cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
EL CAJÓN DE SASTRE
Reflexiones |
26.10.20
  • 5
  • 6
  • 191
Sinopsis

Este sistema democrático que nos ha tocado vivir, aglutina a cualquier sensibilidad por despreciable que sea como un cajón de sastre.

A Jesús Mestre en un momento de descanso en la oficina de Seguros en la que trabajaba, se le acercó una admnstrativa de mediana edad de cabello castaño recogido en un moño, llamada Gemma Suárez; la cual desde su adolescencia no había dejado de ser una protestona, una rebelde de las diversas etapas político-sociales que le había tocado vivir en su país, y le dijo con su habitual acento agresivo:

- Oye, chico. ¿Tú te crees todo lo que se dice de esta supuesta pandemia?

- Por supuesto que sí. Es una desgracia muy grande que nos ha caído encima - respondió extrañado Jesús de aquella pregunta.

- Pues eres tan incauto y borrego como todos los demás - le dijo ella con sorna-. Este virus tiene más de fantasía que de realidad, y es una escenificación orquestada por la cúpula política de medio mundo para tenernos a todos controlados a través del miedo, en connvencia con la Sanidad. Y esto del confinamiento y de las mascarillas que no dejan respirar; así como la limitación del número de personas en una reunión famliar o de amigos es de lo más cruel y perverso que pueda ordenar.

-¡Pero qué dices mujer! Si salta a la vista la cantidad de gente infectada y fallecida por este maldito virus - respondió Jesús alarmado.

- Sí, sí... Para que te enteres, la gente se muere a causa de otras enfermedades que la Medicina Oficial aún no sabe curar.¡Vamos, si lo sabré yo! - expresó ella con una prepotencia insultante-. Y no creas que ésto que te digo salga de mi imaginación. Hay prestgosos médicos y científcos que también dicen ésto mismo, y que por tanto se niegan a colaborar en esta pantomima. Y mira. Este sábado por la tarde iré a una manifestación que se hará en el centro de la ciudad,  de gente que ya está harta de que los de arriba nos tomen el pelo. Si queres venir ya sabes.

Jesús meneó la cabeza en señal de desaprobación.

-¡Qué pasa chico! No pongas esa cara de vinagre. Ahora que hay Democracia y libertad de expresión es legítimo pensar como a mí me de la gana.

Para Jesús el discurso de su compañera de trabajo chirriaba como una puerta mal ajustada. ¿Es legítimo agarrarse a una teoría absurda, a una soberana mentira que en aquel caso al ser difundida públcamente ponía en peligro la salud de muchas personas que tienen un escaso juicio crítico de las cosas, en aras de una mal llamada libertad de expresión? ¿Aquel disparatado discurso de Gemma Suárez no era acaso el reflejo de la desfachatez del ignorante, del estúpido que se refugia bajo el paragüas de la legitimidad de  libertad de pensamiento?

La Democracia con su Constitución ampara cualquer clase de ideas, pero también ésta se confunde con un Cajón de Sastre en el que caben muchas maneras de ser tanto buenas como malas y en consecuencia se hace incoherente consigo misma. Por un lado defiende la legitimidad de cualquer demencial modo de pensar, y por el otro lado condena su mala acción. ¿En qué quedamos? Mas esta laxa permisividad; esta ambivalencia legitimista del "sí, pero no; del no pero sí" que nos lleva al "todo vale" y que es la réplica a la rgidez, a la intolerancia.de otros Regímenes totalitarios que han habido en el mundo, es una brecha por la se cuelan toda suerte de bicharracos, que tanto a nivel político como social nos pueden perjudicar.

Y la Historia que para eso está nos lo recuerda constantemente.  No hay que olvdar que los nazis alcanzaron el Poder, gracias a unas Elecciones Generales en Alemania, debido a la permisividad de aquella Democracia que también cumplía la funcón de Cajón de Sastre de su tiempo, y de todos es conocido lo que sucedió después. Y en la actualidad este mismo concepto ambivalente ha propiciado a los agresvos e irraconales populismos en muchas partes del globo..

 Gemma se ufana de pensar como quiera, pero no es así. Este discurso negacionista de la pandemia ella lo escuchó un día en Internet a un sujeto carismático cuya grandilocuencia al hablar caló en el lado emocional de la mente de la ya de por sí rebelde mujer. Fue llover sobre mojado. Se trató de una aguda SUGESTIÓN la cual tiene mucho poder de persuasión en ciertas personas, y ella ya no puede admitir ninguna otra discusión sobre el tema que podría desmontarle una inconsistente seguridad personal..

La verdad del asunto era que aquel sujeto que hablaba tan bien, con tanta convicción lo que realmente le intresaba era ganar clienetes para que le comprasen sus productos "milagrosos" de dudosa efectividad, que procedían de un singular entramado comercial; o lo que es lo mismo de unos oscuros intereses creados.

Pero con decir que Gemma emocionalmante estaba manipulada, y que a todos nos puede pasar, esto no justifica nada, sino que más bien con esta vaga y frívola explicación, todavía se retroalimentan más los tipos locos de atar, y los arribistas que pululan en este Cajón de Sastre quienes ansían desesperadamente salirse con la suya y hacerse los dueños de la situación.

Ciertamente un sujeto puede pensar como quiera por aberrante que sea su teoría. ¿Pero se cree acaso el amable lector que éste se va a quedar en su domicilio mirando al techo y dándole vueltas a la cabeza con su demencial idea? Nada de eso. El sujeto querrá movilizar a su tóxico pensamiento, convertirlo en algo tangible y real, y sobre todo influir en quien sea con dicha idea para poder llevarla a cabo. Pues ya se sabe que tras la teoría viene la práctica.

Por eso pienso yo que a esta Democracia se la tiene que defender de esta contradictoria, débil y frívola legitimidad, que da soporte a cualquier pensamiento basura que atente contra la dignidad humana y a la integridad social, con unos mecanismos legislativos más consistentes y lúcidos que los que hay ahora.

Sí, muchas veces un acto reprobable es antiético pero no es delictivo. Lo malo es que este mismo acto tan feo se hace fuerte y puede acabar en delito por culpa de esta endeble legimitividad. ¿Tenemos que esperar a que se produzca la desgracia para cambiar algo?.

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • La libertad tiene sus cosas buenas y malas y tenemos que acatar tanto unas como otras mientras no antenten contra la sociedad, un saludo
    Democracia, beneficios para quienes la promueven y consuelo para los incautos. Excelente reflexión
    democracia, legitimidad...palabras usadas muy a la ligera. Felicidades por la reflexión, Francesc.
    Muy bien querido amigo Francesc, vivimos en un tiempo, donde el egoísmo abunda, y siempre quieren defender lo indefendible...
    El pensamiento es libre, los actos son libres, pero el querer transmitir unas ideas por la fuerza a otras personas no es correcto. Y en cuanto a la pandemia, no vamos a aprender nunca... vamos a estar encerrados años por culpa de los irresponsables egoístas, y lo más triste es que va a morir por su culpa mucha gente. Tú ahora estáte tranquilo que lo de mañana va a ir muy bien, después te recuperarás y nos escribirás un relato magnífico de tu estancia en ese lugar. Te envío un fuerte abrazo, Francesc. Força i ànim. Petons.
    Oportuna reflexión Francesc... ciertamente, existen tantas teorías conspirativas negando la pandemia, con tantos criterios inverosímiles, que indudablemente, en mi humilde opinión, urge legislar en materia sobre el "derecho de libre expresión", no se trata de limitar, ni coartar el referido derecho, sino de revisar el alcance de tanta difamación, descrédito, que mediante las redes sociales exponen unos cuantos ¿ es esa una actuación legítima? por supuesto que no. Negar la existencia de la pandemia, cuando mundialmente las cifras de los fallecidos va en alza, solo es de mentes disociadas. Hay muchos elementos dentro de ese "cajón de sastre" que deben ser cambiados ya! Un abrazo afectuoso.
  • Un hombre que está un poco perdido en la gran ciudad se adentra en una singular y vieja Sala de Fiestas donde conoce a una silenciosa y enigmática mujer.

    Este relato está inspirado en un hecho real que conocí personalmente, a partir del cual yo he elaborado esta historia que en su día la publiqué en una revista.

    Dos escritores buscan la manera de promocionarse.

    Este sistema democrático que nos ha tocado vivir, aglutina a cualquier sensibilidad por despreciable que sea como un cajón de sastre.

    Un mirada en la emotividad humana para ver si existe un algo anímico que nos permita ser mejores personas, pero lejos de lo políticamente correcto.

    Una mujer al llevar a su hijo a un colegio se fija en un hombre desconocido y se siente atraída por él.

  • 122
  • 4.42
  • 473

He realizado estudios de psicologgía profunda y metapsíquica:; he publicado relastod en algunas revistas; y hace años que colboro y llevo tertulias literarias.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta