cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
DIEZ REFLEXIONES SOBRE EL ARTE DE ESCRIBIR CUENTOS
Reflexiones |
07.02.17
  • 5
  • 7
  • 520
Sinopsis

Estas reflexiones son absolutamente personales y de ninguna manera son máximas indiscutibles. Las escribí en un cuaderno viejo como una de mis frecuentes sesiones de autocrítica y no espero que a nadie le sirvan por entero, aunque, por supuesto, si un par de ellas te son útiles me sentiré dichoso.

 

1-. El escritor de cuentos debe ser capaz de plasmar la realidad de manera certera si es que quiere poder arrancar al lector de ella. Sólo si el escritor es capaz de reproducir el mundo real, tendrá el derecho de crear nuevos.

2-. Borges decía que la literatura es un sueño dirigido, bien dicho, sin embargo se le olvidó al argentino declarar que el lector es un corcel indómito que no se deja dirigir fácilmente. Los malos escritores tratan de domar al lector mediante la fuerza bruta, suponiendo que éste debe aceptar el mundo que se les propone. Los buenos escritores endulzan el oído del lector y lo dirigen suavemente por la senda prevista.

3-. Las primeras cinco palabras del cuento tienen tanta importancia como las últimas cinco, o quizás más. De esas primeras cinco palabras el lector decidirá si desea seguir leyendo o si hará cualquier otra cosa.

4-. La extensión, ni muy larga ni muy corta. El cuento debe ser capaz de decir lo que tenga que decir sin necesidad de que el lector sienta que algo hace falta o que algo sobra.

5-. Lo importante no es lo que se cuenta sino cómo se cuenta. En literatura, la forma lo es todo.

6-. Ten cuidado con el hechizo de los adjetivos. Tienen un poder de seducción ineludible y la mayor parte de la literatura buena está construida a base de éstos, pero hay adjetivos vulgares y fáciles que es mejor evitar. Si vas a escribir sobre las piernas torneadas, los senos redondos o los cielos brumosos, quizás te convenga sacar tu creatividad y jugar con adjetivos imprevistos como piernas amazónicas, senos primaverales o cielos psicóticos.

7-. Escribe apasionadamente pero no publiques hasta que leas lo que has escrito con la cabeza fría. Deja reposar tu creación por un par de horas y vuelve a ella cuando el delirio de la pasión se haya extinguido y tu sentido crítico esté alerta.

8-. Los lectores saben cuando estás imitando a García Márquez, a Borges, a Sabato, a Poe, a Lovecraft, a Corín Tellado, o a Pérez Galdós. Los lectores reconocerán tu sello o librea. Trata de no imitar en lo posible o imita llevando el estilo de tus escritores favoritos por otros derroteros.

9-. Toda circunstancia de la vida es susceptible de convertirse en cuento. Piensa fuera de la caja.

10-. El gran problema de la mayoría de los diálogos es que no parecen ser reales. No se sienten como si fueran dos personas hablando en la realidad. No importa si se trata de dos aliens de la galaxia Andrómeda, dos soldados de un cartel de la droga colombiano o dos esquimales calentándose en una fogata, si se siente que la conversación entre ellos es forzada o ilógica es porque simplemente es un mal diálogo.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • De acuerdo con el 5. En cuanto al 6, lo mejor es evitarlos por completo: la única forma de no meter la pata. El 7: dos horas es poco, Horacio recomendaba 10 años. El 8: imitar, si estás empezando, no sería malo; claro que con el tiempo hay que encontrar la propia voz. El 9: OK; El 10: Sí, pero ¿cómo se consigue?
    Me identifico mucho con el tercer punto. Un saludo
    Interesante. La próxima vez nos escribes consejos a los poetas.
    excelente enseñanza. Hay que ser irreverente.Muchas gracias por que te gusto Sara O Connors.Edrapecor
    Algunos puntos los comparto, otros no tanto. Pero me han parecido interesantes y que se deberían tener en cuenta : ) saludos.
    Basntante de acuerdo también, lo que pasa que creo que hoy en día ya se puede distinguir entre lectores digamos "tradicionales" y los de internet. Yo por ejemplo creo que nunca me compraría un libro de relatos integrados por historias de 3 ó cuatro lineas como aqui. La lectura en papel tiene una erótica muy distinta a la de internet.
    En general estoy de acuerdo contigo, pero ya se sabe, las normas se hicieron para saltárselas.
  • Consultar glosario al final.

    Esto es parte de uno de mis ensayos en el que exploro diversas leyendas medievales. No es uno de mis escritos habituales pero espero les sea disfrutable.

    A mi esposa que insiste que elaboremos un proyecto de vida.

    .

    SISIMIQUE: Especie de duende de las mitologías de Nicaragua. Se trata de un ser con apariencia infantil que tiene los pies invertidos, de manera que si alguien le persiguiera iría en sentido contrario a la dirección en que se dirige éste. Secuestra niños y mujeres hermosas con desconocidas intenciones, y es vulnerable al agua bendita y a la música de guitarra.

    CEGUA: Especie de bruja o monstruo de la mitología centroamericana. Se refiere a un ser grotesco, de formas femeninas pero con largas extremidades y un horrible rostro de caballo putrefacto. MICO: Criatura también llamada "Mona Bruja", se trata de un simio colosal y casi invencible. Algunas personas pueden transformarse en este ser por artes mágicas. CADEJO: En la mitología mesoamericana es un perro legendario que protege a las personas buenas de los espectros de la noche. Su mito parece tener origen en el dios-coyote Xólotl.

    ¿Sabes lo que dicen de las balas? ¡Ellas nunca mienten! -DENZEL WASHINGTON, Hombre en Llamas.

    Este relato lo publiqué por acá hace algunos años y ahora que me encuentro editando mi libro LA PIEL DE LA LLUVIA le he retocado los detalles que me chocaban y he creado una nueva versión que espero guste a todos.

    A Borges alguien le preguntó para qué servían los poemas a lo que el argentino, lacónico y contundente, replicó: -¿Para qué sirven los amaneceres?

  • 111
  • 4.75
  • 120

Escritor del libro LA PIEL DE LA LLUVIA, además de ganador del Certamen Literario María Teresa Sánchez 2017, por su ensayo LA CEGUA y asiduo lector de TUSRELATOS.COM

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta