerraba nuestros párpados a la fuerza, pero nosotros no queríamos dormir. Era una buena noche para recitarnos poemas improvisados el uno al otro; aún me duelen tus mordiscos y yo sigo aquí, sentada en este viejo porche sin querer ser vista por nada más que tus pupilas dilatadas; perdida entre humo y deseando con la poca pureza que le resta a mi corazón podrido que no se levante el sol con resaca y te vayas.

Pero ya estás lejos.

He llorado.

He llorado de pena y de alegría.

De pena, porque tanto lo que representa tu ser como el exilio que me regalaste son efímeros.

De alegría, porque he visto como le resta miseria a la vida cuando consigo ver tus ojos tristes siendo realmente felices.

Podría escribir el cuento más ácido y, aún así, en el fondo, ninguno de los dos estaría conforme. Ácido como tu saliva debajo de mi ombligo; ácido como los desayunos que más me gusta llevarte a la cama sin que te des cuenta.

Podría escribir los párrafos más ácidos y los cuentos más tóxicos, pero te gustarían más que recitarme trozos de poemas con rabia y un deseo que todavía ni sabes que existe porque un poema, recitado con una voz rota por el tabaco, el arte y el placer, es más poema.

Retuérceme. Retuérceme y vuelve a improvisar en mi oído una frase en sucio de esas que da miedo regalar.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 31
  • 3.82
  • -

Somos la oda nihilista al amor-odio postmoderno. Somos un viaje de NBOMe. Si estás solo, a oscuras en tu cuarto y aún medio colocado, búfate una y ven.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta