cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
el árbol
Amor |
04.08.21
  • 5
  • 5
  • 344
Sinopsis

A veces, la sensación física es tan abrumadora que nos talla el cerebro dejando una marca indeleble , perdurable y mágica yo que soy tan de piel, que disfruto cada sensación al máximo, me atrevo a invitarles a mi mundo

pasé la mano por el rugoso y áspero tronco , lo acaricie a la pasada distraída,

sintiendo la textura desigual y dura  que intervenía, sin piedad  mi piel al tacto,

en el borde de la fuente pestilente y verdosa, revolvías calmadamente  con un palo,

resultaste distinto entonces, como si  te reconociera  mi alma, antes que mis ojos ,

me miraste unos segundos  casi indiferente al entorno y seguiste con lo tuyo

yo enredé  de pronto el pie en el pedal cayendo ,en un  tropiezo del todo aparatoso

 de bruces, a solo centímetros de la pileta , paralizada por el dolor y el bochorno 

te moviste contrariado y tiraste fuerte de mi como de un lastre, en un acto obligado

yo tartamudee una disculpa, que salió como un sollozo, y ruborizó todo mi rostro,

solo entonces me fije en tus ojos , marrones  brillante y capotudos como de niño

en la barbilla se asomaba un lunar entre la barba rala y pelusienta de jovenzuelo,

los aparatos asomaron entre tus dientes y los míos hicieron el conjunto perfecto,

relajaste los brazos y cayeron cual cuerdas  a los costados , yo miré mi pantalón roto

el aire se llenó de sonidos , excepto nuestras voces enmudecidas en silencio incomodo

nada me salía,tu inalterable volviste a revolver la mezcla verde de algas con aquel palo  

levanté mi bici y la fui arrastrando, a un metro de distancia levantaste apenas la mano

sin despegar el brazo del costado, moviendo los dedos rápido , yo continué caminando

pensando en las sensaciones dispares que esta  extraña tarde me habían inundado

el hedor penetrante del agua pútrida, dolor en las rodillas,la sorpresa de tus ojos mansos,

la vergüenza ,la ilusión en la despedida,nada logró eclipsar lo solido, compacto,rugoso , 

tibio, áspero y seguro  roce de la corteza del de aquel magnifico  árbol  

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • infinitamente agradecida por sus comentarios, es un honor que lean lo que escribo me hace muy feliz
    El árbol, que es un símbolo significativo de la Naturaleza, despierta en ti una serie de sensaciones anímicas que hacen que te sientas en comunión con el todo. En este relato efectivamente reflejas a la perfección tu auténtica manera de ser, que no la debes de olvidar nunca.
    Solo bastó el estímulo y las sensaciones aparecen, esparciendo sentimientos, de un encuentro con dos reinos naturales: el joven y el árbol. Descripciones que se asemejan a un lienzo dibujado en un paisaje de verano....Me encantó!!
    cuantas sensaciones en tan poco tiempo y espacio!!!!!!!!!!!!
    Un carrusel de sensaciones pueblan este texto, sensaciones que el lector consigue hacer suyas a medida que las frases se suceden destilando una belleza preñada de lirismo. Un placer leerlo, Pamela
  • como la fuerza poderosa del mar, como la devastadora presencia del viento, como la increíble potencia del sol, como la maravillosa capacidad y fertilidad de la tierra, así se mete el amor en nuestro sistema anulando la racionalidad, la obviedad, e incluso la simpleza, metiéndonos en entrampados , sinuosos y espinosos senderos como en un laberinto voluntariamente, alegremente

    No voy a mentir, desde que esto empezó yo he pasado mas de una vez por este proceso y no me avergueza admitir que he sentido no solo miedo sino pavor

    ahora que viene el tiempo en que la naturaleza desborda por todos lados recordé que en mi niñez camine muchas veces por un maizal, es sin duda una gran experiencia, por suerte no sufrí lo que esta protagonista , pero estoy cierta que muchas lo han padecido , en honor a esas victimas enmudecidas por la verguenza , y la tradición ,aquellas que guardaron ese dolor y por aquellas que tuvieron que hacer frente a las consecuencias .

    no creo que alguien viviera este proceso con calma , mas aun ,creo que todos los miedos se han paseado prepotentes por nuestros hogares ,nuestros trabajos, nuestra vida , llenándonos de incertidumbre, dolor y rabia

    A quien no le ha pasado....

    Puede que me equivoque pero los encuentros inesperados resultan ser en ocasiones tan importantes y decisivos como el conocer a alguien toda la vida , en honor aquellos amores que nacieron así de la coincidencia y el azar .

    La rutina es como el acido y los miedos como cuerdas desgastadas, que se rompen y sueltan la pesca cosechada, a su paso van esparciendo almas

    la vida es un sin fin de sensaciones emociones y momentos que deben ser vividos a totalidad, nada como un baño de felicidad que renueve todo a su alrededor

    Hace ya mas de un año, perdimos a alguien muy querido de forma violenta e inesperada, su mujer y ss dos hijos quedaron devastados, la he visto caer en la pena mas profunda , levantarse y caer de nuevo innumerables veces buscando una explicación que no llega. hace unos días me explico como es vivir con aquella tristeza a cuestas, he intentado interpretarla y compartirla con Uds. porque siento una honda impotencia, nada de lo que yo haga la ayuda , aquello me llena de preocupación y tristeza .

    A veces, la sensación física es tan abrumadora que nos talla el cerebro dejando una marca indeleble , perdurable y mágica yo que soy tan de piel, que disfruto cada sensación al máximo, me atrevo a invitarles a mi mundo

  • 156
  • 4.57
  • 32

Desde siempre me han gustado los libros, de adolescente escribía cuadernos con poemas e historias, algunos que no le mostré a nadie jamas. ahora no me avergüenza tener como hobby escribir y que alguien lo vea

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta