cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Diario de un desamor 2.-Hoy amanecí el día en la calle
Amor |
18.11.06
  • 4
  • 1
  • 867
Sinopsis

Hoy amanecí el día en la calle

Hoy amanecí el día en la calle…regrese a casa a las 10 de la mañana tras la llamada incesante de un ser querido, mi madre. Todavía recuerdo lo tortuoso del camino de vuelta, quizás por que no quería volver a encontrarme con los innumerables recuerdos que mi casa me reportaba, o simplemente deseaba no ser mas esta persona lastimera. Las miradas de gente extraña, que se me clavaban como si de un loco se tratara. Pronto comprendí que no solo soy dueño de mi infelicidad, sino también de la de mi familia, mi madre asomaba del bacón con ojos llorosos e incrédula al observar la triste estampa de su hijo, del que tanto esperaba. En otro tiempo se asomaba para ver orgullosa el marchar del fruto de sus entrañas. Eran tiempos en los que erguido y con la cabeza bien alta paseaba mi floreciente presente y futuro, que sin embargo se veían empequeñecidos cuando se les comparaba a mis salidas con mi chica de la mano.
Desde luego no pase desapercibido esta noche, y desde el cielo me lo hicieron saber las gotas de lluvia que mojaban mi cabeza, ahora descubierta y sin pelo. Como si las lagrimas de mi madre las enviaran desde el cielo, para hacerme saber que no estaba solo en este mundo.
Cuando llegue, malos modos con la que mas me quiere, y mas sufrimiento para su cada día mas débil corazón. ¿Qué puedo hacer yo si mi existencia carece de sentido? Ella no tiene culpa pero sufre igual que yo.
Duermo y deseo no despertar, pero claro… al final despierto y comienza otro tortuoso día. Lo paso como mejor puedo… y eso implica no hablar ni pertenecer a mi grupo familiar, no se, en cierto modo los envidio por tener alguien a su lado que realmente les será fiel eternamente. Puse la mano en el fuego y me queme, debí haberlo previsto pues lo mío con ella comenzó del mismo modo en que me abandona… pobre muchacho aquel que sufrió lo mismo que yo por un comportamiento cobarde.
Ahora antes de dormir volveré a soñar con los momentos mas felices de mi vida, aun la quiero y la querré siempre, deseare no despertar jamás, pero al amanecer volveré a vivir en mi pesadilla, esperando que algún día todo torne y duerma eternamente…


Sergio
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 17
  • 3.62
  • -

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta