cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Donde está la lluvia
Reales |
29.05.13
  • 4
  • 3
  • 2377
Sinopsis

A veces no sucede lo que estabas esperando. Saturnino contemplaba absorto bajo su paraguas como la tormenta descargaba sobre la mar. Sus pensamientos le arrastraban muy lejos en el tiempo...

A veces no sucede lo que estabas esperando. Saturnino contemplaba absorto bajo su paraguas como la tormenta descargaba sobre la mar. Sus pensamientos le arrastraban muy lejos en el tiempo. Recordaba cuando era niño permanecía de pie durante horas en ese mismo lugar del malecón del puerto mientras la lluvia resbalaba por su cara imberbe.
Soñaba despierto con el que sería su futuro, ser pescador como su padre Reinaldo, y deseaba crecer deprisa para acompañarle a faenar en el pesquero familiar “la Virgencita de los vientos”.
Su padre salía a faenar durante semanas dejándole al cuidado de su tía Clementina, una mujer muy cariñosa y atractiva que, pese a que rondaba los cuarenta, aun seguía soltera. Si le preguntaban el motivo, decía que ya tenía a su “hombrecito”, a su Nino.
Casi al final del verano, llegó el viernes que su padre regresaba, y Saturnino le aguardaba con impaciencia donde siempre. Vigilaba la mar al atardecer esperando ver aparecer el pesquero en el horizonte. Quería ser el primero en saludarle cuando entrara en el puerto. El cielo estaba cubierto de nubes negras amenazadoras. Llovía sin piedad sobre la mar agitada por vientos huracanados. Pero él permaneció de pie bajo la lluvia hasta que anocheció.
-Vamos a casa, Nino. Tu padre se habrá retrasado por culpa de la tormenta...-Le dijo su tía cuando fue a buscarle.-Mañana vendrá, seguro...
-Yo estaré esperándole, tía...-Contestó con inocencia infantil.
Saturnino estuvo vigilando su regreso durante semanas, pero fue inútil, porque “la Virgencita de los vientos” desapareció en la mar aquella noche de tormenta intentando llegar al puerto salvador... Desde entonces, cada viernes, lo buscaba allá donde estaba la lluvia...

FIN

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... Llevo publicados seis libros en Amazon. Saludos cordiales, Rafael Núñez Abad

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta