cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
EL DESTINO DE LA HUMANIDAD
Terror |
05.07.06
  • 3
  • 3
  • 1996
Sinopsis

EL DESTINO DE LA HUMANIDAD



Estaba andando por la calle, contemplando como el sol daba paso lentamente a las tinieblas. Detrás de mí una hilera de hombres se hallaba preparada tras una barricada.

Contemplaba el cielo y me sentía impotente. Había perdido a mis padres en tan solo 48 horas, a mis amigos también, excepto uno. Me giré para intentar verlo entre la gente. Escudriñe bien y lo encontré entre la multitud.
Deivid estaba con una escopeta en la mano y bien preparado.
Sonrío al verle.
Mi gran amigo, el último vivo que me quedaba.
Tanto perdido y sin saber porqué. Los rumores dicen que fue un virus creado en la guerra bacteorológica de USA. No lo sé, y ya no me importa, solo sé que lo he perdido todo.

Y al fin, después de tantos pensamientos se divisan las tinieblas. Los primeros chillidos empiezan a oírse. Preso del pánico voy corriendo hasta la gente.
- ¡TOMA! – Me ofrece Deivid pasándome una escopeta.
Cojo el arma y se lo agradezco con un firme movimiento de cabeza.

Los hombres, mujeres y niños estamos en silencio completamente. Esperando el ataque. Se puede oír el respirar de cualquiera de ellos, la agonía, miedo y angustia que sufren. Algunos niños lloran mientras intentan mantener sus armas apuntando. Sus padres apenas les hacen caso, pues saben que vacilar unos segundos puede significar la muerte.
Sinceramente, creo que estamos sentenciados. Nunca en mi vida había sentido tanto miedo. No se si podré disparar mi arma... Es uno de aquellos instantes que desearías matarte y acabar con todo. Desde luego lo haría, pero no me atrevo.

Se empiezan a oír los siseos. Todo el mundo se pone tenso, pues saben que junto los siseos empiezan los ataques. Los techos de las casas empiezan a crujir y el primer atacante sale volando, lanzándose en picado contra nosotros. Hasta 20 disparos se oyen. El cuerpo del vampiro cae inerte y sangrante delante de nuestra defensa.
—      Es un señuelo — dice un hombre de mediana edad.

Es verdad. Solo querían comprobar cómo estábamos de nerviosos, y lo han hecho. No podemos con nuestra alma.

Salta otro vampiro y con él otros seis. Seis más por delante y detrás. Los disparos comienzan a ensordecer el hasta entonces, acallado aire. Bajo el manto de pánico que me envuelve empiezo a disparar a diestro y siniestro. Vienen más y más seres y seguimos defendiéndonos.
El primer enemigo que cruza la barrera muerde a un hombre. Rápidamente es batido a tiros. Al poco rato empiezan a huir las primeras personas. Esto provoca una reacción en cadena y todos huyen.
Me voy corriendo hasta mi casa apresurándome por entrar. De los nervios casi me cae la llave, pero al fin consigo abrir, esperando que detrás de mi entre Deivid y más gente.
Aguanto la puerta.
Nadie entra. Estoy solo. He perdido Deivid de vista. Así que cierro inmediatamente.
Y otra noche más consigo aguantar, tumbando muebles para bloquear puertas y ventanas, disparando a los pocos vampiros que consiguen entrar, llorando, cerrando y abriendo los ojos, esperando despertarme de esta pesadilla. Tras mucho rato sin oír el siseo de ningún ser, consigo dormir. Pues no lo he hecho en casi dos días.

Me despierto. Asustado alzo la escopeta y casi disparo. ¿Qué habrá pasado? ¿Habré sido el único superviviente? La desconfianza se vuelve a apoderar de mí. Me levanto y voy con cautela hacia la calle. Los débiles rayos del sol traviesan la ventana. Son las 9 y está a punto de anochecer otra vez.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Leer, escribir. Hacer webs. La psicología, la neurología la filosofía. La prosa poética. Conocer mundo. La informática, la criminología

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta