cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
EL AEROPUERTO DE KABUL
Terror |
20.08.21
  • 5
  • 11
  • 347
Sinopsis

Dedicado a las mujeres de Afganistán.

 

Darya sabía que se les estaba haciendo tarde para llegar al aeropuerto, pero no había manera de hacer que el tráfico avanzara.

Su hermana Malika, de diez años, dormitaba a su lado con su cabeza sobre su pecho, ignorante de todo lo que pasaba a su alrededor, mientras ella no paraba de retorcerse las manos. La temperatura era sofocante y el ruido de la radio del taxista sólo lograba que su cabeza doliera más.

Sin otra cosa qué hacer, volvió a ver su reloj. Aquello era terrible. Ya habían perdido una hora en aquel embotellamiento del demonio.

–¿No puede encontrar otra ruta? –preguntó Darya al taxista.

–No puedo avanzar ni dos centímetros –replicó el hombre, de mal humor.

Darya contempló su reflejo en el retrovisor y se dio cuenta del error que había cometido. “Idiota”, se dijo. “Debiste buscar otra ropa”.

Llevaba su largo cabello castaño suelto, delineador repintando el contorno de sus ojos verdes y ropa deportiva apretando sus curvas.

No, definitivamente no era la mejor elección de ropa posible.

Frustrada, se preguntó qué estaría haciendo si no estuviera metida en aquella lata vieja. Probablemente estaría saliendo de la universidad, con rumbo al gimnasio, oyendo algo de música en su Iphone. ¿Alguna vez volvería a tener una vida como esa? ¿Alguna vez volvería a ser libre? Se lo preguntaba constantemente desde que su padre le había ordenado irse.

Alguien gritó en pastún: “Ahí vienen” y de pronto el aire se llenó de detonaciones y de gritos.

Aterrada, Darya iba a gritarle algo al taxista cuando se dio cuenta de que el hombre había abandonado el auto. De inmediato, abrió la portezuela, cargó a una Malika más confundida que asustada y emprendió la huida.

Ya no le importaba la maleta con sus cosas, ni el teléfono, ni el bolso con el dinero y los pasaportes.

Sólo le importaba Malika y el aeropuerto, Malika y el aeropuerto, Malika y el aeropuerto.

La gente a su alrededor gritaba en pastún, en árabe, en farsi, en inglés, pero sólo una palabra era fácilmente entendible: ¡Talibán!

-¿Qué pasa, hermana? –preguntó Malika.

Pero Darya no podía responder. Creía que, si intentaba hablar, sus piernas perderían velocidad. Dobló la esquina. Alguien le gritó llamándola pecadora, y se burló diciendo que sus días de libertinaje se habían acabado.

Darya no volteó, no podía voltear, no quería voltear.

Luego de dos calles, se unió a un río de gente que corría en la misma dirección, acosados por el rugido interminable de las AK y las pistolas beretta.

Dios santo, ¿acaso lo lograría? ¿Acaso podría llegar al aeropuerto y escapar de aquella maldita pesadilla? ¿Acaso podría recomenzar de nuevo en un país distinto? Tenía que hacerlo. Tenía que hacerlo. No por ella, por Malika.

Pero algo estaba mal, sí algo estaba horriblemente mal.

Por alguna razón, la gente empezó a detenerse. No entraba al edificio. ¿Qué pasaba? ¿Qué mierda estaba pasando?

Un soldado, en inglés, comenzó a gritar:

“Ya no hay lugar”, “ya no hay lugar”, “vuelvan a sus casas”, “a sus casas”:..

–¿A cuál casa, idiota? –gritó Darya-, ¡Kabul ha muerto!

Pero el soldado no abrió. No abrió, ni abrirá nunca.

Sobre su cabeza, surcando el cielo azul, un avión se marchaba alejándose del infierno…

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Hace tiempo que no me paso por la página y por consiguiente, que no te leo, pero veo que tu estilo y redacción siguen siendo geniales. Una dura historia que por desgracia tiene más de realidad que de ficción. Lectura amena, pero dolorosa.
    Una deplorable estupidez "inventada" aprovechando la truculencia de lo que está sucediendo en Afganistán. Creo que con la televisión y la prensa sobran textos como este, repletos de un morbo absurdo e innecesario. Sorry, pero es lo que pienso. Bye bye, eso sí, cordialmente porque tienes otros textos mucho mejores. Felicidades por tu "PIEL DE LA LLUVIA" Te deseo un gran éxito de ventas- [Las estrellitas seguirán siendo siempre 5 porque como tú bien sabes, Roberto, son la "tontada" más ridícula de esta Web]-Stavros -¡Hasta siempre, pero no para siempre!
    Te contesto por lo que escribiste en mi posteo. El tuyo mucho mas literario, en medio del drama muy bueno. Carlos Delfino Estoy parcialmente de acuerdo contigo. No me voy a defender a los Talibanes porque desconozco casi todo, a excepción de lo que se publica originado en EEUU. Que nunca me pareció veraz Pearl Harbor para entrar en la 2a guerra y muchos más. Del socio Inglaterra habría que preguntarle como se sientes loa de Pakistan, La India, China. En realidad creo que país que se transforma en potencia lo hace a expensas del genocidio de otras países que les convengan. Aclarando esto, si es verdad lo que siempre dijeron de los Talibanes esto y de acuerdo
    Te contesto por lo que escribiste en mi posteo. El tuyo mucho mas literario, en medio del drama muy bueno. Carlos Delfino Estoy parcialmente de acuerdo contigo. No me voy a defender a los Talibanes porque desconozco casi todo, a excepción de lo que se publica originado en EEUU. Que nunca me pareció veraz Pearl Harbor para entrar en la 2a guerra y muchos más. Del socio Inglaterra habría que preguntarle como se sientes loa de Pakistan, La India, China. En realidad creo que país que se transforma en potencia lo hace a expensas del genocidio de otras países que les convengan. Aclarando esto, si es verdad lo que siempre dijeron de los Talibanes esto y de acuerdo
    Te contesto por lo que escribiste en mi posteo. El tuyo mucho mas literario, en medio del drama muy bueno. Carlos Delfino Estoy parcialmente de acuerdo contigo. No me voy a defender a los Talibanes porque desconozco casi todo, a excepción de lo que se publica originado en EEUU. Que nunca me pareció veraz Pearl Harbor para entrar en la 2a guerra y muchos más. Del socio Inglaterra habría que preguntarle como se sientes loa de Pakistan, La India, China. En realidad creo que país que se transforma en potencia lo hace a expensas del genocidio de otras países que les convengan. Aclarando esto, si es verdad lo que siempre dijeron de los Talibanes esto y de acuerdo
    Es terrible lo que está pasando en este país. Estos talibanes son unos demonios, y es completamente demencial el destino que les espera a estas mujeres. No hay nada peor que ser integrista o radical de cualquier religión, que siempre trae desgracias.
    Sobrecogedor.
    Lo que está pasando en Kabul el terrible, pero lo que estará pasando en el resto del país donde no están las cámaras de la CNN puede ser terrorífico, para todo el mundo, pero en especial para las mujeres. Hay que estar muy aterrorizado para subir a un avión en marcha.
    El infierno existe, está en Kabul.Seguro que es más duro que tu relato. Saludos
    Un relato muy actual que pone los pelos de punto precisamente porque en él no hay ficción, sino una cruda y tristísima realidad.
  • Dedicado a las mujeres de Afganistán.

    Una pobre imitación del estilo de Miguel Ángel Asturias. Tómese como homenaje.

    .

Escritor del libro LA PIEL DE LA LLUVIA, además de ganador del Certamen Literario María Teresa Sánchez 2017, por su ensayo LA CEGUA y asiduo lector de TUSRELATOS.COM

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta