cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
El aviso del guarda de tráfico
Humor |
15.05.09
  • 4
  • 5
  • 2455
Sinopsis






      El guarda de tráfico observó perplejo como un macanudo Lamborghini plateado aparcaba delante del inmueble. Se acercó a la ventanilla del conductor.
      - Perdone, señor. No puede estacionar su vehículo aquí - le dijo al ocupante único del flamante cochazo deportivo.
      El chófer vestía a la última y ocultaba la arrogancia de sus ojos tras unas gafas de sol Ray-ban.
      - No veo ninguna señal que me lo impida.
      - Eso es cierto, caballero - reconoció el policía.
      - Ni tampoco he aparcado al lado de una boca de incendios.
      - De nuevo le doy la razón.
      - Entonces...
      - Ciertamente usted no ha hecho nada repudiable.
      - Eso es lo que necesitaba oír.
      El engreído subió la ventanilla delante misma de las narices del guarda y acto seguido se bajó del Lamborghini, cerrándolo bajo llave y conectando la alarma.
      - Que pase buena mañana, agente - se despidió con sorna el dueño del modelo lujoso.
      El guarda se cruzó de brazos.
      Asimismo se alejó prudencialmente del Lamborghini y del edificio situado al lado.
      Sesenta segundos después, los artificieros encargados de la demolición de la vivienda por hallarse en estado de ruina total detonaron los explosivos que hicieron de derrumbarse la totalidad de la misma, cuya buena parte de su fachada fue a depositarse encima del vehículo de alta gama, dejándolo sepultado bajo una montonera de escombros.
      La alarma se disparó y cuando llegó su dueño, se colocó las gafas de sol sobre la frente, sin poder llegar a creérselo.
      El guarda se puso a su lado.
      - La realidad es que no era una orden mía, lo de que no aparcara allí, si no una simple recomendación...
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 99
  • 4.21
  • 630

Escribo relatos cortos de terror, donde nunca jamás habrá un final feliz (eso se lo dejo a las series y las pelis).

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta