cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

8 min
División “Through Time”
Ciencia Ficción |
11.02.19
  • 4
  • 3
  • 429
Sinopsis

Año 3623 de la era Republicana de Terranova.

Davide, reposaba frescamente en la hamaca situada a la izquierda del pequeño balcón de su departamento. El aire acondicionado del edificio cubría perfectamente los 20 pisos que la conformaban. Mientras que afuera de la burbuja climática, el sol apremiaba con suma intensidad.

Su mirada perdida, se dirigía hacia las montañas gemelas al este de Aurky City, capital del planeta Tierra y de la Republica Terranova. Hoy no era un día cualquiera. Si bien es cierto tendría la misma rutina de sus actividades en la oficina, despertó temprano con ese palpito en las venas superiores de su mano derecha. El mismo que le apareció un mes atrás, el día que atentaron contra la estación número 2 de la división “Through Time”.

Aquel día, Davide se encontraba tomando un café, frente al edificio de la estación. Eran las 4pm justo cuando el tránsito de civiles era mayor. Una explosión acabo con la vida de 4 guardias y 17 transeúntes. Lo curioso fue que el pálpito le surgió luego de la explosión. El médico le dijo que se debía a una señal de la presión provocada por el impacto de ver cadáveres desmembrados de civiles. Con el correr de los días, lo olvidó.

- ¿Estas preocupado? – Se escuchó una voz femenina que provenía de la puerta que daba a la habitación

El giró y extendió su mano derecha, en señal para que ella se acerque – Ven amor – le dijo sonriendo

Ukary vestía una delgada tanga y un coqueto tul con encajes plateados, ambas prendas de color rosado coral pálido. Su maravillosa y bien contorneada silueta, propia de una mujer de raza negra; resaltaba fresca y bien adornada por su cabello suelto que no llegaba a cubrir sus medianos pechos. Tomó su mano y se acercó con prisa para sentarse sobre Davide. Y como toda mujer enamorada hizo uso de un gesto de cariño que lo enloquecía. Le sonrió ampliamente con esos labios grandes y carnosos, resaltando su perfecta dentadura y de luminoso color blanco.

- Esa sonrisa – suspiro Davide – Esa sonrisa …

- Es tuya – dijo Ukary adicionando a continuación un beso volado

- Nunca dejes de sonreír mi negrita linda

- Como tú lo digas mi amor, siempre que tú lo desees, lo haré

- Te amo mi negra hermosa

- Te amo mi loquito bello

Brindaron con un poco de jugo de naranja y luego de un beso apasionado continuaron conversando.  

- ¿Te preocupa mi misión verdad? – dijo Ukary mientras con un dedo recorría la oreja derecha de Davide 

- No lo sé amor – intento cambiar su rostro – Discúlpame, a veces soy un estúpido, no dudo de tu capacidad, pero no sé qué me ocurre

- Solo es seguimiento rutinario, a lo mucho me puede tomar dos semanas hacerlo. Además sabes que tengo la orden de no intervenir en ningún grado

- Si lo sé, solo cuídate por favor. Esta demás detallarte todos los cuidados que debes tomar. Tú eres una experta.

Ella se puso de pie y tomándolo de ambas manos lo invitó a seguirla con rumbo a la habitación. Hacer el amor era una actividad que disfrutaban siempre por las mañanas.

Ukary y Davide eran Agentes de Nivel  V de la división “Through Time”. Se conocieron en el trabajo, ella era 7 años menor y fue su subalterna cuando la asignaron a su misma unidad. Fue una gran alumna y con el correr del tiempo ambos hicieron una gran pareja en las misiones.   La División “Through Time”, era una entidad policial que dependía directamente de la Presidencia del Concejo de Gobierno de Planetas de la Republica. Su función principal, era velar por el inviolable transcurrir del tiempo pasado, nada ni nadie debería intervenir para su provecho o de otros intereses. Pero, hacía dos décadas se descubrió algunos trastornos de sucesos que afloraron en la actualidad. Un grupo empresarial llamado Globemekank, empezó a cobrar mucho poder y acrecentar exponencialmente su capital. Desde entonces tras cientos de operaciones, la División logró interceptar y capturar a agentes de Globemekank, pero autoridades corrompidas permitieron liberar a los peces gordos. Y aquellos que no pudieron ser liberados por ley, escaparon tras el incendio de la cárcel en la luna Sigfrido. Desde entonces la División tiene por política seguir y eliminar a los agentes de Globemekank. Y como era de esperarse el tiempo pasado se convirtió en un campo de espionaje y batalla entre los agentes de ambos bandos. Sin dejar de mencionar que en la actualidad las represalias también se dejaron ver, atentados a estaciones y muchos agentes de la división fueron asesinados.

Se asume que Globemekank tiene dos máquinas de tiempo, pero solo se sabe la ubicación física de una de ellas, el planeta Groenlandia. Allí tienen sus instalaciones de minas de extracción de Azuplito, materia prima para la construcción de naves militares; pero los intentos de intervenirlos son imposibles. Por votación, el concejo anterior dio en concesión vitalicia la explotación del planeta. Esto incluye su control total, sin intervención policial o de control por autoridades laborales. Absolutamente nadie puede entrar o salir de su planeta.

Al anochecer de hoy, en el laboratorio de la plataforma de viajes, se apreciaba un concurrido transitar de operadores de máquinas y de estaciones remotas de la “TimeMachine Zeus”. Todo estaba quedando listo para iniciar con el envío de la agente Ukary.

Desde el Puente de mando tras los gruesos vidrios de protección. Una figura varonil observaba.

- Te noto más preocupado que aquella vez, que te enviamos solo a eliminar a 5 villanos (1) en la misión de Orellana en el amazonas

- ¡General! – Davide hizo un saludo con el puño de la mano derecha sobre el pecho a la altura del corazón – disculpe no lo vi venir

- No te preocupes hijo – sonrió – ¿Pero me puedes decir que coños ocurre contigo? Pareces el protagonista enamorado en una estación de tren despidiendo a su amor

- Mi general, lo siento, tiene usted razón

- ¿No será la nostalgia de una nueva misión? Sabes que ya no los enviamos más de dos veces en un mes, órdenes superiores, lo sabes

- No es eso mi general

- ¡Ya entiendo, te atrapo el amor, el de verdad !– sonrió – eso es aún mucho peor agente Davide

- No lo se

- ¿Cuánto tiempo lleva ya con la agente Ukary?

- 3 años y algo mas

- ¿Y qué espera para casarse?

- Aún no hemos pensado en eso

- ¿Se lo ha dicho ella con esas palabras? 

- Pues, no que yo recuerde…

- Hágame caso, pídaselo, ella tiene el rostro de mujer enamorada que espera casarse

- ¿Usted cree general?

- ¿Está dudando de mí, agente Davide?

- Lo siento mi general, tiene usted razón.

En ese momento, el general le hizo el gesto que volviera la mirada hacia la plataforma. Ukary vestía la indumentaria azul metálica de protección atómica, y estaba a un paso de situarse en el plato del Portal de viajes. Un asistente se acercó para colocarle la máscara que cubriría toda su cabeza. Ella le hizo un gesto que esperara. Miró hacia el Puente y sonrió. Por unos segundos sus miradas no se desprendían, se unieron en un paréntesis de tiempo, se amaban. Luego el general hizo una seña y el asistente empezó el ritual de acomodar la máscara. Al culminar, el mismo la ayudo a situarse sobre el plato y se alejó. El proceso del viaje daría inicio en pocos minutos.

Ukary viajó a Lima – Perú, año 2019, tenía que ubicar a Felipe Souza Carbonell, un economista que estaba a cargo de la compra de obras sobreevaluadas de una empresa brasileña con diferentes gobiernos. Tenía que aprovecharse en comprarlas a un bajo precio para que la empresa brasileña  pueda eludir su capital de los embargos fiscales. Este personaje estaba trabajando para una organización que en el futuro se llegó a reconocer como una de las fundadoras de Globemekank. Pero en el pasado apareció de la nada.

Primero, Ukary tenía que obtener el examen de composición atómica del individuo para constatar que procedía del futuro. Esta labor no era riesgosa, pues bastaba con apuntar el reconocedor desde cierta distancia. Luego hacer un seguimiento de sus actividades, documentar las reuniones a las que asistía, amistades sociales, amantes y grupos de negocios. Todo aquel con quien tuviera contacto necesitaba estar inmerso en su informe. No tenía la orden de intentar eliminarlo. No se sabía la magnitud de su equipo de villanos ni los equipos militares con los que contaban. Así que solo tenía que hacer un rastreo de su vida cotidiana. Quizás él no era la cabeza de su operación y habría otros peces gordos.

Veinte minutos después, la computadora central anunciaba: “Misión AXD832184 ha iniciado”

(1) Apelativo con el que se les llama a los agentes de Globemekank.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Me encanta escribir, inventar historias donde convergan el amor, el odio, intrigas, heroismo etc....de todo. Y claro me encanta leer, prefiero novelas situadas en otras epocas, no de la actualidad. www.desayunosylonches.com

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta