cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Efecto 2000
Drama |
26.01.08
  • 2
  • 3
  • 957
Sinopsis

¿Quién no fantaseó en algún momento de su vida cómo sería la llegada del año 2000?
El que diga que nunca pensó en ese día, sencillamente miente. Hubo historietas, cromos, películas y hasta en las escuelas se hablaba sobre la vida en el 2000, maquetas de plastilina incluidas. Durante un siglo se imaginaron escenas de ciencia ficción: coches voladores, casas en el espacio, viajes interplanetarios y vaya a saber cuántas cosas más. Nada de eso ocurrió.
No hubo autos voladores.
El hombre no llegó a las estrellas.
Ahora sabemos que el motor del primer Ford es casi el mismo que mueve los autos de hoy y que el hombre no llegó a pisar más que a la Luna, pero cuántas ilusiones se tejieron durante 100 años sobre la llegada de ese día. Aunque poco antes, y aprovechando que una fecha tan especial podía ser altamente rentable, alguien inventó el Efecto 2000. Los sistemas iban a colapsar y nadie se atrevía a decir con exactitud qué pasaría, lo que generó una curiosa paranoia social.
Surgieron, entonces, hasta manuales sobre cómo sobrevivir al desastre, y para evitarlo de desarrollaron costosas campañas que nos garantizaban postergar, por un tiempo, las más apocalípticas previsiones.
Por esa época Marcos trabajaba en una empresa de sistemas y se vio involucrado en el Y2K. Prevención, había que vender prevención. Pero además de la prevención, había que asegurar que iban a estar listos para entrar en combate si algún indicio de cataclismo sucedía en el instante crucial. Concretamente, ese día debían estar de guardia en la oficina para evitar aquello que podía desencadenar el caos. En cualquier país donde la empresa tuviera presencia, sus empleados debían estar sobrios en sus puestos de trabajo a las 22:00 del último día de 1999 para que el instante cero del año 2000 no los tomara por sorpresa. Y eran cientos de personas en 80 países.
¿Ficción? No, pura realidad.
¿Estuvo en esa absurda guardia?
No, no podía, no podía permitirse tal disparate.
Dos meses atrás, cansado de intentar revertir el derrumbe de su pareja, le había dicho a su esposa que no podía seguir así, con el dolor de una indiferencia que llevaba dos años y el silencio como forma de respuesta. Ese día, sin embargo, quebró ese prolongado mutismo.

Bueno -dijo- dejemos acá

A pocas semanas del cambio de siglo su vida había dado un vuelco, y el fin del ‘99 se perfilaba como una absurda caricatura de lo que había imaginado. Fin año con extraños que lo mirarían con cara de ¿cómo estás? y que difícilmente le darían el entorno y la contención que necesitaba.
Tantos meses hablando del Y2K lograron despertarle cierta inquietud. Estaba convencido de que nada pasaría, pero aún así la noche anterior no pudo descansar. Al fin y al cabo también estaba convencido respecto al rumbo que tendría su vida, y todo era ahora diametralmente opuesto.
Al mediodía llegó la primera confirmación desde Australia, y a medida que daban las 12 en el mundo, los mails desde Japón, China, Singapur, y Alemania informaban irónicamente que el efecto 2000 no existía y que dejaban de lado la sobriedad para sumarse a la fiesta.
Marcos estuvo en una fiesta cualquiera que no disfrutó a pesar de la calidez de la gente, comida de la buena, kilos de fuegos artificiales, piscina iluminada y un animado baile.
No era su lugar, no era su mundo.
Obsesionado, en el viaje de regreso a casa recordaba que la separaci&oacu
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 4
  • 3.75
  • -

Música, fotografía, literatura

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta