cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El arte de comer “Calçots”
Varios |
29.01.14
  • 4
  • 3
  • 2786
Sinopsis

Pequeño relato gastronómico.

Acabo de colgar el teléfono. Ya tengo reservada una mesa para ocho, el sábado, en un conocido restaurante de Valls. Vamos a una “calçotada”.

 

Calçot: Es una especie de cebolla, alargada y dulce. Se cultiva en la región de las tierras del Ebro entre Tarragona y Lérida, sobre todo, en la población de Valls. Verdura que se recoge en invierno.

 

Calçotada: Es una “fiesta de comida” de invierno, típica de Cataluña. En primer lugar, se comen los calçots con salsa de “romesco” (preparada a base de tomate, ajo, pan, almendras y avellanas, pimiento rojo, y aliño de aceite, sal, pimienta, romero y vinagre). De segundo plato una parrillada de carne, que suele incluir butifarra y cordero principalmente. Y de postre una “crema catalana”, parecido a una natillas, pero un poco más espesa y con azúcar quemado por encima. La comida se suele acompañar con vino en porrón y cava para el postre.

 

Una vez explicada la teoría (para aquellos que no lo supieran), vamos a la práctica.

Salir a comer con la familia, ya de por sí es un show. Padre, madre, hermano, cuñada, sobrina, mujer, y como no, la abuela. Pero si además el restaurante está a cien kilómetros de casa, se convierte un toda una excursión.

Para evitar gastar mucho entre peajes, gasolina… no olviden que soy catalán… vamos en dos coches. En uno mis padres, con mi hermano, su mujer y si hija. Y por supuesto, en mi coche siempre acaba la abuela. Hora y media de batallitas de la guerra y la post-guerra, que conocemos de memoria, hasta llegar al restaurante.

Una vez en destino, tardamos diez minutos en estar todos sentados. Hasta que se deciden las posiciones estratégicas, se hace sitio para el cochecito de la niña… y como siempre, la abuela a mi lado. Me la quiero mucho, pero su conversación es un poco repetitiva.

Para comer calçots, te equipas con un babero y unos guantes de plástico. El calçot se cuece en la brasa, hasta quedar carbonizado por fuera. Luego para comer, se estira del tallo, separando la parte exterior de la interior, que es la que se ingiere. Y antes de ingerir, se moja en la salsa romesco. En fin, que de no ser por los guantes y el babero, acabas con las manos negras y la camisa a chorretones de salsa.

En esta “fiesta gastronómica” puedes repetir de calçots las veces que quieras, por lo que te sueles acabar comiendo unos veinte o treinta. Hasta reventar.

Una persona normal, después de la ingente ingesta de cebolla con salsa, no estaría para comer nada más, pero… ¡qué coño, somos catalanes y está incluida en el precio!... así que después de unos largos tragos de vino en porrón para que baje el primer plato, a devorar la parrillada.

Y, una vez llegados a este punto, una crema catalana y cava, no ocupa lugar. ¡A dentro! Que a nadie le amarga un dulce.

Después de comer y beber hasta decir basta, un paseíto para que baje la comida y el alcohol, por supuesto, y de vuelta al coche y otros cien kilómetros de camino a casa.

Si alguna vez habéis comido calçots, sabréis que lo peor de la vuelta en coche (un lugar reducido y cerrado), no es la conversación de la abuela, si no las flatulencias que provocan las susodichas cebollitas en nuestro cuerpo. Así que, solo hay que esperar a que la abuela empiece a dormir la mona (no tardará, pues se ha bebido hasta el agua de los floreros), abrir las ventanillas del coche, y ¡que empiece la orquesta!

Bueno amigos, este es el arte de comer calçots. Y sí, soy catalán, pero no me miréis así que todos hemos ido a un buffet libre, ¿o no?

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • La abuela es entrañable; adorable, mejor. El relato es una estampa bienhumorada, costumbrista y amable. En mi personal opinión, sobran las alusiones, referencias o indicaciones directas al lector; el relato no gana con ellas, y probablemente sería más divertido sin ellas. Saludos.
    Un relato nutritivo que abre el apetito. Aunque si te pillan a la vuelta y te hacen la prueba del alcohol das positivo :))
    Jajaja,no sabía como eran los calçots y cuando decías que te comías hasta veinte me imaginaba veinte cebollas normales y me estaba quedando a cuadros, luego lo he buscado y ya me ha parecido más normal, un relato suculento, divertido y con el que es fácil identificarse, un saludo.
  • ¿Cómo se forjan las leyendas?

    En la AP-7

    Hay cosas que jamás se olvidan

    Respetuosamente

    La vida está llena de decisiones, unas veces acertamos, otras veces nos llevan a la desgracia.

    Pequeño relato gastronómico.

    Achisss!...

    Desde una galaxia muy lejana... :)

    Una experiencia aterradora...

    Cuando los impulsos te superan, no puedes más que rendirte a ellos.

  • 30
  • 4.45
  • 409

Siempre me ha gustado escribir, aunque nunca lo he compartido con nadie. Este es un primer paso. Saludos.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta