cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El Brasil de los sueños
Varios |
18.02.07
  • 3
  • 1
  • 1377
Sinopsis

Este relato lo presenté a un concurso cuyo premio era un viaje a Brasil. El tema obligatorio tenía que ver con la cultura, costumbres y aspectos de este país

El Brasil de los sueños

Cada país y cada ciudad tienen olores, colores y sonidos característicos, que se quedan grabados en nuestros sentidos. El Brasil de mis sueños es una fiesta para los sentidos. El olor debe de ser una mezcla de guaraná, piña y maracuyá que se puede percibir a kilómetros de distancia; incluso al ver una fotografía puedo percibir ese olor que me cautiva y se queda en mi mente. La selva amazónica seguramente huele a maderas preciosas y tierra mojada, mis ojos se llenan de una gama de colores maravillosos de las aves y las flores que ahí habitan. El aire puro que invade mis pulmones y enriquece mi ser. Las cascadas y ríos de aguas cristalinas me invitan a nadar bajo la luz de la luna que sigue llorando al sol. En las lagunas las hermosísimas Vitorias Regias me llaman por mi nombre y me gritan que las vea.

La música tiene un ritmo al que es imposible resistirse. Sin que me de cuenta la bossa nova, esa mezcla de jazz y ritmos africanos, empieza a meterse en mi cuerpo y se apodera de cada una de mis fibras, para hacerlas sucumbir a ese ritmo cadente y sensual. La Samba es alegre y poderosa y me puedo imaginar las calles con música y gente bailando noche y día, ¿Qué hace la samba en mi cuerpo que me invita a moverme al ritmo del agôgô, el tamborim y el pandeiro? La samba rompe barreras y ese espectáculo mundial de danza y música hace que piense en el Carnaval de Río de Janeiro, con sus espectaculares desfiles de escuelas de samba, música y color.

Para saciar mi sed, nada mejor que una caipirinha, preparada con cachaza, esa bebida
divina y diabólica al mismo tiempo, según lo que yo esté dispuesta a experimentar. Cuenta la leyenda brasileña que un día que hacía muchísimo calor, Dios salió a dar un paseo y agotado de tanto caminar, se sentó bajo la sombra de un cañaveral a descansar y chupó una caña de azúcar. Al probar ese delicioso jugo, bendijo la caña para que diera a los hombres un alimento dulce y nutritivo. De ésta forma nació el azúcar. Ese mismo día, el Diablo salió del infierno. Se sentó en ese mismo cañaveral, y chupó también una caña de azúcar. Como tenía las manos tan calientes, la caña se calentó y el jugo le quemó la garganta. El Diablo la maldijo para que los hombres tomaran una bebida tan ardiente como el fuego del mismo infierno. Y así nació la cachaza.

El Brasil de mis sueños es un paraíso para los amantes de la buena cocina, quien hubiera imaginado que a pesar de que los ingredientes básicos fueron el arroz, el frijol y la farora, la gastronomía de este país no está reducida solamente a esto, ya que incursiona en todo un mundo de posibilidades, capaz de satisfacer hasta al mas exigente de los paladares. Sólo en éste país las frutas tan exóticas como el abacaxi, el maracuyá, la carambola, la guayaba, el caqui, la guaraná y el aguacate, se mezclan con la sabiduría y el sazón del pueblo africano con un toque de aceite de dendê, leche de coco y pimienta y las ancestrales recetas portuguesas, para dar nacimiento a platillos típicamente brasileros.
Para acostumbrar mi paladar a la comida de ese país, he empezado a visitar restaurantes brasileros, que son todo un espectáculo. Puedo elegir entre las típicas espadas brasileras de picaña y carnero asado, pasando por los mariscos, la pizza
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar

Ir al cine, salir con amigos, leer, beber Martinis de vez en cuando, ir de compras, ser un poco mala a veces. Con este usuario publicaré también textos que no sean míos, escritos por algún amigo y/o conocido; así como relatos creados junto con otros seres: en pareja normalmente.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta