cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

9 min
el chip
Suspense |
25.06.20
  • 4
  • 3
  • 220
Sinopsis

Con tanta teoría conspirativa resucite un cuento que escribí hace mucho para jugar un poco .

                                   EL CHIP

 

Lo vi brillar en el suelo y lo recogí por curiosidad, el destello azul irisado me cautivó, al punto de parar y tomarlo, era una pequeña capsula con unos ínfimos filamentos en el interior, tenía en la base un punto metálico de color gris brillante en forma de estrella, era del tamaño de un arroz. Lo moví con el dedo en mi palma limpiándole la tierra, me llamó la atención parecía frágil y aun así nadie le había pisado. No había avanzado más de tres cuadras con el minúsculo objeto en el bolsillo cuando sentí el picotón cerca de la ingle, un dolor agudo, seguido de un ardor y luego la picazón, pensé en un insecto entre la ropa, una avispa desorientada o una araña, así que corrí el cierre de la chaqueta y me levante el chaleco, no parecía haber nada, así que decidí que al llegar a la oficina me revisaría adecuadamente

Comenzó al ampliarse exponencialmente los sonidos , sentí que mi oído se agudizaba tanto que era capaz de oír nítidamente algunas cosas de las que antes jamás me percaté , eso era extraño y molesto ,  también percibí la nitidez  de mi vista, tuve que sacarme los lentes y revisarlos varias veces , al fin prescindí de ellos cuando me di cuenta que me eran innecesarios, aun con un diagnóstico de -3 y presbicia , lo peor fue cuando los músculos empezaron a tensarse y crecer dolorosamente , la grasa se fue disolviendo dando paso a un cuerpo tonificado y fuerte ,muy lejos de los 17 kg de sobrepeso y la flacidez anterior , también sentí una presión ósea, de modo que aumente en al menos 6 cm porque mi columna se enderezó , no sin causarme un malestar general,  y una debilidad momentánea , pero después de haber sufrido 14 años de espondilosis , cifosis , lordosis y todas las afecciones lumbares con las que he cargado por años, esto resultaba lo mejor recibido. Luego noté lo de la boca, de pronto aparecieron pequeñas protuberancias en los espacios donde se habían perdido piezas dentales, como un hormigueo, algo como agua tibia al principio, aquel día cuando llegue a la oficina, mi secretaria me sopló cerca

-¡ese color le queda fantástico! Felicitaciones a la peluquera, hasta se ve más abundante - me senté y saqué el espejo de la cartera y di un respingo, mi pelo del color natural sano y brillante apareció ante mi como una visión, al punto que me lo tironee un par de veces incrédula, mi cara sin una marca u arruga, tersa , los ojos enverdecidos como cuando era una adolescente ,brillantes fue lo que más me sorprendió , Alex se me acercó y se detuvo en el pasillo como a un metro a mirarme detenidamente

- Te ves 10 o 15 años menos! Exclamó por fin ¿qué te hiciste? Estás guapísima

Al levantarme, la falda resbalo hasta la mitad  de la cadera, entonces me di cuenta que había bajado como 3 tallas y tuve que conseguir un alfiler de gancho para que no cayese

- Corrí a gerencia y le pedí a Marisol me permitiera ocupar el baño de la abogada, me miró con desconfianza primero, luego con desaprobación

-¿Botox? ¿O que ¿

- Luego te explico le dije y entre al baño, el único en el edificio con un espejo completo en la pared, mi reflejo no solo me causó sorpresa sino inquietud y miedo, era como si de pronto el tiempo hubiera retrocedido 20 0 25 años , me toque despacio y levante el suéter, había una pequeña mancha violácea del tamaño de la punta de un  lápiz en forma de estrella, en el borde de la cadera , era muy pequeña pero dolorosa la tacto ,empujé un poco con el índice y sentí algo moverse , aterrada tomé el teléfono y llame a Joaquín , que trabaja dos pisos arriba, médico cirujano , me dijo que aguardara unos minutos y esperé chequeando cada tanto  mi imagen pensando en un par de películas en donde el protagonista volvía a sus orígenes retrocediendo en el tiempo , pero al parecer el proceso se había estancado , como si se estuviera optimizando solamente lo dañado , como en  modo reparación

- Joaquín abrió la boca y se le desencajaron los ojos al verme

-¿qué te hiciste?

- Ese es el problema, - solo entonces metí mi mano al bolsillo hurgando para mostrarle mi descubrimiento antes de que todo esto aconteciese pero no lo encontré, me saque la chaqueta y la revisamos minuciosamente

- Te lo juro estaba aquí

- Era un microchip,¿ estas segura?

- Eso creo…¿ recuerdas el  microchip de la llave de tu Mitsubishi? Era igual pero más pequeño

- Ya, pero entonces dices que este microchip se te metió en el cuerpo solo?

- Es una suposición,¿ ves esta marca? es igual a la punta del microchip- alguien golpea la puerta y ambos nos asustamos

- chicos, alguien requiere el baño, tienen que salir

-ok tu tranquila. A las cinco te vienes a la consulta y te reviso

Me aparto del espejo y me doy una última mirada, él mira al espejo, luego a mí, moviendo negativamente la cabeza

- Te ves increíble - dice y nos despedimos en el pasillo. A esas altura se ha corrido la voz y todos comienzan a mirarme de modo muy extraño, no sé si por stress u otra razón tengo una sed insaciable, a cada tanto, me doy una ojeada para ver los cambios ,no percibo más que pequeñas variaciones , aunque aún el cuerpo me duele , arde y pica , cuando subo a la consulta y comienzo a desnudarme pegado a la ropa están todos mis lunares y en mi cuerpo pequeñas marcas marrones, Joaquín retrocede cuando ambos vemos elevarse  y redondearse mis pechos  , yo lo miro sacudida por el terror , el atónito abre cada vez más la boca , me explora desesperadamente y busca la huella del chip hasta que descubrimos una pequeña protuberancia cerca de la oreja , de no ser por el exhaustivo examen jamás lo habríamos descubierto. Toma la jeringuilla ,el escalpelo  y se dispone a cortar, pero entonces veo con incredulidad como desde mi tórax sale un relampagueante cable que abre unas tenazas y en segundos estoy bañada en sangre y mi amigo es un almacigo de piel huesos y carne, enseguida un extraño tubo flexible y canalado lo aspira del piso hasta la última gota sin dejar ni un solo fragmento, me asqueo al punto de vomitar una sustancia gelatinosa y pálida que se escurre a través de las baldosas sin dejar huella… Allí semidesnuda y presa del pánico intuyo que eso pasará a cualquiera que llame en mi ayuda, así es que decido irme a casa y planear como extraer en objeto. Recorro todo mi cuerpo con una luz ultravioleta, un sensor y un imán sin resultados. A los tres días noto que el proceso de transformación está concluido, mi cuerpo esta convertido en una maquina maravillosa, hermosa y bien afinada, puedo hacer cosas que ni siquiera imagine, y mi memoria es fotográfica, al punto que recuerdo todo con total nitidez lo que ha causado revuelo optimizando al máximo mi desempeño, he obtenido ganancias en la bolsa de valores, en juegos de azar y en cuanto concurso o sorteo en donde las probabilidades sean la norma. No estoy muy segura de querer separarme de este nuevo yo, aunque ya nos deshicimos del guardia, el conserje, la arrendadora y el dueño del bar, no sé muy bien cuál es el criterio empleado para elegir las victimas, pero no puedo ir en contra de los deseos de aquello que me posee. La policía ha venido en tres ocasiones, como no hay rastros de ninguna naturaleza y lo hallado hasta ahora es solo una sustancia imposible de analizar, creo que nadie podrá denunciarme, a veces lo siento moverse, otras pasan varios días sin dar señales. Esta tarde en particular ha estado inquieto se ha movido a través de mi muslo y recorrido hasta mi esternón, creo que es como si de pronto se cruzase con otra señal, al subir a mi piso en la escalera mi brazo se ha pegado al cuerpo de un hombre unos años mayor que yo, pero igual de mejorado, vi un brillo azulado unos instantes en su ojo izquierdo y cuando mi mano se pegó involuntariamente a su torso, solo la sacó despacio mirándome unos segundos. Luego continúo su camino

He descubierto que hay más como yo,   muchos más , de pronto descubro personas agachadas recogiéndolos  , he tratado de explicarles lo que sucederá, pero ellos me ignoran o me tachan de trastornada , me ha sido imposible evitar la propagación de esto , cada vez somos más , cuando alguno está cerca el aparato se mueve dolorosamente por el cuerpo  y me basta una mirada para saber que es como yo , anoche estuve a punto de removerlo , pude palparlo y lo vi sobresalir unos instantes de la piel del brazo , hice un corte profundo , y lo vi asomar, pero al intentar cogerlo se escurrió entre los nervios y las arterias , no sangre mucho , empape apenas un par de motas de algodón . Esta tarde me visitan mi madre y mi sobrina, no sé cómo reaccionará a su presencia, le he dicho que ninguna de ellas sabe lo que pasa y que mentiré acerca de algún tratamiento cosmético para justificar mi cambio, de modo que no les suceda lo que a los otros, pero tal vez no funcione ,  es impredecible  . El guardia solo me saludó y dijo que estaba, mal estacionada…

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Idea genial tu narración. desde que lo leí camino mirando al piso todo el tiempo, a ver si encuentro algo; siempre me quedó la asignatura pendiente de llegar a ser Mister América, o Mister Universo, o algo así... muy bien narrado... felicidades...
    gracias totales
    Una fantástica y bien pensada historia. Y divertida. Al principio pensé que me gustaría uno así... pero ya no, jeje. Saludos, Pamela.
  • Creer o no es algo absolutamente personal; yo que creo en la energía, la esencia y la permanencia , puedo abrirme a la percepción de sensaciones, visiones y experiencias inexplicables. y también respeto aquellos que piensan que esto es solo una tonteria .

    Estoy segura que todos conocemos a alguien que lo ha perdido todo, hasta a si mismo, que se ha cansado de pelear abandonando, ésta no es una crítica , esta es una forma de expiar los pecados, de mirarse y ver lo realmente está pasando , perdonarse y pedir ayuda para aquellos que aun pueden lograrlo

    De pequeña sentía una fascinación extraña por las iglesias , su arquitectura y su estética me causaban gran emoción , aun hoy al entrar en una catedral y oír el eco de una voz fuerte y rasposa me estremece . cierto es que ya no pienso lo que entonces y que tengo mi propia interpretación de la fe , pero eso es otra historia Quiero hacer notar enfáticamente que mi idea no es faltar el respeto a ninguna persona que pertenezca a la fe católica, muy lejos de mi aquello

    Con tanta teoría conspirativa resucite un cuento que escribí hace mucho para jugar un poco .

    Hay ocasiones en que por mas que la disfracemos, evitemos o luchemos , la realidad como una bola de nieve gigante, fría y pesada nos golpea

    Hoy que parece todo estar convulsionado y revuelto , yo recuerdo de pronto quien soy

    Espero de todo corazón que estas ideas mias jamas se concreten

    Nunca estuve en una viña, recorrí las afueras de algunas y en mi casa había una que otra parra huacha , pero no se bien porque este sueño se repite y me acosa por tanto ahora decido en papel volcarlo

    Tiempo de nostalgia de cierres y me introspección

    Hoy solo quiero hacer un homenaje uno simple sin aspavientos, no solo a la gente de salud , sino a los miles y millones de personas que a diario y por la naturaleza de su trabajo se ven expuestos . solo gracias a todos y cada uno

  • 129
  • 4.51
  • 327

Desde siempre me han gustado los libros, de adolescente escribía cuadernos con poemas e historias, algunos que no le mostré a nadie jamas. ahora no me avergüenza tener como hobby escribir y que alguien lo vea

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta