cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
Diablitos y Diablesas de Serendipity
Humor |
20.04.20
  • 4
  • 8
  • 1020
Sinopsis

Los sucesos y personajes de ese relato son ficticios, así como sus nombres, sus circunstancias sus cuentas bancarias y desarreglos emocionales. Cualquier similitud con personas reales o hechos concretos son producto de la imaginación y la perdida de la razón que últimamente experimenta el escritor. Deseo que este escrito se lea con el mismo el humor con que fue concebido. A mis queridos colegas de letras, los abrazo con el cariño, el respeto y la admiración que siento y merecen. PD: lógicamente quedo a la recíproca para cualquier juego que les parezca pertinente. Hasta la próxima.

 

Que nochecita, ha acertado el servicio meteorológico, que manera de llover, la tormenta eléctrica mete miedo, no va a demorar mucho en que la empresa corte la luz.

 Roluma piensa en leer un rato mientras va llegando el sueño, prende la notebook a ver qué hay de nuevo en “Tus Relatos”, los muchachos siempre tienen ocurrencias frescas.

 Después de revisar por aquí y por allá la página y dejar algún comentario, queda profundamente dormido, a las dos de la madrugada lo visitan emociones perturbadoras que llegan para desestabilizar su descanso.

Figuras difusas van tomando formas diabólicas, deambulan con instrumentos de viento y percusión en su cabeza, inventan intuitivos bailes paganos reviviendo imágenes vergonzosas del pasado. Asoman por las orejas zumbando como abejorros, salen a balconear en los labios pronunciando palabras escandalosas e irreproducibles. Algunos coloraos, equivocaron los caminos y llegaron al estómago haciendo que éste, funcione cual secarropas, centrifugando extrañas sensaciones y restos de mariposas a diestra y siniestra.

La situación se tornó insoportable, Roluma sintió su cuerpo semejarse a una olla a presión, su cabeza un globo al borde de estallar. En ese momento cargado de estrés recordó los consejos de Fransec en uno de sus comentarios y comenzó a respirar por la nariz profundamente, llenando primero el estómago como pez globo, para luego soltar el aire por la boca. De esta manera llegó a recobrar cierta normalidad y sentándose en la cama, rodeó sus rodillas con los brazos, Las mefistofélicas figuras saltaron sobre las sabanas y se ubicaron en semicírculo con sus tridentes negros haciendo gestos amenazantes.

Roluma trató de intimidarlos con una mirada mezcla de desprecio y furia y los increpó:

 - ¡Okupas! ¿Qué hacen en mis sueños? Uds. son los demonios de Serendipity, los conozco muy bien, ella se encargó de describirlos a la perfección y bien expuestos los ha dejado en Demonios coloraos y Pequeñas Diablesas.

-Te equivocas- dijo el más alto- Permíteme que nos presentemos, soy Remordimiento y los aquí presentes, son Culpa, Vergüenza, Acusación, Baja Estima, Rencor, Venganza y Arrepentimiento, hay muchos más, pero están haciendo horas extras en la cabeza de Chus Luvi por no escribir desde hace tiempo en la página y de Jovato por los procaces comentarios que deja a algunas escritoras.

Somos una tortura que llevan dentro todos los seres humanos en común. Oportunidades perdidas que se reprochan, cobardías, no jugarse por los deseos y sueños, desvalorizaciones, así terminan por auto martirizarse.

Roluma levantó su dedo índice acusador y mirándolos fija y gravemente, infirió:

¡Manteneos alejados de mí apestosos de azufre!

Estoy meditando, haciendo sesiones de cuencos tibetanos e introspección, no van a poder engañarme porque sé sobradamente que no existen tales demonios interiores.

-Una vez más te equivocas- Gritó una rellenita acomodándose las calzas rojas mientras entonaba como Luis Fonsi: “…Aquí estoy yo, rompiéndote el corazón…”

- ¡Oh, disculpa sus formas, por favor! Dijo el de la voz mandante, ella se llama Venganza y siempre está preparada para saltar a la yugular. En realidad, tiene razón, nosotros existimos para impulsarlos a tener rencor, rencor contra la vida, rencor contra aquellos que los hicieron fracasar, rencor contra esa pareja que no se comporta como pretenden.

- A callar, lastimoso predicador del mal. -Exclamó Roluma saltando de la cama- Se me ha otorgado por gracia divina el libre albedrío y, por tanto, un triste monigote escapado del averno no puede apoderarse de mi voluntad sin mi consentimiento.

-Pero nosotros…-Dijo un flaco de ojeras prominentes-

- ¡Todos Uds. son unos impostores, tristes marionetas del ego, siempre intentando cargar la culpa en los demás.

 La eterna lucha es entre el ego y el compromiso, ellos son nada más y nada menos, que el agua y el aceite. El ego es la trampa, enceguece para que no podamos descubrirlo, quita el tacto para que no podamos tocarlo, seduce, enamora, nos dice que somos perfectos, que todos los males provienen de afuera y nosotros somos pobres víctimas. ¡Como no va a enamorarnos! Suena tan bien aquello que endulza nuestros oídos y nos exonera de toda carga.

-De rodillas, suplica y sufre -ordenó amenazante con su tridente bien afilado un musculoso joven que por su aspecto, debía haber sido la Ira.  

- ¡Atrás! -dijo Arrepentimiento- Aquí no hay nada más por hacer, no podemos discutir con él argumentos, principios, creencias religiosas o espirituales, nosotros hemos sido diseñados para angustiarlos cuando ingenuamente nos delegan la potestad.

-Pero señor -protestó Vergüenza sonrojada- si cedemos tan fácilmente a sus demandas, puede ser que el mal ejemplo se propague y peligrarán nuestras fuentes de trabajo.

-Conozco un viejo político, de los últimos que va quedando al que le remuerde la conciencia, podemos acosarlo para que nos gestione un subsidio o un seguro de desempleo -comentó Baja Estima-

-No temas -consoló Tristeza - siempre habrá algún incauto a quien tomar desprevenido. La noche es joven, aún tenemos varios candidatos para visitar. La agenda dice que ahora iremos a rondar la cabeza de Gustavo L. Ruiz, si se queda a escribir hasta el alba, tal vez podamos influenciarlo para que nos incluya en sus bonitas y tiernas fábulas. Para terminar la jornada siempre tendremos oportunidad de asaltar los sueños de Gamusino, hay algo ahí, da la impresión que existe alguna forma de auto reproche por no haber podido abandonar el plano platónico literario y lanzarse sobre Serendipity. Jovato lo graficaría diciendo “…no ha consumado sus pensamientos carnalmente y eso lo condena a jugar el rol de amigo tierno que anda a las vueltas, dejando ver su aleta de tiburón…”. Deberemos investigar más al respecto.

Roluma, envalentonado ante la segura victoria, saltó sobre la cama, la mano derecha en alto mostraba la estampita de San Cayetano que había sacado de la billetera, mientras en la izquierda blandía cuatro recibos consecutivos de sus visitas al analista. La diablada corrió despavorida hacia la puerta de calle chocándose y empujándose al grito de: ¡volveremos, volveremos, volveremos otra vez!

Cuando el último colorao salió con la cola entre las patas, el desencajado escritor cuyas facciones metían más miedo que Jack Nicholson en “El resplandor” pegó un portazo gritando:

-¡Fuera de mi vida resaca del infierno! Vayan a animar otro baile de disfraces, aquí ya se ha tomado nota que los demonios interiores somos nosotros mismos.

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muy bueno!!!! Un relato sincero con una carga de bondad y compañerismo, sin dejar de lado la originalidad del mismo. Felicitaciones Roluma, saludos.
    Muy bueno... UN placer leerte, como siempre.
    Un relato entretenido y divertido. Felicitaciones.
    Muy bueno a veces esta muy bien este tipo de relatos que muestran el buen rollo entre los que estan aqui un saludo
    Me ha gustado como todos tus relatos.
    Amigo Roluma, es un placer que te hayas inspirado en mis pensamientos. Has hecho un buen trabajo; espero que no te hayas quedado con ningún diablillo por ahí, jejeje. Un abrazo!
    Que buen relato. Me he deleitado mucho. Un final contundente: los demonios interiores somos nosotros mismos. Saludos y gracias por compartir.
    Bastante cómico. Saludos
  • Creación desde los juegos de la niñez a las anécdotas escuchadas en México.

    “La idea es introducir un elemento nuevo a los cuentos tradicionales para que se modifique la historia y surja otra, tal vez con un giro totalmente diferente. Es una propuesta del maestro italiano Gianni Rodari. Si el elemento que se introduce es un elemento de la modernidad, más impacto tendrá en el cambio de la historia” Los invito a esta experiencia lúdica y divertida. A crear ilimitadas nuevas historias. Abrazos, amigos.

    Personajes de un pueblo chico. Anécdotas simples sin ahondar en ninguna particularidad.

    Los prejuicios en todas sus variantes hacen tanto daño como las tiranías, dijo alguna vez el cuentista Martín Gil.

    Las señales siempre están. A veces no tenemos la capacidad de verlas. Otras, las desoímos por conveniencia.

    Desde las tripas. Con el dolor y la impotencia a flor de piel. https://www.pagina12.com.ar/286692-solange-musse-murio-sin-que-su-padre-pudiera-despedirla

    Basado en un hecho real, escribo mi primer fábula como homenaje a los autores de esa gesta. En el centésimo aniversario de la muerte de Don Alois, quien al prohibirle casarse en 1867 con Magdalena sin que alguno de los dos renunciase a su religión, desarrolló la historia aquí contada. Los sucesos fueron el puntapié inicial del Registro Civil y el casamiento Civil en la Argentina y posteriormente del divorcio. Pido Disculpas a Gustavo l. Ruiz ( el mejor).

    ¡Donde está el Dr. Somner?

    El final estaba claro. A veces alguien mete la cola.

    Muchos la describen como único capital. Otros prefieren enfocarse en lo que sucede "en el mientras tanto". Ella sabe esperar. Soledad. Es su juego.

  • 72
  • 4.49
  • 331

Soy águila. De las que vuelan alto. De las que ven sin proponérselo. Tengo maestros de los que no acepto palabras. Tengo lapices que dicen lo que siento. Cuando vuelo mi vuelo, cuando respiro mi cielo.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta