cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
desconsuelo
Reflexiones |
15.10.15
  • 4
  • 0
  • 797
Sinopsis

¿Que ocurre si despiertas al fracazar al suicidarte?

Yace aquí mi ineptitud, no puedo mirarme sin ver eternos errores seguidos de tristes vergüenzas, cuan mal he hecho todo, no pude hacerlo bien, no se hacerlo bien, nunca he podido hacerlo bien, esta es mi desgracia, mi incompetencia, mi discapacidad, traicionada por mi propia mente.

Encuentro en mi cama una mano, esa que pensé que no volvería a apreciar, aquella mano dolorosamente vuelta a ver, ¡demonios, esto está mal!

Cojo el celular junto a mí, inconscientemente llamo al único número que siempre he sabido que sabrá que hacer, ya no pienso en lo que quiero, en lo que me hace feliz, en lo que es lo mejor, mi instinto de supervivencia se apodero de mí, ¡lo volví a estropear!, no puedo hacer nada bien, soy una inútil.

Vuelvo a despertar, mi mano sigue aquí y la cama esta húmeda, me orine, mi cuerpo esta como mi vida es, rodeada de mis desechos, el sol brilla y calienta mi mano, tengo frio, lo merezco, mentira, no lo merezco, merecía morir, debía morir, no puedo hacer algo tan simple como morir, no puedo hacer si quiera eso bien, ¡maldición!, ¡maldita sea!, ¡soy una maldita inútil!

Destellos

Ponen un termómetro en mi boca, escucho voces, preguntas incesantes, no siento nada, solo tristeza, tristeza y vergüenza, me dijeron que no se podía sentir dos emociones al mismo tiempo de pequeña, ¡jodidos mentirosos!, ¡no me digan que puedo sentir, como puedo sentir, es mi maldito cuerpo!, es mi maldita y puta vida.

Una mano me acaricia el pelo… creo que le llaman felicidad, me comienzo a preocupar, ¿cuán terrible es sobrevivir a algo que no debías?, no quiero afrontar la realidad, la consecuencia de volver a hacer las cosas mal, mi ataúd por mi vida, es más barato, más simple y menos decepcionante, quería un ataúd, la vida me entrega una camilla, maldita vida, ¡puta, puta, puta!, no quiero respirar, ni pensar, ni sentir, tengo derecho a vivir, ¡renuncio a mi derecho!, tengo derecho a no ejercer mi derecho, pero es mentira, me mienten, no tengo derecho a vivir, tengo la obligación a vivir, quiero vivir en una sociedad sana, quiero vivir en un mundo que sepa y respete la diferencia entre derecho y obligación.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 15
  • 4.58
  • 126

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta