cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
El árbol de mi vida
Drama |
12.12.12
  • 4
  • 6
  • 986
Sinopsis

Una relación se erige como un árbol que puede producir vida, o no.

 

 

Y al final de su vida tuvo que cortar el árbol de raíz. No se imaginaba que fueran tan profundas, tan enredadas en cada órgano de su ser, más en las entrañas que en el corazón.

 

Raíces secas por la sed de tantos años, sin rocío en la mañana. La falta de la brisa fresca endureció la corteza. A la distancia, alto, elegante y firme tronco, elegantes ramas que suben hasta las nubes, pero que no albergan vida.

 

Poco a poco se fueron yendo las criaturas. Sin nada qué comer, sin nada con qué cubrirse, desprotegidos, el frío, el hambre.

 

Abundantes hojas cafés, cabellos antes dorados que brillaban con la luz del sol. Ahora solo son polvo. 

 

Tanto tiempo para anticiparse, tantas señales. Hay un momento que aunque se vierta el mar entero y los vientos del sur soplen con afecto, por dentro y por fuera ya solo queda muerte.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Escribe tus comentarios...Original la metáfora que empleaste, muy visual y acertada cuando, a veces, pasa.
    Me resulta un poco confuso y no lo acabo de entender bien, Por otro lado es muy poético y me gusta el lenguaje empleado
    Escribe tus comentarios...
    La verdad es que el título y la sinopsis me confunden un poco: Por el título parece que relaciones el árbol con la vida, pero por la sinopsis parece que sea con una relación que se apaga y al final no queda más que la costumbre. De todas maneras me gustó y sea cual sea la metáfora me parece buena. Un saludo.
    Llega y de que manera, muy bueno
    triste pero me encanto la forma en que está escrito
  • Cuando ves a un ser querido ser arrastrado por la depresión, y bien sabes lo qué es. Y bien sabes lo que estás perdiendo.

    En la rutina de una pareja de años hay momentos excepcionales, y no sabes si la rutina (no mala, pero tediosa) es un factor de riesgo, o es como es y esos destellos son realidad o llamaradas. El desánimo llega y quisieras dejar todo, pero no puedes porque hay amor, y lo que molesta son esos detalles tan recurrentes que se vuelven tu cotidianidad. Ante la lucha interna, sabes que lo único que quieres es que te vean, realmente, que te escudriñen el alma con la mirada, sabiendo una vez más que eres el objeto, el deseo y el amor de aquel que amas. Y a veces para lograrlo sólo hay que dar y esperar.

    Esos sube y bajas emocionales que solo nos distraen un rato pero no ayudan en nada más que para cuestionar hasta lo más simple.

    Mendigando amor.

    De noche no somos tan valientes!

    Atrapado al deseo, que no puede dejar de repetir.

    Recordando a una amiga que decidió irse hace algunos años, impulsada por el abandono emocional de su familia que la fue llevando por un camino de desdicha. No ha quedado rastro de ella. Una familia que quedó marcada por la pérdida del padre cuando ella tenía 4 años, siendo la hija más pequeña. Su madre, sus hermanos, parecieron borrarla de su memoria. Me duele que estuvo con nosotros, y su existencia pareciera la de un fantasma.

    Qué dolor provoca la herida del ser que amas. No importa el tamaño de la intención o de la falta, como el dolor, no saber digerirlo. Lo peor, perder la esperanza, aunque sea por un momento, es como un veneno. Perder esa mirada que te elevaba.

    Pequeña descripción de la sensación de sentirse atada, enamorada, Sabiéndose dependiente de sentirse correspondida; esos momentos molestos en los que te quitan la mirada y a la vez te atraen a buscar más. Primer texto escrito por frases, al notar que se facilita la lectura aunque no sea un poema, no es riguroso verso.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta