cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El abrazo
Amor |
10.04.13
  • 4
  • 2
  • 936
Sinopsis

Sin ganas de vivir, el abrazo le devuelve a la vida

Tengo el corazón roto…, se me cae a cachos, me sube un dolor fuerte por la garganta que me arranca el alma, un grito sordo que estalla en miles de pedazos en mi cabeza. No soporto tanto dolor,  me siento sin esperanza, me siento destrozada… Se ha ido, me ha abandonado, no me ama, dice que ya no puede vivir conmigo porque todo es una gran mentira… Nosotros somos una gran mentira.

Te escribo diario, porque necesito sincerarme, volcar mi dolor, mi irá, mi rabia y mi desesperación. Necesito contarlo pero no me atrevo a decírselo a nadie.  No quiero que sufran por mi los que me quieren. Y sobre todo no sabría como decírselo. Lo tengo tan dentro y es tan negro que soy incapaz de que salga por mis labios, no puedo compartirlo, pero necesito echarlo fuera, porque me está pudriendo poco a poco.

Por eso diario escribo para contar como de oscura está mi alma, como crece en mi el odio y la desesperación. Como se me acabo mi vida de un golpe asesino.

Es tan injusto… como podía imaginarme que él  me estaba dejando de querer. Así de sencillo.

 Yo siempre que me sentí su compañera, su amiga, su esposa, su amante y la madre de sus hijos. El que siempre ha sido para mí, sin ninguna duda,  el único hombre, el único que he seguido, al que me he confiado. El gran amor de mi vida… No puede ser  verdad...  Jamás imaginé que él no me quería…

Pero, ¿Cómo ha sido esto? ¿Cuándo empezó el final?

No puede ser lo que me ha dicho, aunque lo escupió mirándome a los ojos… No me creo que sea imposible volver atrás, que no haya solución... Pero me dijo que llevaba fingiendo mucho tiempo, y que ya no podía más, se acabo.  Ya no podía seguir viviendo conmigo, ya no podíamos estar juntos.

Que duro se me hace

que vacio

que oscuro

Ya nada tiene sentido...

 

Diario, no se cuanto llevo abandonada, con la misma ropa, sin arreglarme, sin peinarme,  sin comer, tirada siempre en la cama pero sin dormir.

A veces, me miro en el espejo para buscar algo que perdí, algo que no recuerdo y al mirarme veo una mujer extraña que no conozco, alguien frio y sin vida; Veo un espectro.

No me encuentro en el espero

Ya no soy nadie,

ya no soy...

 

Vuelvo al mundo consciente, tras perderme en la desesperación  y veo a mi madre observandome en silencio... Me mira con los ojos atentos, y sin decir nada se mete conmigo en la cama y me abraza. Así nos quedamos quietas, unidas, enlazadas en mi pena, de nuevo juntas.

Rodeada por sus brazos, me siento de nuevo completamente querida, como cuando chica me perdí y pensé que me quedaría sola para siempre, desolada y confusa, tenía miedo y todo me parecía amenazante, entoncés llegó ella y me abrazó.

Aspiro su suave perfume y me viene a la memoria su calor cuando me abrazó más mayor, en mi primera fustración; Habia trabajado tanto, me habia esforzado mucho, habia dado lo mejor de mi y no lo conseguí. Entonces ella me abrazo.

Como aquella vez que tomé una mala descisión y no sabia arreglarlo, las cosas se complicaban y estaba desesperada, pero allí estaba ella, observando en la sombra y dispuesta a ayudar, allí estaba sus hombros, su abrazo para consolarme y su ser para tirar de mi. Para arregaro todo.

Ahora, una vez más me abraza con ternura, con amor infinito, con total devoción, una vez me lo da todo por nada y  su energía se extiende por mi cuerpo congelado, calentando mis dedos, mis brazos, mis piernas y finalmente mi corazón.

Se me caen lentamente las lágrimas por las mejillas, me siento consolada, me siento comprendida, me siento más serena. Una calma poco a poco me invade; está mi madre aqui, ella se encargará de todo,  como de chica, como siempre... 

Y por fin consigo dormir  y descansar.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

He descubierto que me encanta escribir, pero sobre todo me fascina que me digan que se sienten identificados con lo que cuento. Escribo sobre lo que conozco, la vida misma, que intento apreciar con humor para poder seguir adelante.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta