cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Devoradora de hombres (II)
Ciencia Ficción |
28.04.20
  • 4
  • 16
  • 490
Sinopsis

El primer concepto que percibe en su consciencia es la ausencia de luz y de imágenes. Oscuridad absoluta. La mayor negrura que se puede imaginar.

 

La increíble vivencia de descomposición y dispersión de las partículas que formaban su cuerpo regresa con fuerza y le aterroriza, pero en medio de esa nada no hay donde agarrarse. 

Una sensación flota en el espacio en el que se encuentra. "¿Cómo?" se pregunta dentro de su ilimitado espacio. "No veo, no escucho... no siento el tacto". "Aún así, sé que existo". 

Eso le da alocadas esperanzas. Aún no sabe de qué, pero se las da.

 

"¡HOLA!", el hombre lanza su saludo al aire. "¿Hay alguien ahí?"

 

—Hola Max65.

 

¡Si! ¡Hay alguien!"¿Quién eres?, ¿qué han hecho conmigo?", pregunta con auténtica desesperación.

 

—Formas parte de una especie de circuito cerrado eléctrico, —pronuncia suavemente una voz femenina. —Soy Ada, pero ya lo debes imaginar; me llamaste, ¿no?

 

"¿Dónde me has encerrado?" "¡No puedo sentirte!" "Sácame de aquí ahora mismo!"

 

—Como quieras.

 

De nuevo percibe esa sensación arenosa a su alrededor, partículas que se unen y se funden. Tras unos instantes de desconcierto por fin la materia se recompone. Vuelve a ser él, su cuerpo está ahí, desconcertado, y completo.

 

Su sorpresa es mayor al ver a Ada. Le cuesta entender lo que están mostrándole sus ojos. Su cuerpo está formado por luz. Un desnudo y excitante cuerpo, aunque intangible; es un puto holograma en 3D, pero tan real como él. 

Como él antes. Mientras duraba la observación, éste ha cambiado. Se mira y ve que ahora también es incorpóreo, como Ada. Su cara refleja estupor. Ella sonríe.

 

—¿Qué te ocurre, Max65? —Ada pone cara de no entender.

 

—¿Que qué me ocurre? ¿Donde está mi cuerpo? ¡Y no me llames Max 65! —El hombre está fuera de sus casillas.

 

—¿Acaso no es tu nombre?¿Para qué ibas a usar uno que no es el tuyo?

 

—¿Es que no sabes nada? ¡Nadie utiliza su nombre en las aplicaciones para ligar! —Contesta pensando que algo tiene de verdad la leyenda de las rubias, aunque sean rubias 3D —¿De dónde has salido?

 

—No he salido de ningún sitio, estoy donde siempre.

Eso aún le deja más desconcertado.

—Tu cuerpo —continúa —no se puede materializar aquí, aunque lo intenta. Estamos en un pliegue del tiempo que ocupa el mismo espacio donde habitas tú. Has tenido mala suerte. En el momento en que se cruzaban espacio y tiempo has sido absorbido por las ondas electromagnéticas que se generan en esos escasos segundos.

 

—Y eso... ¿eso es posible? ¿ha ocurrido más veces?, con más hombres quiero decir.

 

Parece que no quiere contestar, pero al final deja escapar un "si", casi lastimoso.

 

—¿Dónde están esos hombres? ¿Han vuelto a su lugar?

 

Un "no" igual de lastimero sale de su perfecta boca.

 

—Explícate —le pide intentando no enfurecerse más.

 

—No puedo decirte más que vuestra esencia no sobrevive en este pliegue más de setenta y dos horas. Las partículas de tu cuerpo se desintegrarán totalmente al no tener un nexo que las mantenga unidas. —Y sinceramente añade: —Lo siento, Max65.

 

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Agradezco tu comentario jabato. Saludos
    Me gusta
    Me olvidaba de decirte que en el Club de Natación de Barcelona, habían muchos médicos, y empresarios. Lo corriente era que un grupo de socios alquilara un piso, y cuando tenían un ligue se la llevaban allí. Luego se contaban las aventuras, y no querían que en este club entraran sus mujeres, porque ellos iban de cualquier manera y se explicaban muchas confidencias (manías sexuales, follones conyugales, etc) y si iban ellas todo esto se acababa. Yo comprendía perfectamente sus líos de faldas y me parecían bien.... jejeje.
    Tienes razón en lo que dices que la gente de ciudad está más evolucionada que la de los pueblos. En El Mareme en general todavía se está haciendo "LA TERRA BAIXA" pero desde la óptica patriotera e independentista. Y el malo opresor es el resto de España. Issac Asimov fue un estupendo autor de C.F. que nos enseñó a todos mucho, y que ahora lo que él dijo en sus novelas como la robótica están de actualidad. Hay cosas que se dijeron en estos relatos de C. F. ya estaban en ciernes y que debemos de asumir.
    Dices que ahora todo ha evolucionado desde el pasado a la época actual. En algunos aspecto sí, pero yo creo que ahora la gente está muy ensimismada con sus manías, se ha vuelto más frívola; no es consciente de muchas cosas y tiene a un altar al hedonismo. Y también se ha agarrado a clichés de moda. Hay estudios socilógicos que dicen que hoy en día a pesar de que la población tiene más estudios, piensa muy poco y es más manipulable. Y yo también lo veo.
    Me alegra que te hay gustado, Francesc. El único nexo con la C.F. pura lo tengo con el gran Asimov. Me dejas con la duda de lo que se decía en la piscina, jeje
    También conozco a un hombre bastante mayor del Club que es muy simpático y escribe de maravilla en una revista de la localidad, pero es un fanático independentista. Siempre dice lo mismo, por lo que he dejado de leerle. Y es que eso aunque tú digas que no es una "deria" como decimos aquí. Una obsesión y los demás no existen.
    La chica de la tienda de vídeos - la que escribía teatro- se le ocurrió escribir una obra en la que salía Federico García Lorca hablando un catalán cerrado. ¡Hombre que disparate, cuando él era un andaluz de pura cepa. Y así se lo dije a ella. Luego la insté a que escribiera cosas mundanas que pudieran interesar a todos y no panfletos. Y que se fuera a Madrid que es la Meca del teatro. Pero ella, que no.
    Cuando murió "Paco el de las rebajas" yo iba al Club de Natación de Barcelona donde había una fantástica piscina de agua fría y allí sólo habían hombres - si supieras de lo que allí se decía te quedarías pasmada-. Y ellos al igual que tu madre estaban preocupados porque no sabían lo que podría pasar, ya que la economía estaba vinculada con aquel régimen. Muchas otras personas brindaron con champán.
    ¡Caramba Serena! Me has dejado asombrado hablando de los pliegues del tiempo y del espacio. Efectivamente estás en la nueva onda de la Física Teórica, que es lo que hay, al menos como posibilidad. Pero esta nueva manera de concebir a la vida cad vez se está imponiendo cada vez más. El cielo de antes es una franja de tiempo y espacio vibracional que cruza al cosmos y a nuestro planeta. Sinceramente me ha gustado. ¿Te interesa la C.F.?
  • Color #0D3434

    Entiendo que bastantes lectores seréis del género masculino, por lo que quizá os sorprendan mis palabras, pero quizá seáis curiosos y el tema sirva para quitar hierro al asunto.

    Por lo visto, no todos tenemos el corazón rojo.

    Tribulaciones frívolas de confinamiento.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta