cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
EL DERECHO A SER PERSONA
Reales |
24.11.18
  • 4
  • 6
  • 424
Sinopsis

Consideraciones sobre lla mujer musulmana.

A mediados del año 2.015 en la tertulia literaria que se organizó en el Club Naútico del lugar en el que resido y en la que participo, vino a presentar su libro autobiográfico una joven de unos veintidos años de edad a la que llamaremos Jazmín, oriunda de Afganistán que como se sabe es un país situado en el corazón de Asia y muy pobre que lo había elaborado en colaboración con una periodista. Y asimismo dicha mujer también había ido dando sus charlas en distintos municipios de la región sobre las penosas condiciones en que se encontraban las féminas de su tierra natal bajo el yugo de los talibanes.

El caso era que la chica quería estudiar; realizarse como persona, y gracias a la mediación de una ONG española que ella conocía pudo viajar a Occidente.

Como es de imaginar tan pronto como Jazmín llegó a mi rincón del mundo no pudo evitar de sentirse deslumbrada por la gran libertad que disfrutaba la población en cada uno de los lugares que visitaba. Ella se preguntaba: ¿Cómo podía ser que las mujeres se hubiesen enquistado en una ideología feminista que si bien reclamaban unos derechos legítimos, pero que a la vez podía ser tan radical que las hacía enfrentarse al género masculino como si fueran unos desaprensivos adversarios, cuando aquí casi todas ellas eran autosuficientes con su trabajo y podían opinar como quisieran sobre cualquier tema tanto en público como en privado, cuando en muchos países del Oriente Medio sucedía todo lo contrario; las mujeres estaban oprimidas a causa de la tradición religiosa que enaltecía al hombre por encima de todo? Pues yo sabía que por ejemplo si en un matrimonio árabe la esposa regaña por cualquier cosa a su marido y se entera el vecindario que siente un temor reverencial por la "Santa" Tradición, a ella se la critica peyorativamente porque se considera que el hombre es el representante de Dios en la Tierra y por tanto ella le ha perdido el respeto debido, cuando de hecho tendría que haberse sometido a su voluntad. ¿Es que acaso las damas europeas vivían contemplando más el modelo patriarcal de sus bisabuelos que su actual situación personal como si de una moda surgida de un populismo político se tratara en el que iba implícita una épica de "heroina" frente al hombre? Eso parece.

Mientras Jazmín explicaba las condiciones en las que vivía en su país por culpa de los talibanes en el que por cierto cuando fue invadido por los rusos, éstos a pesar de que pertenecían a un régimen politico totalitario de tendencia comunista, como en el fondo no dejaban de ser hijos de la Ilustración se mostraron bastante razonables y dejaron a las mujeres en paz, yo vi con toda claridad que si ella había decidido venir aquí a estudiar esto se debía a que el estado natural del ser humano al margen de su sexo, raza, o condición social era el de poder dar de sí en todos los órdenes existenciales en un marco de libertad tanto política como social. Y eso es algo tan inherente a su razón de ser, a sus genes que es ridículo y demencial el discutirlo, o querer negarlo.

La actitud receptiva y abierta de Jazmín me recordaba la etapa del movimiento filosófico a principios de la Edad Media con los pensadores islamistas tales como Averroes, Avicena y otros, quienes nos hicieron reparar en la filosofía de Aristóteles que estaba postergada por la intolerante Iglesia Católica al pertenecer a la cultura pagana.

Sin embargo esta lúcida etapa musulmana acabó, y en su lugar en el siglo XVl se impuso en el ámbito islámico la tendencia profética, o la religión revelada surgida de las distintas cofradías hasta nuestros días, la cual no tan sólo se ocupa de mantener la fe religiosa en la población, sino que además ha implantado unos preceptos, unas leyes derivadas del Corán que pretenden legislar la vida cotidiana de la gente. Por ejemplo el famoso Kurka en las mujeres se debe a una falsa interpretación de un enunciado del Libro Sagrado según el cual ellas son como una "fruta" que tienta al hombre, y por tanto se tiene que cubrir.

Era evidente que Jazmín al igual que algunos árabes para poder evolucionar se tuvo que apartar de la tan rígida como inmovilista influencia religiosa en la que subyace un narcisismo enfermizo para ir a parar a la cultura europea, que a pesar de sus grandes errores a lo largo de la Historia, se apoya en los principios de la Ilustración. Esto quiere decir que el mundo islámico necesita hacer una revolución psicológica que le lleve a modificar - no a eliminar- la tradición con gente como un Voltaire, un naturista como Diderot, un Kant quienes enfatizaron a la razón para distanciarse de la apabullante influencia eclesiástica.

Según el Islam dice que Dios es el todo, y el hombre no es nada. Pero nosotros decimos como el sofista griego Protágoras que el hombre es la medida de todas las cosas.

Así se lo manifesté al padre adoptivo de Jazmín que era un médico europeo, cuando acabó el acto literario. Mas él se enfadó conmigo porque pensó que yo rechazaba la creencia religiosa de su hija.

- ¡No hombre, no! La chica puede adorar al sol si quiere. Pero lo tiene que relativizar, que saber tenerlo  distancia, y no dejarse envolver por los prejuicios que sus dogmas comportan, porque éstos son antinaturales, y sobre todo son una falsedad - le contesté- Porque si bien sobre gustos no hay disputas, también es cierto que hay gustos que merecen palos.

Y el hombre muy serio, se alejó de mí.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

He realizado estudios de psicologgía profunda y metapsíquica:; he publicado relastod en algunas revistas; y hace años que colboro y llevo tertulias literarias.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta