cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
EDUCACIÓN SEXUAL
Humor |
15.11.13
  • 5
  • 1
  • 3311
Sinopsis

CUENTO BREVE SOBRE LA INICIACIÓN SEXUAL DE UN NIÑO PORTEÑO EN UN PUEBLO DE PROVONCIA EN EL AÑO 1960. ARGENTINA

EDUCACION SEXUAL

PROLOGO:  Viendo la cantidad de lectores que tienen los relatos eróticos en la página, pubico este, que digamos no es para pajearse. Es algo que tenía escrito y que nunca me poubliqué por no ofender a  los "espiritus sensibles".Es solo una anecdota de pendejos de los años 60 en un pueblo del interior. El próximo que suba, les prometo que les pondrá  al palo a los hombres y cachondas a las mujeres.. Perdonen la intromisión pero soy nuevo en Cortos Relatos. Saludos, pajertos amigos.

Yo no digo que esté mal, por lo contrario, todo lo que es educación es importante y cuando se aplica desde la niñez mejores resultados se obtienen, lo que no tengo claro es que se pretende. Pareciera que de última solo se trata de concientizar sobre los riesgos de tener sexo sin forro, porque decime vos, qué no saben los pibes sobre sexo en la actualidad ?... Nuestros antepasados no tuvieron educación y bien que se las arreglaron. ¿ O, nó ?...El sexo es un apetito, y si tenés hambre comés. No me vas a decir que hay que enseñarles, que a los chicos no los trae la cigüeña, ni salen de un repollo...

Andá a cagar, hoy cualquier guacho sabe lo que tiene y para que lo tiene. Nosotros sí que éramos ignorantes. Me acuerdo de un primo de Buenos Aires. Tendría nueve años y fue de vacaciones a mi casa, en Blaquier. No tenía la menor puta idea de nada...Un boludo total el porteño... Claro en esa época los del interior, en eso, estábamos más avivados, bastaba con ver que hacían los animales, para aprender empíricamente, te traduzco porque sos medio bestia, por experiencia quiere decir, en que se diferencian un macho y una hembra y como es ese asunto del sexo y la reproducción. Pero en la Capital nó, por ahí veían a los perros, pero cuando se abotonaban, no entendían nada. Bueno la cosa era así, el flaco nos superaba en muchas cosas, pero en sexo, perdía como en la guerra. Entonces los que le enseñábamos educación sexual éramos nosotros y el flaco habría los ojos. Estaba obsesionado con el tema...¿Y cómo es, y por dónde es, y los pájaros también ?... ¡ Como rompía las pelotas...Los viejos le habían dado unos mangos para las vacaciones y nosotros se los sacábamos a cambio de la cultura. Le organizábamos visitas guiadas, a los corrales, a los gallineros y el flaco se entusiasmaba. Le enseñamos a masturbarse y se la pasaba practicando. Nosotros le decíamos, para loco que te va a hacer mal,  que le iban a salir pelos en la palma de la mano, pero el dale que dale. Mi vieja decía:.- ¿ donde está el Raulito ?...No me come nada este chico !....-¿  Mirá las ojeras que tenés... Qué van a pensar tus padres si te ven con esa cara ?...Nosotros nos cagábamos de risa.
Un día el Gogui le dijo. - ¿ Le querés ver la cara a dios ?...De entrada no entendió, le explicamos y le pedimos diez pesos…--¿ Cuándo, cuándo ?.. Decía. Nos pusimos en campaña, porque diez mangos era mucha guita. El Totó tenía una prima que ya había aprobado todas las materias y le pedimos el favor, le prometimos dos mangos y agarró viaje. Entonces le dijimos, mira la cosa es así, la Yiya se baja la bombacha, se pone en cuclillas, vos te tirás al suelo y se la mirás... De favor, le dimos una linterna. para que se la viera bien Y así fue, el flaco temblaba de la emoción, parecía que tenía un ataque de epilepsia, se le salían los ojos y babeaba...De pronto se tira para atrás, se agarra la cara, empieza a gritar y revolcarse.- Me quedé ciego, me quedé ciego ciego, la puta que la parió, me dejó ciego !....                         ¡ Qué hija de puta la Yiya, lo meó en la cara !...

                                           Neco perata

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

CUENTOS COSTUMBRISTAS Y ANTIPOESÍA TESTIMONIAL Y POPULAR

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta