cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Secreto de sol y luna
Fantasía |
27.12.13
  • 5
  • 1
  • 863
Sinopsis

Luna salía siempre de noche, descalza; caminaba como si sus pies se deslizasen sobre la tierra, sin apenas pisarla, y el viento recorría sus brazos, con resplandores blancos. Levantaba la vista y miraba hacia arriba, a la oscuridad brumosa, y seguía el camino que tan bien conocía.

Todos observaban la dirección de sus ojos, pero nadie percibía nada, ninguna silueta, ninguna persona, aunque ella pareciera mantener secretos o diálogos con algún extraño.

-¿Con quién? -se preguntaban- si en el cielo tan solo estaba el astro rojo.

-Es una chica extraña -afirmaban.

Alguna vez alguien intentó arrastrarla, apartarla de la noche, y Luna hundió tanto las uñas en aquel que se alejó maldiciendo. Y comenzaron a llamarla la loca de la noche, más que loca, que medio desnuda, salía al frío y las sombras, a hurtadillas, vestida de blanco y plata; pero ni los insultos la importunaban, porque Luna parecía siempre hechizada. Y volvía después sobre sus pasos, sobre la hora del alba, y caía en la cama. A medida que avanzaba el día, los lugareños se asomaban a su ventana, y la husmeaban. Su cama siempre cubierta de escarcha y lágrimas. Algunos querían entrar, Dios sabe con qué motivos, pero el guardián vestido de amarillo y rojo guardaba su puerta, y cuando algunos intentaban girar su pomo, se quemaban, como si los dedos que protegían su madera fueran de fuego. Después, el extraño rubio se alejaba, y miraba también hacia arriba, aunque jamás nadie osó preguntarle qué es lo que observaba, o a dónde se dirigía, y se limitaban a apartarse de su camino, temerosos, preguntándose tan solo si también él dormiría con lágrimas en su cama, si también él guardaría algún secreto como ella, algún secreto que a la vez los unía y los separaba.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 12
  • 4.67
  • 191

Por momentos con manos ansiosas para trazar, o narrar alguna historia. Siempre A la búsqueda del artista, que viene y va; a veces deja algo, hay que atraparle en cuanto asoma la cabeza. Pero, ¿cómo? ¿Y cómo se describe este? Por momentos se dice un gran artista que busca el momento (risas), y después se dice no serlo. Y con todo, aún dice, dice, que es posible recibir magia e inventar sueños. Buahh, estará loco. A veces busca al artista, y mira y palpa sus gestos y sus dedos, y escribe, y anota siempre lo que le viene en gana, siempre y como quiere, ¡nunca como le dicen! Y ahora va y dice: ¡Vive!, ¡siente!, ¡y sé libre!

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta