cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

10 min
Dora la carnicera del barrio
Varios |
09.06.17
  • 0
  • 0
  • 662
Sinopsis

Juzgad por vosotros mismos...

Dora la carnicera del barrio era una mujer muy femenina. Pequeña de estatura ,tenia los ojos  de color azul petroleo , el pelo muy rubio y la cintura muy estrecha . Bien entrada ya  en los cincuenta años  de edad ,era  todavia muy atractiva y conservaba ese aire juvenil que nunca la habría de abandonar.

 

En los dias en que el tiempo estaba poco favorable y habia nubes en el cielo , sus ojos  tomaban una tonalidad azul muy oscuro , con un brillo profundo y  mirada lancinante  tenia una expresion muy  viva ; con los ojos lo decia todo  y  le era dificil disimular el estado de ánimo que en cada momento tenía .

 

-Hoy tienes un mal dia Dorita -, le decia Doña Paquita  , vecina del edificio  de al lado de la tienda de carnes  , cuando apenas cruzaba la puerta de la tienda  - que te pasa ? , anda bonita dime que tienes  y te sentiras mejor ; seguro que no debe de ser nada grave ! . Ella mantenia la boca cerrada y apenas esbozaba una leve sonrisa forzada porque ,aunque era  de las pocas clientes con quien  tenia una gran confianza y cierta amistad , no le gustaba hablar de sus cosas delante de las otras clientes que frecuentaban la carniceria.

 

-No te preocupes querida no es nada  y ya se me pasa  - , ánda corazon dime que te pongo  hoy , quieres lo de siempre ? - , entonces la llamaba a un lado de la tienda y disimuladamente le decia al oido , - mira bonita ha venido hoy una carne muy buena , la mejor ;  mirala ahí está , la de debajo de la cabeza de cerdo ... anda  y llevatela que no te vas a arrepentir !- , y al final , sabiendo que le reservaba las mejores piezas por la amistad que se tenían  , se llevaba siempre la carne que Dori le recomendaba .

 

LLevaba diez anos con la carniceria siendo en un principio  ella y su marido quienes despachaban los productos hasta que por el azar de la vida y el destino le dió un nuevo rumbo a su vida .  Hacia cinco anos que se habia quedado viuda y afrontaba la tienda en solitario , a pesar de que tenia mucha clientela que alababan la buena calidadd de la carne que vendia , nunca quiso la ayuda de nadie y  conseguia desenvolverse y defender el negocio sobradamente; era una mujer experta y tenia mucha mano y psicologia natural  para atender al publico , sabia muy bien darle a cada uno el palique que  era preciso  dar, saliendo airosa de todas las situaciones  .

 

Sin  hijos  y sin familia cercana , vivía sola  en un apartamento muy cercano a la  tienda de carnes  y como el negocio le iba viento en popa, se podia permitir el lujo de darse una escapada cada vez que le viniese en ganas ; gozaba de una soledad asumida y saludable  donde se sentia confortable y en paz consigo misma y con el mundo ; sabia tratar muy bien  de si propia  y de vez en cuando alquilaba una habitacion cára de hotel en una ciudad en el extranjero .

Habia viajado por medio mundo y ,mantenia aventuras  amorosas con caballeros   que encontraba por donde viajaba . La relacion terminaba con el final de la estancia en la ciudad y era  entonces  cuando volvia a su rutinaria y tranquila  vida de siempre. En el barrio , a las clientes y amistades  les decia que tenia familiares repartidos por la geografia espanola y  que, cuando salia unos dias de vacaciones era para ir a visitarlos , ni siquiera a Dona Paquita y amigas mas intimas les contaba la verdad , mucho menos  les hacia saber de  esporadicos  escarceos  sentimentales.

 

Vivia en una zona con mucho tránsito de turistas ;  en realidad se trataba de una ciudad dormitorio con mucho trasiego de personas ; estaban  los que iban alli a trabajar durante el dia para regresar de tarde a su ciudad de residencia , también las personas que de forma permanente vivian en la ciudad y que  generalmente eran ya personas de una edad avanzada  que llegaron al barrio como emigrantes  de los pueblos de alrededor  y , por último los numerosos  turistas que desembocaban en la ciudad que ,aunque de reducido volumen  y apenas con  diez mil habitantes , tenia un gran interes monumental y por lo tantto turistico ,  ademas de tratarse de  una zona de excelentes playas que se llenaban de gentes venidas de otras zonas del territorio nacional y parte del extranjero , durante la época de baños. 

 

Fuera del barrio donde vivia, tenia  un grupo de amigas de muchos anos de relación , todas ellas divorciadas con quienes de vez en cuando salia a divertirse y a realizar actividades fisico deportivas como andar en bicicleta  hacer pilates y, en definitiva con quienes compartia momentos de ocio y amistad .

 

El mundo de Dorita era ideal a los ojos de las personas que la veian desde fuera, era un mujer bonita , liberada en el sentido de que disponia de su vida con total normalidad y sin ataduras de ningun tipo ,  todavia con una edad que se puede consideran joven para los tiempos que  corren  y  con una vida organizada gozando de buena salud y excelente situacion economica en  un mundo de relaciones sociales satisfactorias .

 

 En realidad era la envidia de no pocas clientes y mujeres del barrio  que , aunque le sonreian y abrazaban con mucha manifestacion de  cariño cada vez que se encontraban , en el fondo  no soportaban  e incluso  les resultaba insultuoso la presencia de Dorita en el barrio .  No faltaban los corrillos de malas lenguas que se ljuntaban fuera de la carniceria, para criticarla y asi poder sacar para fuera toda la frustracion qeu llevaban dentro.

 

Un dia cualquier y despues de muchos años de negocio abierto , recibió en la carniceria una visita inesperada , la de dos policias  que acompañaban a el  señor inspector de sanidad . Sorprendida e irritatada al mismo tiempo ,pues no entendia nada de lo que estba pasando , Dorita tuvo que atender al inspector , dejando a un lado el despacho de la carne , en medio del descontento de la clientela que estaba en ese momento en la carniceria y no hacia otra cosa sino quejarse y hacer barullo . 

 

Cual fue su sorpresa cuando el inspector le informó  qué alguien la habia denunciado , asegurando que estaba comercializando  con carne de procedenica  humana. La denunciante , clienta habitual  de la carniceria, llevó a la policia un trozo de carne humana que supuestamente procedia de la carniceria de Dorita . Habia por lo tanto tambien una demanda judicial de por medio

 

La obligaron a mostrar todo el local  revisando  la carne almacenada en los potentes frigorificos , de las cuales tomarian muestras que  serian analizadas en el instituto de medicina legal  . Cuando le dijeron que tenian que cerrar el local momentaneamente hasta que el asusnto estuviese esclarecido , Dorita fruto de la tension emocional  , sufrió un desmayo y tuvieron que llamar a los servicios sanitarios  para atenderla . Todos los vecinos del barrio acudieron alarmados para ver lo que estaba pasando  y, como suele suceder en estos casos , la noticia llegó a la carniceria al mismo tiempo que a los oidos de Dorita  ; un grupo de clientas en el exterior de la tienda ,corrieron la voz  enseguida que se trataba de una acusación de  venta de carne de procedencia  humana  ,lo cual supuso un caos y griterio enorme y , no faltaron vecinas y clientas quienes , tomandose la justicia por su mano  empezaron a insultarla  a voces llamandola asesina .

 

Una vez asistida medicamente y tranquilizada , Dorita recompuso el gesto y acatando las órdenes de las autoridades ,salió de la tienda la cual ,fue encerrada a cal y canto . Vinieron unas semanas horribles en que tuvo que permaner   encerrada en casa , incluso por  una cuestino de seguridad fisica  pues, no fueron pocos los vecinos y clientela de la tienda  quienes fueron a gritarle el nombre de asesina , y otros insultos horribles a la mismisima puerta de su casa. Hubo incluso quien le tiró piedras a la ventana y pateó con violencia la puerta de entrada . No pudiendo aguantar más , Dorita tuvo que abandonar el  barrio ,  y terminar hospedandose  temporariamente en un lugar tutelado por la policia ,bajo su proteccion 

 

Finalmente   y despues de unos largose interminables  meses de suplicio y espéra , salió el  ansiado juicio cuya resolución ,la absolvió completamente de todo  aquello por lo cual estaba imputada . La demandante que era soltera y sin familiares cercanos ,  falleció  de cancer de pancreas durante la causa , fue un proceso muy rapido el de su desaparicion .Nunca se llegó a saber  cual fue la procedencia de la carne humana que presentó como prueba incriminatoria .Dora   la carnicera del barrio ,salio inocente de toda condena  pues  nunca se púdo probar que se dedicara a la venta o manipulación  de carne de procedencia humana.

 

Pasáron unos meses y continuando bajo  terápia psiológica , intentó reabrir el negocio que durante tantos años defendió con sabiduria y honestidad  pero ,las gentes del barrio y las antiguas clientas ya establecieron su sentencia de por vida ,  independientemente de la resolucion del tribunal , nunca irían a aceptar la inocencia de  Dorita de manera que,  sin remédio alguno  la carnicera tuvo que cerrar de forma definitiva siendo traspasado el local y vendida  la casa donde  la carnicera residia. 

 

Una vez pasado el tiempo , Dora la carnicera consiguió rehacer su vida, en una ciudad diferente situada a  mas de mil kilometros de distáncia ,donde abriría una tienda de ropa . Actualmente ,comienza por fin a  poder conciliar el sueño  sin la ayuda de  medicamentos hipnoticos pero probablemente ya nunca abandonará el tratamiento ansiolitico que deberá seguir junto con la terápia psicológica de por vida.

       
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 77
  • 4.58
  • 118

Me gusta escribir y expresar lo que siento en cada momento...

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta