cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Diario de un suicida
Varios |
26.06.07
  • 3
  • 4
  • 3182
Sinopsis

      Fue mi primer intento de suicidio. Fallido, por supuesto. De lo contrario no continuaría escribiendo. Me encontró mi hermana, semiinconsciente, agonizante, gimiendo entrecortado en el suelo de la habitación. Casi llevo a buen término mis funestos propósitos. Pero no tuve suerte. Una lástima. Ella comenzó a gritar desesperada: “¡Dios mío, pero qué has hecho, cómo has podido llegar a este punto! ¡Por qué no intentaste pedir ayuda antes de llegar al extremo de intentar quitarte la vida!”. Después continuó pidiendo auxilio. “¡Socorro! ¡Mama, Papá! ¡Traed agua! ¡Rápido, traed agua, por dios! ¡Antinomio ha intentado suicidarse! ¡Llamad a una ambulancia!”.


      Después vinieron mis padres. Mi madre lloraba. Intentaba darme a beber agua, temblorosamente, pero yo seguía atontado. Me estaba yendo. Mi padre, mientras tanto, llamaba a urgencias, visiblemente alterado. Sabía que la insuficiencia respiratoria era severa y que haría falta la presencia inmediata de los facultativos del Samur que deberían intentar reanimarme antes de que fuera demasiado tarde. Fue astuto.


      Media bolsa del fatal veneno yacía funestamente sobre el suelo del cuarto, vertiendo sobre la tarima parte de su agotado contenido. La dosis ingerida había sido sobradamente nociva. Mucha gente a estas alturas ya habría sucumbido a la falta de oxígeno. Pero yo soy resistente. Mucho. Eso puede llegar a convertirme en un sempiterno suicida fallido. Espero que esto no se prolongue por mucho tiempo. Debo afinar mejor el tiro. Buscar alternativas. Seleccionar mediante la reflexión y la sensatez el medio idóneo para alcanzar mi objetivo. Pero esa vez fallé. No había nada que hacer.


      Finalmente llegaron los facultativos y consiguieron devolverme a la vida. Yo empecé a recobrar el sentido más o menos cuando la camilla salía del bloque de viviendas. La camilla rebotaba mucho sobre los adoquines. Creo que por esa razón me desperté. El suelo del barrio es un asco. Se encuentra lleno de socavones. El resto de la ciudad no está mucho mejor. Mi cabeza no paraba de percutir contra el duro colchón. Una almohada habría resuelto el problema. No sé por qué demonios nunca ponen almohada en las camillas de las ambulancias. Debe existir algún motivo médico. O terapéutico. Seguro. Si sigo fallando en mi propósito, más vale que me vaya acostumbrando a este vaivén. Más tarde noté cómo comenzaba a desvanecerme en el justo momento en que los camilleros me introducían en la ambulancia. Antes de perder el conocimiento pude escuchar sus comentarios de asombro:


–¡Hay que joderse! ¿Cómo alguien puede intentar suicidarse mediante la ingestión masiva de cortezas de cerdo sin tragarlas del todo ni beber agua después?

–No lo sé, tío -contestó el otro-. Desde luego, hay gente para todo. Y lo peor, es que casi lo consigue.

–No somos nada – dijo el primero-. No somos nada.

–Y que lo digas. No vuelvo a probar una corteza – concluyó el otro-.


      Acto seguido, la ambulancia arrancó, dando un pequeño tirón al salir. Nuevo coscorrón, maldita sea. Después me desmayé, por lo que no recuerdo nada más.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 120
  • 4.09
  • 695

Músico y Cuentista

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta