cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

8 min
DRÁCULA, ENTRE NOSOTROS
Reflexiones |
22.05.20
  • 5
  • 6
  • 72
Sinopsis

El famoso vampiro sigue estando en nuestra sociedad, aunque no nos demos cuenta de ello.

Es curiosa la atención que me produjo el personaje literario Drácula creado en el año 1896 por el escritor irlandés Bram Stoker, cuando lo vi por primera vez en mi adolescencia en una adaptación para la pantalla en un cine de sesión continua en el barrio barcelonés donde vivía.

Secede que el "Señor de las Tiniebas" tras volar por loa aires en forma de murciélago, irrumpe por la ventana en una habitación de una mansión señorial en la que duerme plácidamente una bella doncella en su cama. De súbito ella se despierta y el vampiro sin andarse por las ramaa le lanza una mirada tan penetrante como dominante en la que va implícito un magnetismo hipnótico, y la fémina completamente fascinada por la presencia majestuosa de aquel ente le ofrece generosamente sus pechos semidesnudos, y acto seguido éste le muerde la yugular y le succiona la sangre convirtíendola así en otra vampira que estará sometida a sus órdenes por lo que su alma no podrá descansar en paz.

Por lo que he podido ver a pie de calle aún hay algunos sujetos prepotentes quienes con esta actitud de dominio y una mirada de perdonavidas atraen a muchas mujeres incautas que malinterpretan dicha postura altanera por una fortaleza de ánimo protector y quedan a merced de la inestabilidad emocional de estos tipos.

Confieso que a mi como me gustaba la estética del Conde Drácula - sobre todo con su capa-, también quise ensayar esta mirada penetrante con algunas mujeres para que se rindiesen a mis pies, pero no obtuve ningún éxito ya que ahora ellas no se impresionan tan facilmente como antaño.

¿Pero por qué llama tanto la atención en la sociedad el Conde Drácula?

De hecho, desde tiempos inmemoriales la muerte siempre ha constituido un misterio para la Humanidad, que ha dado lugar a una serie de especulaciones envueltas en la mitología  según la cultura de un pueblo, una raza, y matizada por la supertición. Por tanto la creencia en los vampiros está muy presente en el folclore de muchos campesinos de las zonas rurales de Rumanía.

Sin duda, el médico y escritor del Romanticismo William Polidori se inspiró en dichas leyendas de los "no vivos" para escribir su novela VAMPIRO. Pero la creación definitiva de este singular personaje fue DRÁCULA del que se dice que su autor se inspiró en un rey rumano medieval del siglo Xll que luchó contra los turcos, llamado Vlad el Empalador, el cual fue célebre por su crueldad al empalar en vida a sus enemigos en los muros de su castillo.

Sin embargo es sabido que en la Edad Media el contexto social de la época, que era un reflejo de una rusticidad anímica de la gente, solía ser muy cruel y despiadado con quienes consideraba que eran sus enemigos. Por mucho que admiremos a nuestros monarcas o gobernantes de aquel lejano ayer, si pudiésemos viajar en el tiempo hasta aquel entonces, al ver de que éstos eran capaces de torturar y de matar sin pestañear a quien fuese se nos pondrían los pelos de punta.

Al parecer, la verdad  fue que el escritor Bram Stoker sólo se inspiró muy ligeramente de aquel rey rumano. Lo tomó como un punto de partida y nada más.

Debido a la fascinación que ha suscitado en mucha gente el Conde Drácula, que es un personaje que tiene tanta importancia como Don Quilote, Hamlet o Fausto puesto que es un reflejo de  nuestros demonios interiores, este fenómeno del vampirismo se ha abordado  desde un punto de vista físico y científico. Es evidente que quien sufre esta enfermedad tiene una disfunción tanto biológica como psíquica que afecta incluso a su sexo.

En realidad el sujeto padece una gravísima esquizofrenia, que es la roputura del YO como unidad, y una parte del mismo asume una ficticia personalidad.

Recuerdo que cuando estudiaba en una escuela de psicología y parapsicología las enfermedades mentales, tuve la oportunidad de ver un vídeo en el que salía un pobre hombre esquizofénico de Navarra, el cual se transformaba en este caso en un licántropo, y francamente fue algo aterrador. Pues en él se posesionaba de una manera explícita el referente del lobo que habitaba en las montañas.

El Conde Drácula es asimismo un símbolo que ha estado asociado con los terratenientes medievales quienes abusaban en sus feudos de los pobres campesinos que trabajaban para él, hasta dejarlos "sin sangre" que es el elemento más vital que tenemos; pero que por supuesto esta metáfora es una forma de hablar para referirse a que este señor feudal les robaba hasta lo más esencial de la existencia humana, que es el derecho a vivir con plenitud. Hoy en día diríamos que estos tipos aprovechados de las vidas ajenas son los evasores de impuestos.

En la cuidada realización de la película  DRÁCULA del estupendo director cinematográfico Francis Ford Cópola, el vampiro que antes era un buen señor, pero que por culpa de un malentendido del clero ortodoxo de su país que da lugar al suicidio de su mujer amada, él reniega de su fe y se convierte en una especie de alma errante, capaz de hacer cualquier fechoría,  Pero ésto es un añadido romanticón del guionista del film para justificar el pésimo comportamiento del vampiro. Mas dicho añadido no aparece para nada en la novela original. El "Señor de las Tinieblas" es un sujeto tremendamente egoísta; un psicópata que disfruta destruyendo a quien sea para alcanzar sus objetivos. Es lo que se llama un personaje-araña, que no vive ni deja vivir a los demás.

Esta negativa manera de ser, está contemplada en la doctrina Espiritista instaurada por su fundador Allan Kardek en el año 1849, según la cual hay espíritus de personas fallecidas - pues la Naturaleza nada se pierde del todo- que son muy dañinos porque tienen envidia de la ilusión de vivir de las personas que todavía están en este mundo, y tratan de perjudicarles tanto como pueden mediante depresiones psíquicas o pesadillas nocturnas como los vampiros al succionar la sangre de sus vístimas.

Claro que como el símbolo de Drácula pertenece pertenece a la puritana y sexualmente reprimida cultura victoriana, puesto que todo el mundo es hijo del tiempo histórico que le ha tocado vivir, el vampiro en cuestión trata por todos los medios de desmontar esta rigidez puritana en las damas de su época despertándoles un inusitado erotismo. ¡Y en este punto sí que apoyo al malévolo vampiro! Mas fatalmente el oponente y bienpensante de Drácula llamado Van Helsing que siempre está al acecho para que no se desmorone el hipócrita sistema puritano de aquella sociedad y vuelvan a imperar las "buenas costumbres," como es de imaginar acaba destuyendo al vampiro.

En la actualidad, un descendiente de Bram Stoker al ser preguntado si creía que hoy en día podía haber alguien como Drácula dijo que rotundamente que no.

Naturalmente si a un personaje de ficción o a una fábula la contemplamos de un modo aparente, superficial y en un sentido literal como solemos hacer frívolamente con el ambiente que nos rodea sin querer leer entrelíneas, solo veremos que lo que se nos narra no es más que una burda fantasía; que el cuento en sí mismo no coincide con la realidad.

Pero no hay que olvidar que muchos símbolos, al igual que los mitos encierran algo de verdad.

Así que Drácula sigue estando entre nosotros. ¿Pero cómo puede ser ésto? ¿Quién es este nuevo Drácula?

Pues ni más ni menos que la gente tóxica que existe y que puede estar en nuestra propia familia. Pero precisamente por ser nuestros allegados decimos eufemísticamente que "Fulano de tal tiene mal carácter, pero que en el fondo es bueno... " o "... Es que tal sujeto es exigente".

En esencia las personas tóxicas por mucho encanto que tengan. no sienten ninguna empatía con nadie, y anhelan manipular al prójimo para tenerle dominado en todo momento. Por otro lado saben hacerse las víctimas para suscitar compasión y un sentimiento de culpa en quienes tienen a su alrededor por el msmo motivo, y seguir haciendo de las suyas. Asimismo son muy hábiles en destruir el amor propio que alguien pueda tener, a base de repetir una y otra vez peyorativas críticas sobre todo inflando los defectos de quienes tienen al lado y sometiendo constantemente a su compañero o compañera a un chantaje emocional y sexual.

Por todo ello, quien tropieza en su camino con un tipo tóxico, al cabo de unos días notará una pesadumbre anímica. Pues esta persona vampira; o lo que es lo mismo, araña, le está succionando su espontanedad, su instinto vital y su alegría.

Y como el "vampiro" sigue coleando entre nosotros, sugiero al amable lector que se fije atentamente en su pareja, por lo que pueda pasar.

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Sigo aquí comentando... pues sí que das buenos consejos, jejeje tres novias! Vaya! Pero lo de la familia, hay cachorros que muerden la mano de quien le alimenta, y padres que no merecen los buenos hijos que tienen. Así que como orientación, si, pero como certeza, no lo veo. Pues me preocupa no saber del chico, a saber cómo llevan en su país la pandemia...
    Claro que existen vampiros hoy en dia solo que en vez de capa usan traje y corbata y su atadud se encuentran en las sedes bancarias donde devoran la sangre monetaria de los pobres de a pie un saludo
    Tema muy interesante, sobre todo por su nexo con la actualidad... hubiera querido explayarme un poco, pero me está fallando el sitio de comentarios... saludos...
    Saludos Francesc, admiro la vigencia que realizas del personaje que entre el terror y la fascinación me cautivo en la adolescencia. Hoy en día, "succiona" la energía de los demás y hasta de los recursos económicos o dejan de trabajar para vivir de las personas de su entorno. Héctor Grijalva( Síndrome del Vampiro)refiere que es el trastorno de la personalidad dependiente. He tenido mis experiencias, los reconozco tienen la herramienta de la seducción , casi histriónica, con la mirada penetrante como tú lo señalas. Pero, tienen una debilidad, si tú los enfrentas y eres capaz de quitarles el disfraz, el vampiro sale volando!...no regresa jamás. Admiro el realismo de tú narrativa.
    Saludos amigo Fransesc hacia tiempo no entraba a ver algunos cuentos por aca estaba trabajando oye es cierto hubo tambien un conde muy famoso creo que le llamaban el principe Vlad dicen que esta relacionado con un principe guerrero que le gustaba beber la sangre de los caidos y creo que se hizo famoso por eso hay una pelicula sobre ello en fin el tema es buenisimo siempre me ha gustado este tema.
    Efectivamente, hoy en día las personas tóxicas son el equivalente moderno a los vampiros. No sólo en la pareja, también en amigos y familia. Estos nuevos vampiros te chupan toda la energía y te dejan sin fuerzas... y ellos se quedan tan anchos. ¿Ensayaste la mirada de perdonavidas? Ay, qué bueno! ... tendrías que haber probado con la mirada de gatito perdido, jejeje, no a todas nos gusta el chico malo!
  • El famoso vampiro sigue estando en nuestra sociedad, aunque no nos demos cuenta de ello.

    Una mujer tiene que comentar una novela en una tertulia literaria, pero se encuentra ante una realidad social con la que no contaba.

    En España, debido a la terrible pandemia que se ha desatado y que se ha cobrado muchas vidas de las personas de edad avanzada, la memoría histórica está en vías de desaparecer. Este relato pretende contemplar a dicha memoria ya que constituye el legado cultural del que hemos partido todos nosotros. Aunque es posible que a muchos jóvenes les parecerá que están visitando un extraño planeta.

    Un maestro de escuela que es amante de la poesía, un día descubre que la sociedad en la que vive no es como se la imaginaba.

    Esta reflexión está dedicada a muchas personas que no vivieron otras crísis anteriores.

    En un presente postmoderno en el que se prescinde el legado histórico como si hubiésemos descubierto el mundo anteayer, nosotros somos herederos de un pasado.

    Afrontar la vida en una situación extrema como la actual.

    Un hombre que por razones de trabajo vive en una región que no es la suya, recibe una carta virtual de su sobrina, y ve que es distinta a cómo se la imaginaba. Pues las personas son mejores de lo que dan a entender.

He realizado estudios de psicologgía profunda y metapsíquica:; he publicado relastod en algunas revistas; y hace años que colboro y llevo tertulias literarias.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta