cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
EL ASEDIO MENTAL 2
Amor |
19.05.21
  • 4
  • 6
  • 679
Sinopsis

"¡No me llames loco!"- se enfureció Victor de un modo histérico. Era como si Felisa con aquel insulto le hubiese puesto el dedo en la llaga, por lo que el enfado de aquel vecino le provocó a ella un fuerte dolor de cabeza-. Ahora te dejo para que descanses y sobre todo para que reflexiones sobre lo nuestro, ya hablaremos en otra ocasión"

Y dicho aquello Felisa se sintió como si le hubiesen quitado un peso de encima. Esto se traduce a que de momento se sintió libre de aquella presencia en su mente.

Aquella noche la funcionaria tuvo unos sueños alterados y confusos. Igual soñaba con su excónyuge, como con su fallido y último pretendiente, el cual como por arte de magia se convertía en el fantasmagórico Victor. Estaba claro que ella no descanaba como debía. Sin embargo todavía abrigaba la esperanza de que  aquel extraño personaje dejara de importunarla de una vez por todas, pero se equivocaba por completo. A veces a un fuerte deseo le damos el sentido de un hecho que se va a cumplir.cuando en realidad en la vida diaria esto no es así, no se materializa dando lugar a que nos sintamos defraudados de nuestra suerte porque pensamos que el destino no juega a nuestro favor.

Victor Ribas si bien por un lado era un erudito, un maestro del poder mental, también por el otro lado; en el aspecto personal era una lapa que no estaba dispuesto a dejar escapar a una mujer como Felisa, puesto que era un ser tan contradictorio como disparatado, que hacía pensar que era a su vez un producto humano de una desquiciada sociedad.

Así que la enfermiza energía psíquica de Victor no dejaba de colarse en la mente de aquella mujer. Estaba con ella casi a todas horas sin apenas dejarle un margen de intimidad. La asediaba en la cocina, en el trabajo, mientras veía la televisión y también cuando ella estaba en el lavabo.

"- Si usted me quisiera tanto como dice, respetaría más mi espacio personal. Es mi derecho. Pero usted es un egoísta y nada más" - le reprochaba Felisa.

" Desengáñate. El amor siempre es egoísta. Y yo quiero estar junto a ti - le respondía él cínicamente.

Un día que un amable vecino de la escalera llamado Amadeo que tenía una relativa amistad con Felisa fue a su piso para prestarle un libro de recetas de cocina. Y Victor que coincidió con él en mismo rellano, a causa de su paranoia mal interpretó la inocente visita de aquel hombre a la funcionaria y pensó que éste la quería cortejar; que le quería robar a su presa. El caso fue que poco después de aquel encuentro Amadeo sufrió un raro accidente con su coche.cuando precisamente él era un buen conductor, por lo que tuvo que estar durante un tiempo ingresado en el hospital. ¿Habían influido los poderes mentales de Victor para quitar de la circulación a aquel inocente vecino y no tener ninguna competencia en el asedio a Felisa? Aunque no se podía probar nada  ella intuía que sí y se lo dijo sin ambagues.

"-¡Es usted un asesino! ¡Este accidente que ha tenido el pobre Amadeo lo ha provocado usted!"- le gritó la mujer con el pensamiento totalmente fuera de si.

"No... No es verdad... - respondió el brujo sin ninguna cnvicción.

 "- ¡Sí! No mienta por lo menos".

"Bueno, ¿y qué si es verdad? ¿Acaso no sabes que en el amor y en la guerra todo está permitido?

Aquella situación se hacía cada vez más insoportable, ya que la actitud de Victor esclavizaba en grad sumo a aquella mujer. Al fin ella desesperada le confió a una amiga lo que le sucedía y ésta la recomendó que visitara a un psicólogo llamado Francesc que era un vecino suyo el cual se había especializado en la Metafísica (una realidad más allá de lo físico).

Felisa decidió ir a la consulta de aquel especialista y cuando estuvo frente a él después de contarle lo que le sucedía con Victor le preguntó:

- ¿Puede usted ayudarme?

- Sí que puedo. Haremos un ejercicio mental de protección que suele dar buenos resultados. Pero también.procure usted mantenerse a distancia de este hombre que la puede perjudicar. Hay mucha gente tóxica en el mundo.

- Claro.

- Dígame. ¿Cual es su color preferido?

- El verde.

- Estupendo. El color de la esperanza.

Felisa como creía en en la capacidad terapéutica de aquel hombre accedió a seguir sus instrucciones. Seguidamente él le sugirió que se sentara en una silla y la sometió a un estado de Relajación.

- Ahora, cierre los ojos, al tiempo que aspire profundamente el aire y reténgalo en el abdomen; y a continuación expulse el aire lenta, muy lentamente.

Tras una pausa el metafísico siguió.

- Muy bien. Ahora cuente del  número del catorce al uno despacio, sin prisas y deje su mente en libertad; no retenga sus pensamientos. Y observe que usted se relaja más y más.

Cuando el metafisico comprobó que la mujer estaba suficientemente relajada la indujo a vivir un Teatro Mental, reforzado con con el sentimiento de confianza en sí misma.

- Es usted una mujer de mucho valor y con unos sólidos principios éticos - le dijo el terapeuta-. Ahora está usted dentro de un globo muy grande de color verde, que es un refjejo de su YO más íntimo y que a su vez éste es una chispa de su Creador que la protege de todo lo malo. Observe que dentro de este globo se siente estupendamente bien. Ahí tiene usted todas las cosas que le gustan. ¡Veálas y siéntase feliz!

Felisa esbozó una sonrisa complacida.

- Pero ahora ve usted la energía parecida a un rayo, que es su vecino Victor que quiere entrar en usted - continuó el hombre-. Sin embargo vea que esta energía choca contra la esfera del globo que la protege; rebota en ellay no puede llegar hasta usted. Él se queda afuera y no puede hacerle ningún daño. Ahora su vecino se siente contrariado mientras que usted se ve libre de su asedio.

Efectivamente Felisa se sintió libre y no volvió a ser importunada por la energía espiritual de Victor.

Desde una clásica óptica científica se podría decir que aquella mujer padecía una obsesión de aquel sujeto con brotes paranoides de persecución. Cabría esta posibilidad si no fuera porque un día en el ascensor de su casa ella coincidió con Victor y éste en un tono plañidero le dijo:

- ¿Por qué me haces ésto? ¡ Por favor deja que te visite otra vez! - suplicó.

Mas Felisa sin hacerle el menor caso se adentró en su hogar.

Por eso yo sugiero a las queridísimas lectoras de esta página que vigilen la fisonomía de sus vecinos de escalera y comprueben si tienen una buena mirada por lo que pudiera pasar.

-


 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me gustò mucho tu relato! Las obsesiones en la pareja de un lado y del otro terminan siempre mal...
    Su mente asediada por ella misma sanará con una buena terapia que desbloquee sus miedos obsesiones y frustraciones. La mente es poderosa pero con ayuda profesional sus ojos tendrán otra mirada. Original relato que asusta imaginar al límite que llegan ciertas personas.Un saludo Francesc.
    Como persona impresionable que soy, me he sentido contenta de ver que siempre hay una solución hasta para el caso más extraño. Obsesiones que se pueden sanar y volver a tener una vida... Un relato para leer de día. Abrazo, Francesc.
    Interesante relato sobre la fuerza que en algunos casos pueden alcanzar determinadas obsesiones, así como de todo lo que aún desconocemos sobre el poder que puede llegar a tener la mente humana.
    Francesc, al final, un interesante y entretenido relato, con un buen final con el tratamiento metafísico para la salud mental de Felisa. La sugerencia que realizas , no está de más. En mí caso, por ejemplo, siempre estoy a "cuatro ojos", aquí en la Argentina, existen demasiados con muchos, caballeros de buen porte, elegantes y buenosmozos , solo que quisiera encontrarme a Leonardo Di Caprio o Brad Pitt, posiblemente me obsesione con alguno de ellos....No es broma!! Conocí una historia de una lectora que se obsesionó con un escritor, pero no como "Miseria", fue de otro tipo. Algún día la narraré. día Recibe el abrazo afectuoso de siempre y otra vez, gracias por la deferencia.
  • Un paseo por la Barcelona histórica a tavés de un personaje que existió. Un relato dedicado a mi amiga Serena, a la estupenda Ana Pirela, que aunque no es de esta ciudad, sí que la visitó una vez, y a los buenos autores de esta página.

    Es un relato que ha nacido a raíz del conocimiento que he tenido un padre que ha roto con sus descendientes.

    La mala situación de las mujeres de Afganistán, aunque ahora haya empeorado, no es de ahora sino que viene de lejos.

    Un hombre común se casa con una convencional mujer, pero ésta le hace dar un insospechado vuelco en su vida. Esta es una historia basada en hechos reales; pero aviso para que no hayan confusiones que el protagonista de la misma no soy yo.

    La nostalgia es un sentimiento humano tan válido como cualquier otro.

    Hay quien confunde el pobre fisgonear con la sutil curiosidad.

  • 166
  • 4.53
  • 256

He realizado estudios de psicologgía profunda y metapsíquica:; he publicado relastod en algunas revistas; y hace años que colboro y llevo tertulias literarias.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta