cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
Diario de un neófito Vampiro (cap.1)
Fantasía |
07.08.17
  • 0
  • 0
  • 1155
Sinopsis

Me llamo Axel y soy vampiro, bueno... soy vampiro desde hace pocos meses, ser vampiro no es como en las películas, no tenemos colmillos , nos quemamos pero no ardemos al sol (gracias crema solar!), sobre la inmortalidad las películas si que han acertado. Os iré contando más sobre mí en esta pequeña historia que os voy a relatar.

Nací en la década de los ochenta en un país del sur de Europa y tuve una vida bastante normal. Estudié, trabajé... pero siempre sin encontrar mi sitio en la sociedad, creo que no comprendía el juego social humano.

Me convirtieron en vampiro hace diez meses y todavía estoy empezando a entender lo que soy.

La conversión a vampiro fue muy dolorosa, estuve tres meses en cama, como veis tampoco es como en las pelis, una noche dentro de un agujero o en un ataúd bajo tierra y te despiertas siendo un chupasangre, ¡error!, Ni te mueres, ni tardas tan poco. ¡Eso si!, la sangre es necesaria. Os contare como es el proceso de conversión vampírica o “nacimiento Vampírico” y más adelante en algún otro capítulo os contaré cual fue el motivo de esa conversión.

 

La primera parte de la conversión vampírica puede durar unas semanas o unos meses, en los que el creador va absorbiendo la sangre humana y te va alimentando con su propia sangre, hasta que el creador ve la evolución del cuerpo, hay que destacar que hasta que el cuerpo empieza a cambiar sufres de fiebre alta, vómitos, pesadillas, visiones... toda una fiesta de sensaciones horribles. No todo el mundo puede nacer vampiro, hay cuerpos que no soportan tanto castigo, el nacimiento vampírico lo tiene que realizar un “vampiro mayor”, por ley del “concilio vampírico (1.000a.C.)” y solo se puede realizar una vez, a no ser que tu hijo muera.

 

En la segunda parte de la conversión, una vez tu cuerpo vaya respondiendo al virus empieza a dejar marchar tu humanidad para abrazar la Vampírica, esos cambios físicos duelen horriblemente  , los huesos empiezan a hacerse más sólidos, los tendones y músculos se hacen más duros y flexibles, la cabeza te duele por las modificaciones cerebrales que se están realizando, la fiebre es altísima.

Tras estas fases la última es la más complicada, contener tu instinto animal y aprender a alimentarse. Un vampiro no necesita matar a un humano para alimentarse, tras “la caza” de hace siglos, el Concilio ordeno toda prohibición de matar humanos bajo pena de “muerte infinita”. Necesitamos la mitad de la sangre de un cuerpo humano para sobrevivir, unos tres litros. Este aprendizaje nos llevara unos meses, adaptarnos al funcionamiento del cuerpo con sus nuevas aptitudes y aprender a alimentarse.

 

Seguro que os interesara saber cómo puedo alimentarme si no tengo colmillos, cuando te convierten, tu mentor te regala un pequeño estuche con una herramienta similar al punzón que deja unas marcas similares a dos colmillos, no hace falta deciros que este sencilla herramienta inventada hace unos siglos contribuyo un poco más a la creación del mito del vampiro chupasangre. Hoy en día no utilizamos este instrumento -salvo emergencias-, actualmente el concilio es dueño de Hospitales y laboratorios, gracias a ello disponemos de suministro y no hay necesidad de atacar a humanos. Con ello no os quiero decir que no haya muertes o secuestros de humanos, hay una antigua facción en guerra con el Concilio Vampírico.

 La facción llamada “Bloody Rose” o “Rosa Sangrienta” es una organización anarquista vampírica, no quieren la alianza secreta con los gobiernos mundiales, y sí, los gobiernos conocen la existencia de los vampiros, una alianza secreta nacida en la época victoriana e impulsada por el Imperio Británico y que durante los próximos años quiere ver la luz para dar a conocer la existencia de los vampiros. Bloody Rose esta contra esta alianza y la futura salida a la luz de los vampiros, creen en la superioridad vampírica y en que somos la cima de la pirámide alimenticia y los humanos son el alimento de una raza superior . Bloody Rose nació durante la época de la inquisición (1.300 d.C) para defender a los vampiros de la persecución de la Iglesia, por aquel entonces, el vampirismo estaba asociado a lo maligno, príncipes del infierno, los llamaban. Dentro de la inquisición había un grupo llamado “caballeros de la luz” que se dedicaban a cazar vampiros. La caza vampírica no era nada nuevo, pero en aquella época el papa Bonifacio VIII intensifico aquella guerra. Esta historia, lógicamente, nunca ha trascendido. Durante aquella época el Concilio Vampírico consiguió aliarse con el reino francés, esto hizo recordar los tiempos pasados en los que los vampiros llegaron hacer tratos con el gobierno en la antigua Grecia y en los comienzos del Imperio Romano.

Aprovechando el enfrentamiento entre el papa Bonifacio VIII y Felipe IV “el hermoso” muchos vampiros de toda Europa se trasladaron a Francia. Mi maestro ayudo al rey Felipe IV ha debilitar al papa, Mi maestro tenía experiencia como espía tras haber hecho trabajos similares durante el Imperio Romano. Bloody Rose estaba dirigida por el gran maestro Athan – nombre de la Antigua Grecia que significa inmortal- un hombre nacido durante la Antigua Grecia que lucho contra los Persas, en una de aquellas batallas (Guerras Medicas) fue convertido. Hoy en día sigue siendo el gran maestre de Bloody Rose y está en contra de la salida a la luz de los vampiros, el cree que somos una raza superior y que nosotros tenemos verdadero respeto por nuestra existencia, mientras los humanos se matan por pura avaricia y egoísmo innato de su especie. Según Athan, los vampiros solo hemos matado para sobrevivir y durante siglos los diferentes clanes vampíricos hemos coexistido unidos por el Concilio Vampírico mientras veíamos a los humanos hacer verdaderas atrocidades entre ellos, Athan quiere que los vampiros ocupemos el mundo porque somos una especie más desarrollada física e intelectualmente que la humana, se desconoce el motivo del cambio a un pensamiento más fanático del que tenía siglos atrás, antiguamente abogaba por la coexistencia de ambos mundos.

Mi maestro y antiguo amigo de Athan, cree que esta radicalización de sus teorías se debe al asesinato de su esposa por parte de una organización secreta internacional y como en toda historia el amor puede ser bueno y malo, grandes actos de traición, de asesinato, represión... se han hecho por amor. Tal y como dice mi maestro, toda criatura con conciencia y alma si no controla sus impulsos emocionales es capaz de hacer verdaderas atrocidades. Como veis, los vampiros una vez más, no somos como dicen en las películas, tenemos conciencia ….............

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta