cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
El despacho
Drama |
15.09.19
  • 5
  • 1
  • 137
Sinopsis

Pequeño relato sobre una persona que tan solo quiere descansar.

La mesa de mi despacho está cubierta de mapas. El reloj, en la pared, al lado de la ventana tapiada, lleva marcando las tres de la madrugada desde que hace unas horas le lancé el portátil desde el sillón. Las otras ventanas dejan pasar la poca luz que el día aún dispone. Entre la pared con el reloj y mi mesa, hay un pequeño sofa con alguna que otra mancha de café. Es ahí donde reposa mi cuerpo. Los ojos abiertos observan un techo cada vez más bajo, mientras que las manos y los labios tiemblan con una arritmia desesperante.

¿Qué puedo hacer? Desde los diecisiete años, me hago la misma pregunta. Muchos dirán que eso les pasa a todos, que nadie sabe nada. ¿Y eso debe tranquilizarme? Miles de años de cultura a mis espaldas y nadie ha encontrado una respuesta. Qué pensamiento más reconfortante. Hubo un tiempo en el que al menos tenía la egolatría necesaria para pensar que yo sería el ser especial que resolvería la cuestión, pero hace ya mucho tiempo que dejé atrás esos sueños de grandeza propios de sociópatas.

Busco algo que no puedo encontrar y aún así sigo buscando. Me resisto a caer en esa rendición patética en la que tantos caen: esto es, conformarme con un trabajo "que me llene". De lo único que me puede llenar la cabeza el trabajo es de serrín. Y aún así, trabajo. Cada año que pasa, me cuesta más pensar, me siento más tonto; trabajar para vivir en los márgenes que te deja el tiempo y las ganas. Ese cansancio que te acompaña incluso cuando estás de vacaciones, esa pesadez que no te deja pensar en otra cosa que no sea lo poco que te queda para volver a trabajar. Hubo un tiempo en el que quería viajar y huir de todo esto, pero ahora tan solo quiero descansar unos minutos sin pensar en nada.

Poco a poco, los temblores van suavizándose, como siempre, aunque nunca me abandonan del todo, no durante mucho tiempo. Ya ha anochecido y el despacho está envuelto en la oscuridad absoluta. Me levantó, enciendo la lámpara de la mesa y me siento en el sillón. Los mapas siguen ahí, suplicándome que vaya a los sitios que muestran, que huya de la oficina, de la ciudad, del país. Ojalá pudiese encontrar el mapa adecuado. Todos los que he probado hasta ahora me acaban llevando al mismo sitio, a una versión deformada de mi realidad diaria, donde los que trabajan son otros, sí, pero donde el trabajo aún existe. Y aunque los mapas han perdido la capacidad de atracción que tenían sobre mí, aún tienen la suficiente para que de vez en cuando los saque del cajón y los mire un rato.

Sin apenas darme cuenta, me voy acercando cada vez más a los mapas, hasta que mis brazos descansan sobre ellos y mi cabeza sobre estos últimos. El espacio que hay entre mi cabeza y la curva que forma mi brazo derecho lo ilumina un débil haz de luz: Budapest es el elegido de esta noche; me sumerjo lentamente en el Danubio, las siluetas de los barcos se van perdiendo sobre mí, cada vez más lejos, hasta que un azul oscuro me rodea por completo y logro descansar.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 101
  • 4.55
  • 255

Lector que escribe ocasionalmente.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta