cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

5 min
Diálogos, después de todo
Humor |
16.05.18
  • 0
  • 0
  • 55
Sinopsis

.

Son las cosas de este mundo las que deben tener lugar en la literatura, llamando al pan pan y al vino vino, todo tierra a tierra, o el lenguaje de la escritura se empobrece en el ocio abstracto. Criollismo, raíces vernáculas es la idea que nuestros padres literarios nos han legado, y no eso que un empleado público se acuesta normalmente en su cama y se despierta transformado en cucaracha a las resultas de un sueño inquieto... por ese camino no se va para ningún lado. Te lo digo yo, Munro.

-No sé, pero leer algo que no enseñe nada, que no aclare nada, que no tenga preguntas ni respuestas, creo que también sea interesante. Del resto, hablemos claro, la profe todavía no explica para qué sirve leer; entonces el asunto es que justamente porque no sirve para nada es porque se lee. Digamos algo así que se lee por la pura emoción, o el placer de leer. ¿Para qué sirve escuchar cantar una alondra, o tirarse en pelotas a un río? Para nada sirve, fuera de la emoción o el entusiasmo. Si me dejo andar más lejos aún te puedo preguntar qué cresta es la felicidad?

-No sé qué tiene que ver esta pregunta con la literatura, en fin, creo que depende porque para Marquito, el Cara de tabla para sus amigos, la felicidad es cagar con diarrea...

-Ya la cagaste pu' Munro, en todo caso la felicidad es, porque se lo leí ayer nomás Darwin, es: “Tener salud y entusiasmo”.

-Te pierdes en lugares comunes, Alzú, pero ¿Quién sería Darwin? ¿El de los monos?

-No tengo idea, pero creo que sí, pero es mejor volvamos a lo nuestro, Munro, te decía que hay que escribir sin seguir la huella de nadie, fluir como el agua, ya con árida indiferencia, ya con transparencia y lo más lejos del sentimentalismo, porque este es un sentimiento de evitar.

-Por qué evitar el sentimentalismo, y Corín Tellado, entonces, que es más leída que puta la huevá que es leída.

-Por que el sentimentalismo es falsa nobleza del alma, es cebolla en sí misma, en cambio la lectura es ritmo y sonoridad.

-Pa'mí que tú estás harto confundido, Alzú, y no te sacarás más de un dos en la interrogación, porque la poesía es una cosa y la retórica es otra cosa, como otra cosa es lo natural, lo verdadero, lo real, nada de preciosismos, nada de escritura sonambulesca, nada de búsqueda de paraísos verbales intercambiables en cada esquina, digo en cada frase y en cada renglón. No se debe buscar la fugacidad universal en las nubes de lo abstracto e inconsistente, sino en lo concreto del surco y el terrón.

-¿Estarás diciendo de dónde nace el bien y de dónde nace el mal en la lectura?

-No, precisamente, pero te lo puedo decir igual. Mira, una mala lectura, que es casi lo mismo que una mala escritura, aunque pareciera que no es lo mismo, pero en este caso no es importante. Te iba diciendo...

-Si todavía no has comenzado a decir nada, pu'huevón.

-Calma y sangre fría, si me acabas de confundir los planos de la idea. Digo que, por fuerza de cosas y de hechos, la mala escritura, esa que es hija de la mala imaginación aplicada a la irrealidad da origen al mal.

Teniendo ya aclarado el origen del mal, que no es poca cosa por lo demás, paso al segundo esfuerzo, el que ya me viene más fácil, por esto de los contrarios, y tenemos que si el mal nace de la irrealidad, el bien nace de las cosas en sí mismas, en la esencial de la realidad, esa que vive en cada ángulo de una plaza, en cada esquina de una calle, en un vaso de vino rojo topacio, libado en un bar de mala muerte.

-¿Del topacio se hace vino, y rojo además?

-Entonces será el rubí, pero no es importante, dijimos que la escritura debe ser concreta y no contradictoria, donde el escritor sea un pescador que lanza sus redes dentro de su ser íntimo y profundo, porque desde ese mar pueden salir algunas voces o gruñidos personales, y el lector lee y aprecia. En caso contrario no lee, se aburre o se asusta con ese lenguaje de magia negra, donde todo se hace retorcida verborrea, incapaz de aferrar, como lo hace el lenguaje, simple y sencillo, ese milagro extraño y amargo que es la vida y su evidencia.

Y, de este modo concluyo mi parloteo -dice Munro.

Ambos amigos ya comenzaban a entrar en la zona de silencio, porque pronto cruzarían a las tres rubiecitas que iban a un colegio en dirección contraria. Pero antes de la taquicardia, Alzú pregunta.

-Pero dime antes una una cosa Munro, después de todas estas huevas que hemos hablado, se podría decir que hemos llegado a alguna conclusión -pregunta Alzú.

-Creo que sí, aunque anduvimos harto por las ramas del asunto, de igual modo digamos, como quien dice, que al menos para nosotros la lectura es algo que te hace más alegre, más fuerte y más sereno -dice Munro.

-Digamos que, al menos mientras estás leyendo. -Sentencia Alzú, comenzando a ensayar certezas.

-Digamos que terminada una buena lectura, algo nuevo ocurrió en alguna parte de nuestro ser -concluye Munro, redondeando la idea.

Entonces, ambos amigos en total acuerdo de sentimientos, sellan sus conclusiones literarias con un fuerte apretón de manos.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 56
  • 4.62
  • 238

Algo de mí está en lo que escribo.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta