cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
DISCULPA
Reflexiones |
17.11.20
  • 5
  • 2
  • 200
Sinopsis

La disculpa no me ha hecho más sabio, pero si más humano.

A través de los años  y la experiencia adquirida, he aprendido que el ensayo y el error es parte de la vida. Equivocarse permite aprender lo que no debe repetirse, pero a veces tropezamos con la misma piedra.  Ninguna persona está exenta de errores, es un derecho adquirido, pero reconocerlo y rectificar es propio de la madurez de cada persona y de la actitud que asume ante la vida.

Durante mi existencia he cometido errores, quizás he ocasionado heridas, reconocerlo y rectificar no me ha hecho más sabio pero si más humano y he sentido alivio. La disculpa es una virtud pero también una fortaleza. Cuando reconozco que estoy equivocado, cuando mis palabras han ofendido o cuando siento que he herido, me invade la culpa y la culpa es miedo, miedo a reconocer que he lastimado. Si no hay disculpa se crea un vacío, queda un espacio abierto o algo que no ha concluido. 

El miedo despierta ira, porque es el único mecanismo de defensa que tenemos para luchar o huir.  El miedo es la emoción de las mil caras y tiene muchas formas de disfrazarse.  Cualquier máscara que uses es una forma de ocultar tus miedos. Ofrecer disculpa es dejar atrás el error cometido, es  disipar el miedo  que llevas contigo y aliviar la pena de alguien a quien has herido.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Es encomiable tu actitud. Pero como bien dices el hombre siempre tropieza en la misma piedra, porque se reflexiona muy poco acerca de nuestros errores, porque ahora todo está supeditado a las sacraliazadas emociones y a lo inmediato. Y ciertamente el miedo es lo que nos preserva de los peligros que nos puedan acechar y que preserva nuestra especie. Pero hay miedos patológicos muy fuertes que son paralizantes. Ahora en gran miedo se centra en la incertidumbre, que es lo peor que hay.
    La disculpa siempre la he percibido como una caricia de palabras para sanar algún error, una herida, un malentendido. A veces, no he necesitado palabras, solo un gesto...un abrazo o un beso. Hermosa reflexión. Saludos Ramón.
  • La ira es una emoción que aparece ante lo que consideramos una injusticia, pero debe expresarse en su momento. Hay muchas formas de manifestar la ira, no necesariamente con agresiones, pero callarla o disfrazarla es autodestructiva.

    La vida es lo único que te pertenece, lo demás son vínculos afectivos que llenan tus espacios vacíos.

    Andar, andar sin tener claro donde llegar o qué buscar es correr el riesgo de caminar sin rumbo cierto pero, ceder al corazón la dirección de tus pasos, quizás es terminar en un lugar muy distinto al que hubiésemos querido y a veces incluso, sin posibilidad de regreso.

    La vivencia de un acontecimiento vital estresante puede provocar alteraciones emocionales de tal magnitud, que dejen como secuelas trastornos psíquicos y orgánicos.

    El miedo a la soledad se convierte en tu peor enemigo, porque domina los pensamientos, agobia con sus mentiras y falsos presentimientos.

    No hay enfermedad, sino enfermo, porque cada quien sufre o padece la enfermedad en forma diferente, según sea la razón o actitud que asume ante la vida.

    Cuando el sentimiento duerme la enfermedad despierta.

    La muerte de un ser querido representa un acontecimiento vital estresante, la no adaptación al hecho repercute en forma negativa en la persona pudiendo ocasionar trastornos psíquicos u orgánicos.

    Cuando persigues objetivos en la vida y se presentan acontecimientos, que interfieren con tus propósitos puede originar cambios emocionales.

    Los acontecimientos vitales estresantes son sucesos relevantes en la vida de las personas que lo perciben como un hecho negativo o no deseable. La vivencia de un acontecimiento vital produce cambios a lo largo de la vida de los seres humanos. La inadaptación ante estos acontecimientos ocasiona cambios en la salud de las personas con aparición de enfermedades o empeoramiento de las ya existentes. Ningún ser humano está exento de vivir un acontecimiento vital estresante y de padecer las secuelas que este le genera.

Escribir, es dejar una huella de existencia en el tiempo, Es abrir una ventana al mundo para comunicar pensamientos y sentimientos. Cuando escribo soy yo, como un libro abierto, donde cada palabra escrita expresa mi manera personal de entender e interpretar la vida.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta